Busca:   en:
Inicio > Revista

La conducta antisocial. Un motivo de educación especial. (Parte I)

“La Inteligencia Interpersonal se construye a partir de la capacidad nuclear para sentir distinciones entre los demás (…) permite a un adulto hábil leer las intenciones y deseos de los demás, aunque se hayan ocultado…”(Gadner).
La conducta antisocial. Un motivo de educación especial.

Centro: C.E.P.R.A. Ruiz Carvajal
Moraleda de Zafayona (Granada)

ATENCIÓN A LA DIVERSIDAD
La respuesta de la legislación
. Ley Orgánica 1/1990 de 3 de octubre, de Ordenación General del Sistema Educativo determina como n.e.e. las de aquellos alumnos en situación de desventaja por factores de origen social, económico o cultural.
. Ley Orgánica 9/1995, de 20 de noviembre, de la Participación, la Evaluación y el Gobierno de los centros educativos define la población con n.e.e. refiriéndose, de un aparte, a los alumnos con necesidades derivadas de discapacidad y trastornos de conducta.
. Ley 9/1999 de 18 de noviembre de Solidaridad en Educación define a los alumnos con n.e.e. por dificultades en sus capacidades físicas, psíquicas o sensoriales.

“La Inteligencia Interpersonal se construye a partir de la capacidad nuclear para sentir distinciones entre los demás (…) permite a un adulto hábil leer las intenciones y deseos de los demás, aunque se hayan ocultado…”(Gadner).

LA INTELIGENCIA EMOCIONAL
. ¿Qué es la Inteligencia Emocional?
. ¿Cuáles son sus orígenes?
El término INTELIGENCIA EMOCINAL fue acuñado en el año 1990 por dos psicólogos norteamericanos, Peter Salovey y John Mayer. Pero fue el investigador y periodista del New York Times, Daniel Goleman quien dio difusión a nivel mundial a dicho término a través de su obra “La Inteligencia Emocional”(1995).

. Goleman en su libro “La Inteligencia emocional en la empresa”(1998) se refiere a la INTELIGENCIA EMOCIONAL como:
“La capacidad de reconocer nuestros propios sentimientos y los ajenos, de motivarnos y de manejar bien las emociones, en nosotros mismos y en nuestras relaciones”.

Thorndike y Gadner son también nombres muy importantes relacionados con este concepto.

El psicólogo Edward Thorndike (1920), considerado precursor del concepto de Inteligencia Social, señaló la existencia de tres clases de inteligencia en el ser humano: la ya mencionada Inteligencia Social, la Inteligencia Abstracta y la Inteligencia Mecánica.
Definió la Inteligencia Social como “la habilidad para comprender y dirigir a los hombres y mujeres, muchachos y muchachas, y actuar sabiamente en las relaciones humanas”.
La Inteligencia Abstracta como “la habilidad para manejar ideas”.
Y la Inteligencia Mecánica como “la habilidad para entender y manejar objetos”.

Por su parte, el doctor Howard Gadner (“Frames of Mind, 1983) elaboró la conocida Teoría de las Inteligencias Múltiples, de acuerdo con la cual cada individuo desarrolla a lo largo de su vida siete tipos de inteligencias que le permiten su adaptación al mundo. Estas son: la inteligencia lingüística, la inteligencia lógica, la inteligencia musical, la inteligencia visual-espacial, la inteligencia kinestésica y la inteligencia interpersonal e intrapersonal.
Gadner señaló estas dos últimas como muy importantes por estar directamente relacionadas con la competencia social de los individuos: la inteligencia interpersonal y la intrapersonal.
La primera señalada como la capacidad de establecer relaciones con otras personas, de contrastar estados de ánimo, temperamentos, motivaciones e intenciones; y la segunda como el conocimiento de uno mismo y todos los procesos relacionados, como autoconfianza y automotivación, el acceso a la propia vida emocional, a los sentimientos, ala capacidad de efectuar discriminaciones entre las emociones y ponerles nombre, recurriendo a ellas como un medio de interpretar y orientar la propia conducta.

De esta forma y centrándonos en las definiciones de inteligencia intra e interpersonal, la inteligencia emocional abarca cuatro capacidades o dominios que son:
- capacidad para percibir las emociones de forma precisa.
- capacidad de emplear las emociones para facilitar el pensamiento y el razonamiento.
- capacidad para comprender las emociones.
- capacidad para dominar las propias emociones y las de los demás.

Así, la inteligencia emocional se podría definir como la capacidad humana de sentir, entender, controlar y modificar estados emocionales en uno mismo y en los demás. Consiste en dirigir y equilibrar las emociones, no en ahogarlas. Dentro de ella se pueden abarcar todas las capacidades relacionadas con la competencia social.
Se define como emocional porque aquí las emociones contribuyen al fomento de las relaciones sociales son dejar de contribuir a otros aspectos de la vida.
Cada persona tiene la necesidad de establecer prioridades, mirando hacia el futuro y reparando los sentimientos negativos antes de que pueda caer en la ansiedad o la depresión.
Es considerada como inteligencia porque es cuantificable; es un aspecto mensurable de a capacidad para llevar a cabo razonamientos abstractos y adaptaciones al entorno. Así dicha inteligencia se pone de manifiesto cuando trabajamos con información emocional.



Gastos de envío
G R A T I S
Envíos España península para pedidos superiores a 49,90 euros (más iva) (condiciones)

Compartir en:

compartir FaceBook

Síguenos en: Síguenos en Twiter | Síguenos en Facebook | Instagram | pinterest

Enlaces rápidos a temas de interés

BOLETÍN

RSS | XHTML | CSS
Mapa Web | Registro | Contacta
© Majo Producciones 2001-2019 - Prohibida la reproducción parcial o total de la información mostrada