Busca:   en:
Inicio > Revista

Diferentes tipos de demencia

La demencia es una enfermedad que afecta de forma progresiva las funciones neuronales del paciente; este deterioro incapacita a la persona para realizar actividades cotidianas hasta llegar a una completa dependencia de sus cuidadores.

El término demencia se utiliza para describir a un grupo de síntomas que afectan la memoria, el pensamiento y las habilidades sociales; es decir, es la pérdida de las funciones mentales lo suficientemente grave para afectar la vida cotidiana. Es una enfermedad que afecta de forma progresiva las funciones neuronales del paciente; este deterioro incapacita a la persona para realizar actividades cotidianas hasta llegar a una completa dependencia de sus cuidadores. Uno de los primeros síntomas de la demencia suele ser la pérdida de memoria, sin embargo, la pérdida de memoria por sí misma no significa que tengas demencia, pues puede haber diferentes causas para la pérdida de memoria.

Entre las funciones que se pueden ver afectadas se encuentran la memoria, habilidades del lenguaje, percepción visual (la capacidad para entender lo que se ve), solucionar problemas, dificultad con los quehaceres diarios y dificultad para concentrarse y poner atención.

La demencia no es una parte normal del envejecimiento, por lo que sí requiere atención.

Síntomas

Los síntomas de la demencia varían en función de la causa.

Cambios cognitivos

  • Pérdida de la memoria (generalmente lo nota otra persona)
  • Dificultad para encontrar las palabras para comunicarse
  • Dificultad con las habilidades visuales y espaciales (por ej., perderse al ir conduciendo)
  • Problemas para razonar o resolver problemas
  • Dificultad para realizar tareas complejas
  • Dificultad para planear y organizarse
  • Mala coordinación y control de movimientos
  • Confusión y desorientación

Cambios psicológicos

  • Cambios en la personalidad
  • Depresión
  • Ansiedad
  • Agitación
  • Comportamiento inapropiado
  • Desconfianza (paranoia)
  • Ver cosas que no son reales (alucinaciones)

La demencia es causada por el daño o la pérdida de células nerviosas y sus conexiones con el cerebro; los síntomas dependerán del área dañada.

Tipos de demencia

Demencias progresivas

  • Enfermedad de Alzheimer. Es la causa más común de demencia. Se sabe que un pequeño porcentaje está relacionado con alteraciones en tres genes que se transmiten de padres a hijos. Las personas con enfermedad de Alzheimer tienen placas y ovillos en el cerebro que probablemente dañan las neuronas sanas y las fibras que las conectan.
  • Demencia vascular. Se debe al daño en los vasos que suministran sangre al cerebro. Los síntomas más comunes de este tipo de demencia son dificultad para resolver problemas, lentitud del pensamiento y pérdida de la concentración y organización. La pérdida de memoria no es tan notoria.
  • Demencia con cuerpos de Lewy. Los cuerpos de Lewy son acumulaciones de proteína en forma de globo. Se han encontrado en personas con demencia con cuerpos de Lewy, enfermedad de Alzheimer y Parkinson. Los síntomas más comunes son actuación física de los sueños, alucinaciones visuales, problemas de concentración y atención y parkinsonismo.
  • Demencia frontotemporal. Se caracteriza por la ruptura de las células nerviosas y sus conexiones en los lóbulos frontal y temporal del cerebro. Se ve afectado el comportamiento, la personalidad, el pensamiento, el juicio, el lenguaje y el movimiento.
  • Demencia mixta. Las personas pueden tener una combinación de varias causas.

Otros trastornos vinculados a la demencia

  • Enfermedad de Huntington. La causa es una alteración genética que hace que ciertas células nerviosas del cerebro y la médula espinal se debiliten.
  • Lesión cerebral por traumatismo. Con mayor frecuencia es causada por traumatismos craneales repetitivos (por ej., los boxeadores).
  • Enfermedad de Creutzfeldt-Jakob. Puede deberse a depósitos de proteínas infecciosas (priones).
  • Enfermedad de Parkinson. Muchas personas con enfermedad de Parkinson con el tiempo presentan síntomas de demencia.

