Busca:   en:
Inicio > Revista

La consulta logopédica en los cuidados paliativos. (Parte IV)

Luego de la evaluación se comunicará al paciente, a la familia y al equipo de trabajo si realmente el paciente se beneficiaría con nuestra intervención y se pasará a planificar los objetivos y las estrategias del tratamiento para mejorar la comunicación, nutrición e hidratación del paciente.

Mariella Poblete S. | 1/11/2011
Luego de la evaluación se comunicará al paciente, a la familia y al equipo de trabajo si realmente el paciente se beneficiaría con nuestra intervención y se pasará a planificar los objetivos y las estrategias del tratamiento para mejorar la comunicación, nutrición e hidratación del paciente. Un aspecto de delicado manejo en nuestra profesión es la disfagia, dada la posibilidad de aspiración siempre presente, por eso es importante que dentro del tratamiento de la deglución se considere las nuevas características orofaríngeas, por lo tanto para la programación de la terapia se deberá tener en cuenta aspectos como: cambios en el volumen e incremento de la viscosidad del material alimenticio, el estado de la inervación de los órganos que intervienen en la protección aérea, la apertura esofágica correcta, y la distorsión de los tiempos de cada fase de la deglución. Sigue siendo muy útil recordar la importancia de las técnicas posturales para evitar las aspiraciones y no olvidar que la retroalimentación de las sensaciones ya ha cambiado y que es muy probable que en algunos casos esa cavidad oral y faríngea esté siendo ocupada por un tumor en crecimiento o que estén fallando completamente las praxias bucofaciales.
 
A la vez, estos mismos aspectos tienen especial importancia para definir cuando tenemos que comunicarle al resto del equipo de trabajo y a la  familia que ya llegó la hora de colocar un tubo de alimentación ya que las fases de la deglución se han vuelto inseguras, sin olvidar que ya está probado que el uso de este no elimina la posibilidad de aspiración. La colocación de este tubo aumenta la depresión del paciente terminal, ya que su presencia lo incomoda mucho a la hora de dormir sobre todo si es nasogástrico. Es importante entrenar al familiar cercano o cuidador acerca de las maniobras o estrategias que estos podrán realizar sin nuestra presencia, pero igualmente se les debe proporcionar información sobre las señales de alerta para parar con el apoyo y llamar a los profesionales.
 
Finalmente, el honor de acompañar a un ser humano en su fase terminal, terminará con sus últimos días de agonía o idealmente con una muerte digna y en paz. Cuando vemos que el cansancio, la debilidad, la somnolencia, la boca seca y la disnea ya no le permite hablar y ya no podemos trabajar, es el momento de decirle adiós a nuestro paciente, muchas veces sólo desde la puerta para no romper la quietud de la habitación, y quedarnos satisfechos de que hicimos todo lo posible.
 
Este ensayo se lo dedico a mi primer paciente paliativo, el oficial de la Fuerza Aérea Guillermo Justo J, que para robarme una sonrisa me pidió unos días antes de morir que le recambiara su prótesis fonatoria para poder hablar con DIOS.

  

 

Referencias

1)      ABC of palliative care: Communication with patients, families, and other professionals. (Published 10 January 1998)
2)      Casado, W. Estudillo. Cine y Medicina en el final de la vida. Sociedad Vasca de Cuidados Paliativos 2006.
3)      Fiatarone, M.A., O’Neill, E.F., Doyle Ryan, N., Clements, K.M., & Solares, G.R. (1994).  Exercise training and nutritional supplementation for physical frailty in very elderly people.  New England Journal of Medicine, 330(25), 1769-1775.
4)      Groher, M.E. (1990).  Ethical dilemmas in providing nutrition.  Dysphagia, 5(2), 102-109. 
5)      H.Haes, S Teunissen : Communication in Palliative care : a review of recent literature. Curr Opin Oncol. 2005 Jul;17(4):345-50.
6)      Hoefler, J.M. (2000).  Making decisions about tube feeding for severely demented patients at the end of life:  Clinical, legal, and ethical considerations.  Death Studies, 24, 233-254.
7)      J.J Botella Trelis y, M.I Ferrero López: Manejo de la disfagia en el anciano institucionalizado: situación actual. Nutr. Hosp 2002,17:168-174.
8)      M. Montagnini, M Lodhi , Wendi Born: The utilization of Physical Therapy in a Palliative care. Journal of Palliative Medicine. 2003:11-17.
9)      Mitchell, S.L., Tetroe, J., & O’Connor, A.M. (2001).  A decision aid for long-term tube feeding in cognitively impaired older persons.Journal of American Geriatrics Society, 49(3), 313-316.
10) Quattlebaum ,P., Steppling., M. Preparation for ending therapeutic relationships.International Journal of Speech Language Pathology,2010.
11) R. Pollens. Role of the Speech Language Pathologist in Palliative Hospice Care. Journal of Palliative Medicine .2004,7(5): 694-702
12) Sistema nacional de salud de España.: Guía de practica clínica sobre cuidados paliativos 2008.
13) Vitale, C.,Berkman,C.,Monteleoni,C. Tube feeding in patients with advanced dementia:knowledge and practice of Speech Language Pathologists . Journal of Pain andSymtom Managment 2011.

 

Gastos de envío
G R A T I S
Envíos España península para pedidos superiores a 49,90 euros (más iva) (condiciones)

Compartir en:

compartir FaceBook

Síguenos en: Síguenos en Twiter | Síguenos en Facebook | Instagram | pinterest

Enlaces rápidos a temas de interés

BOLETÍN

RSS | XHTML | CSS
Mapa Web | Registro | Contacta
© Majo Producciones 2001-2019 - Prohibida la reproducción parcial o total de la información mostrada