Busca:   en:
Inicio > Revista

La voz

La voz es una de las características que nos hace humanos, pero, gritar, hablar demasiado, fumar, abusar del alcohol o hasta la subida de ácidos gástricos a la garganta puede ocasionarnos algunos trastornos , que aunque en la mayoría de los casos se resuelven con éxito, es importante aprender a cuidar nuestra voz.

La voz es el sonido que producimos cuando el aire de los pulmones pasa a través de la laringe, donde se encuentran las cuerdas vocales que vibran para emitir los sonidos. La voz de cada persona es única y es uno de los medios por el que transmitimos nuestros pensamientos, sentimientos y emociones. Es una de las características que nos hace humanos.

El fundamento de la voz es la respiración. Todos los movimientos posturales tienen influencia sobre la respiración, y en consecuencia, sobre la fonación y el habla.

Muchas de las cosas que hacemos, como gritar, fumar, hablar demasiado o despejar la garganta constantemente, pueden lastimar nuestras cuerdas vocales y ocasionar problemas como nódulos, pólipos o llagas en estas.

Algunas infecciones, la subida de ácidos estomacales a la garganta o algunos virus también pueden ocasionar problemas en las cuerdas vocales. Si se inflaman, tienen tumores o se paralizan no pueden funcionar correctamente, y entonces se produce un trastorno de la voz.

Los trastornos de la voz más comunes son:

  • Disfonía: es la alteración de la voz en cualquiera de sus cualidades (tono, timbre e intensidad) como consecuencia de un trastorno orgánico o por una mala utilización de la voz.
  • Afonía: es la pérdida total de la voz.
  • Faringitis: según su causa puede ser infecciosa o no infecciosa.
  • Amigdalitis: inflamación de las amígdalas palatinas.
  • Nódulos vocales: crecimientos benignos del tejido de las cuerdas vocales producidos por el abuso de la voz.
  • Pólipos vocales: también llamados edemas de Reinke. Son crecimientos blandos, benignos, parecidos a una ampolla.
  • Úlceras de contacto en las cuerdas vocales: pueden presentarse cuando se fuerza demasiado la voz o por el reflujo gastroesofágico.
  • Reflujo gastroesofágico: es una causa frecuente de ronquera en adultos mayores.
  • Tabaquismo: es la causa principal de cáncer en la garganta.

 

¿Cómo se si mi voz no es saludable?

Si la voz se ha vuelto ronca o rasgada, si suena más profunda; ha perdido la habilidad de alcanzar notas altas al cantar; la garganta a menudo se siente irritada y/o hay que esforzarse para hablar, entonces es momento de acudir al especialista.

El tratamiento de los trastornos de la voz depende de la causa, pero en su mayoría son tratados con éxito si se detectan a tiempo.

Para cuidar la voz se recomienda limitar el consumo de bebidas con alcohol o cafeína; no fumar y evitar exponerse al humo del tabaco; evitar el consumo de alimentos picantes; practicar técnicas de respiración; no excederse en el uso de la voz y no elevar el tono de voz hasta gritar. 

Abierto en AGOSTO
Nuestra tienda permanecerá abierta durante todo el mes
Gastos de envío
G R A T I S
Envíos España península para pedidos superiores a 49,90 euros (más iva) (condiciones)

Compartir en:

compartir FaceBook

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Síguenos en: Síguenos en Twiter | Síguenos en Facebook | Instagram | pinterest

Enlaces rápidos a temas de interés

BOLETÍN

RSS | XHTML | CSS
Mapa Web | Registro | Contacta
© Majo Producciones 2001-2019 - Prohibida la reproducción parcial o total de la información mostrada