Busca:   en:
Inicio > Revista

Influencia de los reforzadores positivos en la estimulación de las habilidades pragmáticas (Parte I)

El uso del lenguaje o habilidad pragmática es un aspecto fundamental en el desarrollo del niño o niña, lo que le permite muchas veces establecer contacto con los demás, en el ámbito familiar, escolar y social. La alteración en esta habilidad afecta la narración, la intención comunicativa, y la estructuración del lenguaje  entre otros aspectos.  El  objetivo de  esta investigación consiste en determinar la influencia de los reforzadores positivos en la estimulación de las habilidades pragmáticas del lenguaje de un niño de 6 años con trastorno del lenguaje.

INTRODUCCIÓN

Al ser el lenguaje un medio de comunicación exclusivo de los seres humanos que permite el intercambio de información entre los mismos (Pérez & Salmerón,2006). Se convierte en un tema de interés para diversos campos de estudio. Uno de estos campos es el de la fonoaudiología, que se encarga principalmente del diagnóstico y tratamiento de los trastornos de la voz y el lenguaje en las distintas etapas del desarrollo del ser humano (Allignani, Granovsky, & Iroz, 2010).

De acuerdo con Fresneda y Mendoza, (2005) el interés de la comunidad científica es cada vez mayor en el estudio de la adquisición del lenguaje y las diversas dificultades que se pueden atravesar durante el periodo de infancia. El trastorno del lenguaje según estos autores refiere a “un conjunto de dificultades en la adquisición del lenguaje que están presentes en un grupo de niños que no evidencia problemas neurológicos, cognitivos, sensoriales, motores, ni sociofamiliares, teniendo en cuenta los medios actuales de diagnóstico en las diferentes disciplinas” (p. 51).
En relación a los datos epidemiológicos:

…en niños escolares sin signos de trastornos neurológicos ni genéticos, la prevalencia de trastornos del lenguaje es del 2-3%; la prevalencia de trastornos del habla es del 3-6%; por su parte, la prevalencia en edad preescolar es mucho más alta, del 15%. Se estima que los problemas de lenguaje son más frecuentes en niños que en niñas y en aquellos que tienen una historia familiar de retraso de lenguaje o habla, y problemas de lectura (Moreno, 2013, p. 85).

La presente investigación se realizó con el objetivo de constatar el impacto del uso de reforzadores positivos en las habilidades pragmáticas de un caso único de trastorno de lenguaje. La estructura del trabajo se divide en cinco capítulos para facilitar el desarrollo y organización de la información. El primer capítulo contiene el planteamiento del problema, el problema de investigación, la justificación, la hipótesis, los objetivos, los alcances, limitaciones y proyecciones de la investigación realizada.

En el segundo se presentó el marco teórico con las teorías y conceptualizaciones relacionadas con la hipótesis y variables del estudio realizado.

En el tercero se describe la metodología utilizada en el estudio, relacionada con el tipo de investigación, diseño de investigación, conceptualización de las variables dependientes, independientes, instrumentos, procedimientos, diseño estadístico y cronograma de la investigación realizada.

El cuarto capítulo se describe el análisis e interpretación de los resultados, las recomendaciones y conclusiones de la investigación realizada.

Para finalizar, el quinto capítulo contiene la propuesta de intervención realizada en la investigación con sus objetivos, técnicas y sesiones sistematizadas.

CAPÍTULO I: EL PROBLEMA
1.1. Antecedentes

Las habilidades pragmáticas en niños con trastorno del lenguaje han sido objeto de estudio en diversos casos y poblaciones (Acosta, Moreno, y Axpe, 2017; Buiza, Rodríguez, y Adrián, 2015; Coloma, 2014; Roqueta y Estevan, 2010). Desde la calidad de sus narraciones (Coloma, 2014) hasta las tareas de comprensión, recepción y otras tareas mentalistas (Roqueta y Estevan, 2010).

