Busca:   en:
Inicio > Revista

Retraso en el desarrollo psicomotor

El término retraso psicomotor se refiere a que los logros del desarrollo que los niños deben de adquirir dentro de una determinada edad no están apareciendo, o bien, aparecen de forma anómala. El retraso psicomotor aparece durante los primeros meses de vida y las causas pueden ser muy variadas. Es importante orientar a los padres para que acudan a un centro de atención temprana en donde el niño pueda recibir un tratamiento adecuado.

La infancia es tiempo de descubrimientos motores y perceptuales; es el tiempo en que aprendemos a reconocer caras, alimentos, rutinas familiares e investigamos insectos, flores e incluso nuestro propio cuerpo.

Arnold Gesell observó en niños sanos y bien alimentados que las conductas aparecen en una secuencia ordenada y predecible y concluyó que el desarrollo no depende completamente del ambiente, sino de un calendario biológico interno. Pero ahora los psicólogos del desarrollo han superado los estudios pioneros de Gesell y sabemos que el desarrollo perceptual, motor, cognoscitivo y emocional van de la mano con el contexto social.

El desarrollo motor está íntimamente relacionado con el desarrollo perceptual, cognoscitivo y social del infante. Cuerpo, cerebro y experiencia se influyen de forma mutua en una espiral ascendente (Thelen, 1987, 1989). Sin embargo este proceso no ocurre siempre así. Cada niño sigue un ritmo diferente, pero en ocasiones algunos se estancan y no pueden continuar por sí solos un desarrollo motor adecuados.

El término retraso psicomotor se refiere a que los logros del desarrollo que los niños deben de adquirir dentro de una determinada edad no están apareciendo, o bien, aparecen de forma anómala. Se debe diferenciar entre un retraso psicomotor global, es decir, que no sólo están afectadas las adquisiciones motrices, sino también afecta el ritmo de aparición de las habilidades para comunicarse, jugar y resolver problemas apropiados para su edad, o bien, si el retraso se presenta en un área específica.

El retraso psicomotor aparece durante los primeros meses de vida. Las causas pueden ser muy variadas. En ocasiones, es producto de algún evento patológico que causa daño cerebral (por ejemplo, síndromes epilépticos, meningitis, trastornos metabólicos). En el caso del retraso mental leve, algunos niños cumplen con los hitos del desarrollo, pero después de los dos años se vuelve evidente el retraso del lenguaje y una pobreza en sus esquemas de juego.

Las escalas de desarrollo psicomotor son útiles para tener una referencia objetiva del desarrollo de un determinado niño, pero no determinan un diagnóstico clínico completo.

Es importante orientar a los padres para que acudan a un centro de atención temprana en donde el niño pueda recibir tratamiento neurohabilitador y estimulación adecuados, además del adiestramiento necesario para tratar al infante en casa.

 

Habilidades infantiles

Edad

Percepción

Conducta motora

Lenguaje

Cognición

 

 

 

 

 

4 meses

Sigue con la vista objetos; percibe colores, discrimina entre formas y sigue sonidos.

Levanta la cabeza y el pecho, aferra objetos, rueda su cuerpo.

Balbucea, imita sus propios sonidos.

Recuerda objetos, sonidos; examina sus manos y dedos.

8 meses

Responde a sonidos y ha dominado la prensión dirigida por la vista.

Se sienta sin apoyo, se para con ayuda; se arrastra y desliza; se pasa objetos de una mano a otra.

Imita algunos sonidos articulados repetidos (mamá, papá). Balbucea sonidos más complejos.

Discrimina entre rostros familiares y desconocidos. Muestra ansiedad ante extraños. Busca objetos escondidos.

12 meses

 

Camina con ayuda; comienza a alimentarse solo.

Entiende y usa unas cuantas palabras, incluyendo “no”.

Está consciente de la separación entre su yo y quien lo cuida

18 meses

 

Camina sin ayuda; se alimenta con mayor destreza. Apila dos o más bloques; hace garabatos.

Combina dos palabras para formar una oración. Nombra partes del cuerpo.

Entiende en concepto de la permanencia de objetos, Incluye juegos de imitación.

24 meses

 

Camina, corre, trepa escaleras, pedalea en triciclo.

Sigue instrucciones verbales simples. Combina tres o más palabras.

Emplea objetos para representar a otros.

 

 

Referencias

Craig, G. Desarrollo psicológico. Ed. Prentice Hall. México. 1997.

Delval, J. El desarrollo humano. Siglo veintiuno editores. México. 1998.

Fodor, E., Morán, M. Todo un mundo de sonrisas. Ed. Pirámide. Madrid, España.2008.

Papalia, D., Wendkos, S. Psicología del desarrollo. Ed. Mc Graw Hill. Séptima edición.

Gastos de envío
G R A T I S
Envíos España península para pedidos superiores a 49,90 euros (más iva) (condiciones)

Imprimir Imprimir

Compartir en:

compartir FaceBook

Síguenos en: Síguenos en Twiter | Síguenos en Facebook | Google+ | Instagram

Enlaces rápidos a temas de interés

BOLETÍN

RSS | XHTML | CSS
Mapa Web | Registro | Contacta
© Majo Producciones 2001-2016 - Prohibida la reproducción parcial o total de la información mostrada