Busca:   en:
Inicio > Revista

Trastorno deficitario de atención. (Parte I)

El Trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDA-H), conocido anteriormente como ADD, en la actualidad según el DSM-IV 1994 es un trastorno que se caracteriza por “un patrón persistente de desatención y/o hiperactividad /impulsividad que es más frecuente y grave que el observado habitualmente en sujetos de un nivel de desarrollo similar”.
Trastorno deficitario de atención.

En la actualidad, un motivo frecuente de consulta en el área de salud infantil se debe a la preocupación de los padres por el comportamiento de los niños, principalmente en la escuela, de donde la maestra envía notas relacionadas a su mal comportamiento, la falta de atención en clases, su incumplimiento de los deberes, el frecuente olvido de materiales escolares, etc. Ante este panorama los padres, buscan ayuda profesional (generalmente el pediatra, quien mayor contacto y seguimiento tiene con el niño), quien al sospechar de un cuadro frecuente denominado Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad, lo remite a un especialista en el área.

El Trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDA-H), conocido anteriormente como ADD, en la actualidad según el DSM-IV 1994 es un trastorno que se caracteriza por “un patrón persistente de desatención y/o hiperactividad /impulsividad que es más frecuente y grave que el observado habitualmente en sujetos de un nivel de desarrollo similar”.

Se distinguen tres tipos de trastornos de acuerdo a las principales características asociadas al desorden:
*TDA-H de tipo predominantemente desatento: con múltiples síntomas de inatención y pocos o quizá ningún síntoma de hiperactividad e impulsividad.
*TDA-H de tipo predominantemente hiperactivo/impulsivo: presenta múltiples síntomas de hiperactividad e impulsividad con pocos o quizá ningún síntoma de inatención.
*TDA-Hde tipo predominantemente combinado: se observan diversos síntomas de inatención, impulsividad e hiperactividad.

Los criterios de Inatención, Impulsividad e Hiperactividad, se exponen a continuación:
INATENCIÓN:
- Son menos capaces de mantener el mismo grado de compromiso en las tareas que otros niños.
- No pueden prestar suficiente atención a los detalles.
- Pierden la concentración en tareas rutinarias.
- Sus trabajos suelen ser poco limpios y desordenados.
- Cambian de una actividad a otra sin terminar ninguna de ellas.
- Pierden el material y olvidan las cosas.

IMPULSIVIDAD:
- Son impacientes, les cuesta mucho respetar el turno e interrumpen constantemente a los otros.
- Sufren accidentes al realizar acciones sin pensar los peligros que conllevan.
- No reflexionan sobre distintas alternativas posibles.
- La impulsividad no disminuye con la edad como ocurre con la actividad.
- Incumplimiento de normas básicas del hogar y la escuela.

HIPERACTIVIDAD:
- Excesivo movimiento corporal que se traduce en una actividad casi permanente e incontrolada que se caracteriza por no tener una meta concreta y por aparecer en los momentos menos oportunos.
- Su energía la dirige hacia tareas y objetivos diferentes a los encomendados por sus padres y profesores.
- Falta de flexibilidad y cierto grado de rigidez.
- Sufren caídas y tropezones frecuentemente.
- Suelen ser torpes ante cualquier actividad que requiera coordinación visomotora.

Compartir en:

compartir FaceBook

Síguenos en: Síguenos en Twiter | Síguenos en Facebook | Instagram | pinterest

Enlaces rápidos a temas de interés

BOLETÍN

RSS | XHTML | CSS
Mapa Web | Registro | Contacta
© Majo Producciones 2001-2022 - Prohibida la reproducción parcial o total de la información mostrada