Trastornos similares a la demencia que son reversibles

  • Infecciones y trastornos inmunitarios.
  • Problemas metabólicos o endócrinos.
  • Bajos niveles de ciertos nutrientes.
  • Efectos secundarios de algunos medicamentos.
  • Sangrado subdural.
  • Tumores cerebrales.

Factores de riesgo

Algunos factores de riesgo para desarrollar algún tipo de demencia no se pueden cambiar como la edad, principalmente después de los 65 años, aunque puede aparecer en personas más jóvenes. Tener antecedentes familiares aumenta el riesgo. Muchas personas con síndrome de Down presentan enfermedad de Alzheimer de inicio temprano.

Dentro de los factores de riesgo que sí se pueden cambiar tenemos la dieta y el ejercicio. El consumo excesivo de alcohol incrementa el riesgo de demencia, igual que fumar, una diabetes mal controlada, la depresión en la tercera edad y algunas alteraciones del sueño.

No hay alguna manera segura de prevenir la demencia, pero podría ser benéfico realizar ejercicio, mantener la mente activa, tener una vida social, dejar de fumar, controlar los factores de riesgo cardiovascular, una alimentación saludable y dormir bien.

Las etapas de demencia varían de leve a severa. En la más leve está comenzando a afectar el funcionamiento de la persona mientras que en la más grave depende por completo de los demás.

  • Fase inicial de la demencia. Deterioro cognitivo leve. La memoria a corto plazo se deteriora, se afecta la capacidad de aprendizaje; comienzan las primeras dificultades con el lenguaje. El paciente sufre cambios de humor y de personalidad.
  • Fase intermedia de la demencia. Deterioro cognitivo moderado. Comienza a fallar la memoria a largo plazo aunque no se ha perdido totalmente. Dicen frases sin sentido y pronuncian palabras erróneas. No son capaces de retener información nueva. Necesitan ayuda para realizar actividades básicas como bañarse, vestirse o comer. Se pueden volver irritables, egocéntricos o sufrir apatía o depresión.
  • Fase avanzada de la demencia. Deterioro cognitivo grave e irreversible. Los pacientes son totalmente dependientes, pierden la memoria a corto y largo plazo; no reconocen a sus familiares ni objetos de uso cotidiano. Como no se mueven pueden presentar dificultad para tragar y pueden sufrir otras complicaciones a consecuencia de la pérdida de las funciones.

En cuanto al área motora, al inicio de la demencia los pacientes conservan la capacidad de marcha y equilibrio; en la dependencia parcial hay un aumento de la discapacidad física y la dependencia funcional. En la fase avanzada de la demencia hay graves problemas de movilidad.

Las alteraciones mentales pueden llegar a ser mayores que las cognitivas o motoras como la ecolalia, mutismo, agitación, deambulación errática, irritabilidad, gritos, alteraciones del sueño, labilidad emocional o vagabundeo.

En el área cognitiva la pérdida de las funciones ocurre de manera progresiva. En el inicio solo afecta a la memoria, el lenguaje y la orientación; posteriormente hay défcit de atención, disminuye la capacidad de realizar funciones ejecutivas hasta llegar a un deterioro completo.

Los tratamientos pueden ayudar a mantener la función mental por más tiempo y retardar los síntomas de la enfermedad.

Gastos de envío
G R A T I S
Envíos España península para pedidos superiores a 59,90 euros (más iva) (condiciones)

Compartir en:

compartir FaceBook

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Síguenos en: Síguenos en Twiter | Síguenos en Facebook | Instagram | pinterest

Enlaces rápidos a temas de interés

BOLETÍN

RSS | XHTML | CSS
Mapa Web | Registro | Contacta
© Majo Producciones 2001-2024 - Prohibida la reproducción parcial o total de la información mostrada