Busca:   en:
Inicio > Revista

Selección de lecturas de comunicación educativa. (Parte XIX)

Los modelos de comunicación ayudan en la tarea de análisis de los diferentes procesos, no obstante en la actualidad la reflexión es todavía más compleja, ya que las relaciones interpersonales han cambiado, entre otras situaciones, debido a la presencia de nuevas herramientas tecnológicas que han contribuido a que el ser humano trascienda en el espacio.
LAS TIC Y EL PROCESO DE COMUNICACIÓN APRENDIZAJE

Tomado del artículo Internet y los procesos de Comunicación en el Aprendizaje del Autor: Luz Zareth Moreno Basurto publicado en la Revista electrónica Razón y palabra Diciembre 2003 -Enero 2004, Nª 36 y revisado en el sitio internet:

http://www.cem.itesm.mx/dacs/publicaciones/logos/anteriores/n36/lmoreno.html

En las siguientes líneas se observa la implicación que tiene la comunicación e Internet en el ámbito educativo. La forma de abordar el tema se hace a partir de la noción de proceso de la comunicación, para de ahí establecer el vínculo con Internet y sus alcances en el proceso de enseñanza-aprendizaje.
El proceso de comunicación no es fácil de explicar, ello debido a que para su estudio es necesario detenerlo en el tiempo y fragmentarlo (Berlo, 2000).

La consecuencia de esto es que necesariamente lo que se obtiene siempre a través de su estudio o análisis es solamente una perspectiva de quien lo aborda de acuerdo a un contexto histórico determinado, es decir, no es factible tener y comprender en su totalidad esta actividad humana, sino por fragmentos que paulatinamente se van engarzando.
Los modelos de comunicación ayudan en la tarea de análisis de los diferentes procesos, no obstante en la actualidad la reflexión es todavía más compleja, ya que las relaciones interpersonales han cambiado, entre otras situaciones, debido a la presencia de nuevas herramientas tecnológicas que han contribuido a que el ser humano trascienda en el espacio. El surgimiento de Internet ha revelado la posibilidad de acceder en menor tiempo a mundos insospechados, la información carcome los sentidos y ante ello el hombre implementa las nuevas herramientas tecnológicas en diversos ámbitos de su existencia.
Esta situación como es de esperarse, no sólo afecta la manera en que los seres humanos se comunican, va más allá, puesto que representa un cambio en la estructura del pensamiento, en la percepción de la realidad, en el lenguaje y en la construcción de perfiles culturales diversos.
Bajo esta tónica uno de los escenarios en que puede reflejarse la comunicación intercultural y el efecto de las nuevas tecnologías es en la educación, ello debido a que el uso de Internet ha traído en consecuencia el replanteamiento de la enseñanza tradicional basado en una comunicación descendente, en el que la interacción entre profesor y alumno es de tipo presencial (en tanto que ambos se reúnen a una hora y en un lugar físico pre-establecidos)- para dar paso a la educación en línea o virtual que pretende dar respuesta, desde la perspectiva de Gallegos y Martínez (2003), a ciertas limitantes de la enseñanza tradicional como son:


El número de alumnos asistentes a las aulas.

La duración del curso.

Las condiciones de espacio y equipamientos.

Las diferencias de coste existentes entre la aplicación de unos métodos uN otros.

Número de horas lectivas.