El trastorno del lenguaje o (TL) “es una patología que afecta a millones de niños a nivel mundial, lo cual puede referenciarse en la estadística epidemiológica que cita una prevalencia del trastorno del lenguaje entre el 2-3% de la población infantil” (Moreno, 2013, p. 85).

Otros datos epidemiológicos constatan que “de 2 a 19% de los niños de edad preescolar pueden sufrir retrasos o alteraciones en el lenguaje. Estos se manifiestan en cualquiera de sus dominios fonológico, semántico, sintáctico y pragmático y prosódico, y etapas pre-lingüística y lingüística” (Vázquez, Bravo, Calderon, y Wong, 2006, p. 4).

Estas cifras traen a colación que el TL es una patología que requiere atención especializada de un profesional de la salud, para lo cual el fonoaudiólogo es el profesional idóneo frente al abordaje del mismo, razón por la cual, también es pertinente, citar las siguientes investigaciones que fundamentan el planteamiento del problema que amerita esta investigación:

Acosta, Moreno, y Axpe (2017), comprobaron que los niños con trastorno específico del lenguaje (TEL), tienden a cometer más errores que sus pares con desarrollo normal, teniendo en cuenta que las narraciones elaboradas tienen menor complejidad en esta población.

Por su parte, Buiza, Rodríguez, y Adrián (2015), realizaron un estudio que concluyó que los niños con TEL son significativamente inferiores a los pares de igual edad cronológica en las tareas semánticas y pragmáticas.

A nivel de Latinoamérica, Coloma (2014), realizó una investigación que indica que:

Los estudiantes con TEL, al compararlos con el grupo control, presentaban desempeños significativamente inferiores en la estructuración de sus relatos. Además, se encontró un porcentaje relevante de niños con TEL que evidencian déficit en la estructuración de sus narraciones. También se advirtió que utilizaban menos relaciones causales que los niños sin problemas de lenguaje (p. 3).


1.2. Planteamiento del problema

El lenguaje de acuerdo con Puyuelo y Rondal, (2003):

Es el producto de la integración de varios componentes o subsistemas, dentro de los cuales se citan: El nivel fonológico, reagrupa los sonidos (fonemas) propios de una lengua determinada. El Nivel morfo- lexicológico, que incluye los elementos léxicos o palabras de la lengua que constituyen el léxico o vocabulario de ésta. El nivel morfosintáctico, concierne a la realización de las estructuras de significado complejo, mediante la formación de secuencias organizadas de lexemas. El nivel pragmático, reagrupa una serie de subfunciones que tienen la intención de actuar sobre el interlocutor o influenciarle, y el nivel del discurso que considera el discurso en el sentido de un enunciado superior en extensión a la frase y desde el punto de vista de su organización informativa. (pp.3-4).

Por tanto, Bashir (1989), citado por Puyuelo y Rondal (2003), señala que “los trastornos de lenguaje en niños comprenden un amplio abanico de síntomas que puede ir desde un problema ligero, imperceptible para alguien no especializado, a problemas muy complejos, desde ligeros problemas morfológicos, sintácticos, semánticos o pragmáticos a problemas graves” (p.24).

En relación a la intervención del TL se perfilan diferentes teorías y enfoques, dentro de los cuales se destaca la teoría conductista; Skinner (1981), citado por Plazas (2006), la cual señala que, “las palabras no son las expresiones de las ideas sino conducta operante que se presenta ante un evento dado de acuerdo a una historia de reforzamiento específica. La conducta verbal es la conducta operante mediada por otros” (p.378).

En razón a lo expuesto, la presente investigación busca dar respuesta a la siguiente pregunta: ¿Cómo influyen los reforzadores positivos en la estimulación de las habilidades pragmáticas del lenguaje de un niño de 6 años con trastorno del lenguaje?


