Busca:   en:
Inicio > Revista

Apuntes sobre el uso de las tecnologías de la información y las comunicaciones para el aprendizaje (Parte IV)

Impacto del uso de las TIC en la formación de la personalidad
Impacto del uso de las TIC en la formación de la personalidad
La introducción de las TIC en los entornos educativos sintomatiza el reordenamiento de la sociedad global según el metapropósito declarado de conducir a grado sumo el uso de la información, el progreso del conocimiento y el alcance de los aprendizajes. Las tendencias de desarrollo cultural en la actualidad resultan emergentes de la resemantización de métodos y fines a la que se ha visto convocada la humanidad ante la revolución tecnológica contemporánea.

Esta condición afecta la vida cotidiana de las personas en las áreas de lo privado y de lo público, desde lo más íntimo individual a lo social. Bien sea porque el acceso a los medios tecnológicos redimensione el sistema de relaciones que se establecen en los ámbitos familiar, laboral, de vínculos afectivos informales, político, entre otros; o porque la imposibilidad de acceder a ellos refuerce el estatus de exclusión que se sufra.

No cabe duda de las transformaciones que han experimentado las macroinfluencias histórico-culturales que actúan posibilitando el desarrollo de la personalidad de los ciudadanos, al contextualizar y mediatizar sus aprendizajes.

Para las personas que gozan de oportunidades educativas enriquecidas con el uso de las TIC, son válidas algunas suposiciones desde la teoría de la personalidad.

Sus necesidades pueden encontrar nuevos espacios simbólicos de gratificación a través de la especialización en el dominio tecnológico mismo y/o a través de los dominios culturales con los que pueden contactar mediante el uso de las TIC. La jerarquía motivacional se pluraliza, puede que surjan nuevos intereses capaces de movilizar el comportamiento de los individuos, estos adquieren nuevos hábitos psicomotrices y, en una dirección negativa, hasta pueden aparecer actitudes adictivas o, por el contrario, tecnofóbicas.

Teniendo en cuenta que las necesidades humanas se estructuran desde el objeto que las satisface y, por lo tanto, se desarrollan a partir del encuentro con nuevos objetos que seduzcan al individuo ofreciéndole opciones novedosas de gratificación potencial para sus deseos; puede estimarse que la renovación frecuente de las TIC estimula e "impone" un ritmo de crecimiento a las demandas de satisfacción que dinamizan el espacio subjetivo individual.

En un nivel superior de complejidad en la estructura de la personalidad, el uso de las TIC para aprender facilita el contacto comunicacional con referentes para la elaboración de una postura autovalorativa, de una noción general y de un criterio afectivo respecto a sí mismo, que serían inaccesibles de no contarse con medios capaces de desafiar barreras espacio-temporales. Lo que deviene inseparable de la proyección a largo plazo de metas personales cuyo alcance se corresponda con la integración cognitivo-afectiva de la imagen ideal deseada por el Yo para sí.

Como se infiere, la concepción del mundo también se moviliza. Esta configuración motivacional compleja puede permearse en sus contenidos de elementos típicos de la cultura audiovisual en auge, que penetra el panorama educativo con sus códigos cargados de espectacularidad, saturación simbólica e instantaneidad.

Las repercusiones más provechosas para la persona suceden cuando esta se beneficia del conocimiento a distancia de cotidianeidades diferentes a la suya y lo asimila reflexivamente a su marco referencial para interpretar la realidad, a su cosmovisión, de modo que le sirve para ejercitarse en el cuestionamiento constructivo de su estilo de vida, sus relaciones y actividades, romper con su familiaridad acrítica y asumir formas de organizar su tiempo existencial, aspiraciones y ocupaciones mucho más saludables y creativas.

Llegado este punto es indiscutible que el uso de las TIC en los procesos educativos puede potenciar los aprendizajes hasta límites difícilmente predecibles. La construcción de saberes, la subjetivación y producción de valores y la configuración de competencias culturales, mediadas por el empleo curricularmente previsto de las TIC, transcurren en condiciones comprensibles desde miradas disciplinares abiertas al diálogo entre sí, entre ellas las que pueden adoptarse desde la Psicología.

 

Referencias

Delors, J. (1999). "La educación encierra un tesoro". París: UNESCO.

Fabelo, J. R. (2003): "Los valores y sus desafíos actuales". La Habana: Editorial José Martí.

Gardner, H. (1994). "Estructuras de la mente: la teoría de las inteligencias múltiples". México: Editorial Biblioteca de Psicología y Psicoanálisis.

____________ (1995). "Inteligencias Múltiples. La teoría en la práctica". Barcelona: Editorial Piados.

Morin, E. (1999). "Los siete saberes necesarios a la educación del futuro". París: UNESCO.

Orozco, G. (2004). Materiales impresos del Taller Teórico "Tel-e-videnciar…Una estrategia de intervención pedagógica para transformar interacciones audiovisuales". 1 Festival Internacional del Audiovisual para Niños y Adolescentes, fotocopia.

Vigotsky, L.S. (1987). "Historia del desarrollo de las funciones psíquicas superiores". La Habana: Editorial Científico- Técnica.

Wong, A. (2004). "Aprender". En Colectivo de Autores, "Material para la Formación de Trabajadores Sociales". La Habana: Editorial Félix Varela.

Gastos de envío
G R A T I S
Envíos España península para pedidos superiores a 49,90 euros (más iva) (condiciones)

Compartir en:

compartir FaceBook

Síguenos en: Síguenos en Twiter | Síguenos en Facebook | Instagram | pinterest

Enlaces rápidos a temas de interés

BOLETÍN

RSS | XHTML | CSS
Mapa Web | Registro | Contacta
© Majo Producciones 2001-2019 - Prohibida la reproducción parcial o total de la información mostrada