Busca:   en:
Inicio > Revista

Programa Nacional de tamizaje auditivo Neonatal en los hospitales , policlínicas y centros de salud de la República de Panamá. (Parte VII)

Todo programa de diagnóstico precoz debe tener previstas las diferentes formas de tratamiento y seguimiento de los pacientes diagnosticados por estos métodos.

Ramiro Campos | 15/11/2010
Terapéutica clínico audiológico 
 
El objetivo terapéutico es comenzar el tratamiento de las hipoacusias antes de los 6 meses de edad, coordinando el esfuerzo de los distintos profesionales para conseguir una adquisición aceptable del lenguaje y, con ello, su integración social.
 
Todo programa de diagnóstico precoz debe tener previstas las diferentes formas de tratamiento y seguimiento de los pacientes diagnosticados por estos métodos.
 
En el caso de la hipoacusia el tratamiento dependerá, lógicamente, del tipo de hipoacusia. Pero en la hipoacusia intensa o profunda no hay que limitarse únicamente al tratamiento médico, sino que debe hacerse un abordaje multidisciplinar. En un equipo de atención multidisciplinar deberían estar presentes los padres, las asociaciones de sordos, Fonoaudiólogos y patólogos del lenguaje, educadores, audioprotesistas, psicólogos y, evidentemente, otorrinolaringólogos. La unidad de patología de audición y lenguaje deberá actuar como coordinadora de los esfuerzos de todos estos profesionales.
 
El tratamiento debe comenzar, tras un correcto diagnóstico, con la orientación familiar, lo que facilita la aceptación de la hipoacusia y sirve de ayuda para la futura participación activa de la familia en todo el proceso. Este primer paso sería responsabilidad del ORL, con el apoyo del psicólogo. Una vez dado este paso previo, se inicia el tratamiento puramente médico que va a depender del tipo de hipoacusia a la que nos enfrentemos.
 
Se realizara una identificación más temprana de los casos y la intervención se iniciará en fases más precoces.
a.- Hipoacusias de conducción: en ellas se actúa sobre los oídos medio y externo. Esto puede hacerse mediante tratamiento farmacológico, quirúrgico o audio protésico.
b.- Hipoacusias de percepción: en este caso se actúa sobre el oído interno o el nervio auditivo.
 
El tratamiento en estos casos estará condicionado por la intensidad de la sordera. Estos tratamientos son solamente paliativos (no curativos), pero permiten mejorar la percepción auditiva y con ello mejorar radicalmente la evolución del niño hipoacúsico. Los elementos terapéuticos utilizados en este tipo de sorderas serán los audífonos y los implantes cocleares. En todos los niños con hipoacusias superiores a los 40 dB se intentará la adaptación audio protésica lo mas precozmente posible y, si ésta no es eficaz por tratarse de una sordera profunda bilateral, se indicará la colocación de un implante coclear. Aunque la colocación de la prótesis es función del audioprotesista, tanto la indicación como el seguimiento posterior será responsabilidad del ORL.
 
Durante el tratamiento con audífonos el niño deberá ser controlado por el ORL y un Fonoaudiólogo  que valorarán su evolución y sus necesidades. Además, si el niño está escolarizado, se deberá establecer una relación entre estos profesionales y los educadores para que la valoración de su evolución sea lo mas completa posible.
 
En el caso de que el niño precise de la colocación de un implante coclear, por haber fracasado el tratamiento con audífonos, en nuestra comunidad Panameña el lugar de referencia para realizar este implante es el Hospital el Vigía. La indicación del implante coclear se realizará en pacientes con umbrales auditivos bilaterales superiores a los 90 dB en 500, 1000 y 2000 Hz que presenten un umbral de audición en campo libre, con audífonos, peor de 55 dB y con una discriminación de la palabra inferior al 40% con listas abiertas. Estos pacientes, o mejor sus familias, deberán además estar motivados hacia el implante coclear, ya que si no es así, las posibilidades de éxito disminuyen considerablemente. Una vez que el niño haya sido implantado, deberá entrar en un programa de rehabilitación coordinado en el que deben intervenir el ORL, psiquiatra o psicólogo, Fonoaudiólogos Patólogos del lenguaje y audición educadores y, necesariamente, la familia.
 
En resumen, el tratamiento propuesto debe ser multidisciplinar, actuando la Unidad de Patología de audición y lenguaje como coordinadora, buscando la realización de protocolos de actuación mediante la negociación con Asociaciones de Sordos y sus psicólogos o psiquiatras, Fonoaudiólogos que estén interesados en la rehabilitación de estos niños, audioprotesistas, padres y educadores.

 

Gastos de envío
G R A T I S
Envíos España península para pedidos superiores a 49,90 euros (más iva) (condiciones)

Compartir en:

compartir FaceBook

Síguenos en: Síguenos en Twiter | Síguenos en Facebook | Instagram | pinterest

Enlaces rápidos a temas de interés

BOLETÍN

RSS | XHTML | CSS
Mapa Web | Registro | Contacta
© Majo Producciones 2001-2020 - Prohibida la reproducción parcial o total de la información mostrada