Busca:   en:
Inicio > Revista

Danza por la inclusión social, Compañía D y D

La integración dentro de una escuela de danza convencional proporciona un espacio nuevo para la normalización social y favorece la inclusión con compañeros de la Escuela, en diferentes proyectos artístico-educativos. El objetivo de la Compañía no es solo la integración de discapacitados intelectuales sino también conseguir que los miembros de D y D tengan proyección en el mundo de la danza

La Escuela de Danza de Valladolid, fundada por la prestigiosa bailarina Mariemma, imparte clases de baile para personas con discapacidad intelectual desde hace ya más de 15 años. Fue en 2001 cuando María Tomillo, bailarina y coreógrafa, creó la Compañía D y D con la ayuda de Mar González, integradora social y maestra de Educación Especial. 

El trabajo artístico que desarrolla la Compañía D y D está fundamentado en la formación en danza que reciben sus bailarines dentro del programa formativo Danza y Discapacidad, todos con algún tipo de discapacidad intelectual (aunque la mayoría tiene Síndrome de Down).

La integración dentro de una escuela de danza convencional proporciona un espacio nuevo para la normalización social y favorece la inclusión con compañeros de la Escuela, en diferentes proyectos artístico-educativos.

El objetivo de la Compañía no es solo la integración de discapacitados intelectuales sino también conseguir que los miembros de D y D tengan proyección en el mundo de la danza, tanto amateur como profesional así como la sensibilización, en nuestra sociedad, de una nueva mirada de la discapacidad más real, comprometida e integradora de aquellas personas en el arte.

D y D empezó siendo una compañía pequeña pero actualmente cuenta con más de 25 miembros, alrededor de 10 voluntarios y una persona en prácticas al año.

María y Mar son las responsables de las clases de danza para personas con discapacidad, que se distribuyen en tres grupos (de 4 a 12 años, de 12 a 18 y de 18 en adelante).

Las clases constan de la combinación del trabajo técnico como la pisada, el equilibrio o la alineación de las rodillas con los pies junto con el artístico, expresión y estimulación de  la confianza. 

Con la premisa de trabajar desde las capacidades de las personas y no desde sus limitaciones, la propia palabra discapacidad predispone a pensar en negativo, aunque la realidad demuestra que sería más conveniente hablar de capacidades. Para Mar, una de las características más palpables de las personas con discapacidad es su competencia emocional. 

La constancia y la disciplina personal en los alumnos ayudan al desarrollo de  aspectos corporales, cognitivos y emotivos. 

Los alumnos participan de forma activa durante el proceso creativo de las coreografías a partir de todo lo que les sugiere la música, que muchas veces eligen ellos mismos, partiendo desde los sentimientos que luego expresan corporalmente venciendo la timidez, favoreciendo la autoconfianza y facilitando la relación con los demás.

Uno de los propósitos de D y D es transmitir la sensibilidad, creatividad, fuerza y elegancia de la danza creyendo en la grandeza y talento de las capacidades físicas y cognitivas como herramientas creativas para la danza de las personas con discapacidad intelectual.

La Compañía D y D ha actuado y colaborado con diversas entidades públicas y privadas en numerosos espectáculos y eventos tanto educativo como artísticos, con su experiencia van dominando los diferentes espacios escénicos, como por ejemplo un plató de televisión.

Al frente de su Compañía D y D María Tomillo ha creado las coreografías: Versión Española, Cubismo, La Estación de tren, Nierika, Buscando... colores, El Mar, Gallos y gallinas, Cometas, Veranos de antaño, 10 años soñando en B/N, etc. y diversos montajes escénicos entre los que se pueden resaltar Fantasía, libros y formas, Diversidad de caminos, No te lo pierdas, un espectáculo para perderse... entre risas, arte, plasticidad y diversidad y su último trabajo Elementos: Aire, agua y fuego.

Algunos de estos trabajos están pensados para público infantil, mientras que otros se dirigen a público de todas las edades, demostrando que las personas con discapacidad tienen talento para el arte y que tienen unas grandes capacidades de expresión y movimiento plástico a través de diferentes coreografías con movimientos de danza contemporánea y orgánica, flamenco, danza contacto... para que los intérpretes estén más centrados en la expresión que en la técnica. 

Desde el primer momento que el alumno entra en la compañía se potencia la profesionalidad, tienen que ser responsables de todas aquellas cosas que conlleva la danza, todas aquellas facetas que necesita un profesional de las artes escénicas.

La visibilidad sigue siendo una de las tareas pendientes para este tipo de compañías. De ahí que desde D y D hayan iniciado una línea de talleres entre personas con y sin discapacidad que posibilitan un conocimiento mayor de su trabajo. También disponen de un programa de voluntariado al que, por ahora, ya se han sumado alumnos de la Escuela Superior de Arte Dramático de Valladolid, la Universidad de Valladolid y la Universidad Miguel de Cervantes.

Entre las próximas actividades de esta compañía figuran un taller de artes escénicas y discapacidad y la inauguración de una exposición de fotografía.

Gastos de envío
G R A T I S
Envíos España península para pedidos superiores a 49,90 euros (más iva) (condiciones)

Compartir en:

compartir FaceBook

Síguenos en: Síguenos en Twiter | Síguenos en Facebook | Instagram | pinterest

Enlaces rápidos a temas de interés

BOLETÍN

RSS | XHTML | CSS
Mapa Web | Registro | Contacta
© Majo Producciones 2001-2019 - Prohibida la reproducción parcial o total de la información mostrada