1.3. Justificación

Aizpún et al. (2013), define el lenguaje como:

un atributo propio del género humano, una aptitud que cualifica a la especie, dotándola de una herramienta altamente potente y efectiva, la que permite trascender tiempo y espacio y superar los requerimientos básicos de la supervivencia y los instintos. Como sistema, el lenguaje hace posible la comunicación entre las personas y con uno mismo mediante el uso práctico y dinámico de un código que efectiviza, por su naturaleza representativa, la referencia a objetos, eventos y circunstancias del mundo real. Por su parte, la ausencia de lenguaje, la

demora franca de comprensión y/o de producción verbal o la imperfección de su desarrollo han preocupado desde mucho tiempo atrás por diversos profesionales en el área clínica y escolar y de igual forma a los padres que consultan por el caso del niño que no habla, habla muy poco o llamativamente mal (p. 26).

La relevancia de la investigación yace en aportar conocimientos sobre la influencia de los reforzadores positivos en la estimulación de las habilidades pragmáticas de un niño de 6 años con TL, este conocimiento permitirá establecer pautas de tratamiento para el trastorno del lenguaje para la población boliviana.


1.3.1. Importancia de la investigación

Esta investigación contribuirá en el ámbito científico de la fonoaudiología, en función de los principios de intervención clínica de los trastornos del lenguaje; siendo los fonoaudiólogos los principales actores en la recepción de los conocimientos que genere esta investigación, favoreciendo su praxis frente al tratamiento de los trastornos del lenguaje.


1.3.2. Aporte de la investigación

Esta investigación pretende aportar información sobre la efectividad de la estimulación del lenguaje basada en reforzadores positivos como estrategia de intervención para el TL, teniendo en cuenta que en Bolivia no existen investigaciones referentes al abordaje de los trastornos del lenguaje.


1.4. Hipótesis.

H0 El uso de los reforzadores positivos no favorece la disminución de la gravedad del trastorno del lenguaje.

H1 El uso de los reforzadores positivos favorece la disminución de la gravedad del trastorno del lenguaje.


1.5. Variables

Cuadro 1: operacionalización de las variables

Objetivo General: Determinar la influencia de los reforzadores positivos en la estimulación de las habilidades pragmáticas del lenguaje de un niño de 6 años con trastorno del lenguaje.
EspecíficosVariables Definición operacional Dimensiones Indicadores
Describir el impacto de los reforzadores positivos de tipo social y tangible en el desarrollo de las habilidades pragmáticas.Reforzadores positivos.Estímulos cuya presentación aumenta la probabilidad de ocurrencia de una conductaTiposBurbujas, robot, light buzzers, stikers de carita feliz, elogios verbales, chocar cinco y cosquillas.
Determinar el estado de las habilidades pragmáticas del lenguaje antes y después de la intervención con el fin de analizar su desarrollo.Habilidades pragmáticas del lenguajeUso del lenguaje que se divide en la pragmática enunciativa, textual e interactivaPragmática enunciativaActos del habla, intencionalidad de los actos del habla, conductas compensatorias, rectificación y conciencia pragmática, principio de cooperación, implícitos conversacionales.
Pragmática textualSuperestructuras textuales, gestión temática, eficacia léxica, morfología y formación de palabras, sintaxis y construcción gramatical.
Pragmática interactivaAgilidad del turno, cambio de hablante (fluidez en toma de turno), índice de participación conversacional, predictibilidad, prioridad, gestualidad natural, uso comunicativo de la mirada.
Abierto en AGOSTO
Nuestra tienda permanecerá abierta durante todo el mes
Gastos de envío
G R A T I S
Envíos España península para pedidos superiores a 49,90 euros (más iva) (condiciones)

Compartir en:

compartir FaceBook

Síguenos en: Síguenos en Twiter | Síguenos en Facebook | Instagram | pinterest

Enlaces rápidos a temas de interés

BOLETÍN

RSS | XHTML | CSS
Mapa Web | Registro | Contacta
© Majo Producciones 2001-2019 - Prohibida la reproducción parcial o total de la información mostrada