Falta de flexibilidad y disponibilidad: los alumnos no pueden acceder a su formación en cualquier momento ni desde cualquier lugar.
Si se piensa que "Internet es el tejido de nuestras vidas" (Castells, 2001, p.15) porque equivale a lo que en un principio fue la electricidad en la era industrial, será claro que constituye parte importante de la base organizativa de la sociedad actual. Ante esto se observa que se ha comenzado a modificar la percepción de cómo deber ser el aprendizaje y por ende la enseñanza, pero aún no se acepta en su totalidad.
Estadísticas de INEGI indican que hacia el 2002 en México de 276 000 computadoras personales conectadas a Internet por sector de actividad, sólo 36 000 estaban vinculadas a la educación (COFETEL). Asimismo en cuanto a los usos de este medio tecnológico, sólo 2 304 668 usuarios la empleaban con fines académicos.
Con todo es indudable que esta nueva forma de comunicación y de acceso al conocimiento ha repercutido inmensamente en las estructuras sociales, en tanto que ahora es factible conocer e incluso trabajar con personas que ni siquiera están cerca, es decir, la ventana al mundo se ha abierto y se ha vuelto infinita. Sin embargo, hay quienes piensan que Internet más que representar ventajas al individuo, lo que provoca es patentar todavía más las desigualdades sociales.
En tanto que este medio genera y/o transmite un cúmulo importante de la información que circula en el mundo, se debe considerar entonces que posibilita tener una estructura en la que se superponen diferentes estratos, entre los que desataca la cultura tecnomeriotocrática (Castells, 2001), la cual se refiere particularmente al mundo académico y científico. Este pensador señala que Internet representa más ventajas que desventajas, no obstante el gran defecto que posee radica en que la cultura que se desarrolla a partir de ésta se limita a los círculos académicos y a los centros de investigación, ya que el mayor provecho proviene de ahí, lo cual ocasiona que la información y el acceso al medio sea accesorio básico para las funciones que desempeñan estas personas.
El intercambio a través de Internet ha posibilitado "el fin de la geografía" (Castells, 2001, p. 235), en tanto que tiene una geografía propia hecha de redes que son controladas desde ciertos lugares. Así la unidad es la red misma y los significados van cambiando de acuerdo a cada lugar, así que se redefine la distancia pero no suprime la geografía. Esto implica que el contacto y comunicación con "otros", incluso sin que sea presencialmente, se logra, de tal forma que se comparten patrones culturales diferentes. Incluso dentro de un mismo país o región el uso de Internet es distinto, por ende los alcances y efectos también.
Siguiendo con este esquema, la educación se ve afectada en tanto que las implicaciones en el proceso de enseñanza-aprendizaje van desde su implementación como mecanismo para obtener información, para el teletrabajo y a manera de soporte activo para el aprendizaje (Marquès, 1998). Particularmente, dice este autor, las aplicaciones educativas de Internet se pueden categorizar en tres grupos:

a) Función informativa.- Contribuye para encontrar material con el que se puede preparar clases, documentar trabajos, conocer otros métodos didácticos, así como la misma navegación libre.
b) Función comunicativa.- Correspondencia electrónica proyectos cooperativos, listas de discusión, grupos de noticias, debates entre alumnos y forums de profesores.
c) Función de soporte didáctico.- Consultorías o tutorías telemáticas, materiales didácticos on-line, telebibliotecas, clases a distancia, centros de recursos virtuales y centros educativos virtuales.

De acuerdo a lo anterior se observa que los usos de Internet en la educación son insospechados y que parte de las aplicaciones en la enseñanza dependen en gran medida de la creatividad que se tenga. Pese a ello, la reflexión da cuenta de los cambios en las relaciones interpersonales gracias al uso de esta herramienta tecnológica.

Asimismo se observa que la manera de acceder al conocimiento va cambiando, lo cual genera transformaciones en los procesos de enseñanza-aprendizaje, pues ya no basta con la exposición oral del profesor; también se pasa de aprender datos y hechos al aprendizaje de herramientas que acercan al alumno al conocimiento en sí; se deja de lado el culto al libro y se pasa a lo multimediático; además de que se produce una rotura en el espacio y tiempo a la hora de enseñar.
En conclusión se puede señalar que los desarrollos tecnológicos posibilitan la creación de un nuevo ambiente de aprendizaje, en el que mediante las computadoras conectadas se puede mejorar la educación. Al respecto es importante hacer conciencia de que sus efectos no son inmediatos y que pese a que cada vez más es común su utilización, hay quienes aún no cuentan con el recurso.
Por último hay que agregar que Internet hasta cierto punto se ha vuelto un fin, por lo que se tendría que indagar más sobre el grado en que estos nuevos sistemas de comunicación ayudan efectivamente e tener una retroalimentación.

Referencias:


A Berlo, D. (2000). El proceso de la comunicación. Argentina: El Ateneo.

Castells, M. (2001). La galaxia de Internet.

España: Arete Gallego, A. y Martínez, E. (2003). La gestión del conocimiento. Disponible en la World Wide Web HACIA NUEVAS FORMAS DE ENSEÑANZA.

Marquès, P. (1998). Usos educativos de internet. ¿Hacia un nuevo paradigma de la enseñanza? Disponible en la World Wide Web
INEGI. (2003).Sistemas Nacionales Estadístico y de Información Geográfica. Disponible en la Warld Wide web
Gastos de envío
G R A T I S
Envíos España península para pedidos superiores a 49,90 euros (más iva) (condiciones)

Compartir en:

compartir FaceBook

Síguenos en: Síguenos en Twiter | Síguenos en Facebook | Instagram | pinterest

Enlaces rápidos a temas de interés

BOLETÍN

RSS | XHTML | CSS
Mapa Web | Registro | Contacta
© Majo Producciones 2001-2020 - Prohibida la reproducción parcial o total de la información mostrada