Busca:   en:
Inicio > Revista

La comunicación pre-natal ¿Qué ocurre antes del nacimiento? (Parte III)

La CPN no es un tópico nuevo y que pudiéramos considerarlo como un mito más o verdades de por qué llegamos ser lo que somos;  las mismas trascienden lo fáctico a la investigación científica, llámese racionalismo, empirismos, funcionalismos de la conciencia, metafísica, o simplemente, ciencias del lenguaje y comunicación humana.

Finalmente: Paralelos Interculturales de la Comunicación Pre-Natal (CPN).

Diversas culturas informan a lo largo de la historia del Hombre interacciones similares con las almas que buscan nacer. La Kabbalah Hebrea, enseña que la creación de la vida humana comienza con el conocimiento que los padres tienen sobre la imagen del alma de su hijo (tzelem); si el modelo etérico del cuerpo del bebé que reviste el alma  recién descendida, no ronda el lecho nupcial la relación de ese momento no conduce a la concepción.

Los ‘galanteos’ entre los padres posibles y las almas que buscan nacer nos recuerda el Cupido de la mitología Griega y Romana que significa: las flechas de puntas doradas de Cupido  disparadas al corazón de los padres potenciales produce el enamoramiento que a su vez conduce a los sentimientos de ternura hacia el futuro bebé. Tal vez el “factor Cupido” sea, entonces, el responsable del nacimiento de cinco niñas aborígenes Australianas dentro de una misma familia; antes del embarazo de la primera niña el padre fallecido del esposo apareció en un sueño mientras disfrutaba de una siesta; en el sueño este padre fallecido le trajo a su hijo, ahora padre, un regalo especial: cinco niños espíritus; en el sueño las niñas se dirigieron a él como ‘papa’; el aspirante a papá estuvo de acuerdo diciendo ¡vengan! Esa misma noche el esposo sintió como un ‘flechazo’ en su cabeza, incluso culpando a su esposa de que lo había golpeado (tal vez el golpe fue ¿el flechazo de Cupido?). Resultado, que las cinco niñas nacieron dentro de la familia en los años siguientes. Pareciera ser que la Madre Naturaleza, entonces, entrega caminos de expresión  diferente a los que la vida cotidiana ofrece. Cuando las ‘almas’ buscan nacer buscan formas trascendentales para comunicarse.

Durante la Edad Media, recordemos, fueron muchas las representaciones del alma que se hicieron como adornos en catedrales Cristianas  en figuras de niños desnudos, biografías de  santos, así como en grabados de maderas  como el arte de morir y nacer. En varias culturas de Asia  la idea del ‘alma’ como un ‘homunculus’ (forma de ser humano) aparece en:

 

Península de Malasia – una imagen humana, delgada, vaporosa e incorpórea o intangible capaz de volar velozmente de un lugar a otro, considerada como un ave fugas.

Fiji (Tribu Nakelo) – niño diminuto.

 

Por otro lado, en las culturas  originarias de Norteamericana encontramos nociones similares:

 

Huron – un diminuto ser humano con cabeza, cuerpo, brazos, y piernas.

Kwakiutl – el doble de una persona pero que se parece más al humo o a una sombra y que se expande cuando una persona duerme.

Nootkas – un ser que tiene forma y conducta de humano.

Haisla – la imagen de una persona pero del tamaño de una ‘mosca’.

Shoshoni –una persona tan pequeña como una arveja y de unos 10 centímetros de alto.

Cheyenne – una forma, silueta, o espectro sin detalles.

Cora (México) – bolas de fuegos que expanden luces en todas direcciones

 

Algunas nociones de filósofos Occidentales respecto del alma resultan interesantes de acotar, por ejemplo:

 

Heráclito –  el alma es Luz

Boetos – una mezcla de aire y fuego

Parmínides -  una mezcla de tierra y fuego

Pitágoras – ‘no soy de este mundo, pues no me lo puedo explicar

Plotino (Roma) – el alma es un viajero que vagamente recuerda su origen divino y comunión con la Unidad.

Encontramos otras posiciones  sobre la idea de que un ‘plan ordenado’ cósmico o metafísico gobierna o regula nuestros nacimientos, por ejemplo:

 

Kahlil Gibrain (Líbano siglo XX) Elegimos nuestras alegrías y sufrimientos, mucho antes de que las experimentemos o seamos capaces de vivirlas.

Shiismo (Islam Iraní) – cada alma tiene una ‘opción pre-existencial’ ya sea para nacer como ‘creyente’ o ser un ‘infiel’.

Sufismo (siglo XX)  - los angeles instalan almas no nacidas a ciertos ritmos de vida; ‘Azal’ o el día de la sintonía lo llaman y  es el que determina el sendero que seguirá el nuevo Ser en esta existencia.

 

Igualmente las que entregamos sirvan como reflexión al tema de que la CPN no es un tópico nuevo y que pudiéramos considerarlo como un mito más o verdades de por qué llegamos ser lo que somos;  las mismas trascienden lo fáctico a la investigación científica, llámese racionalismo, empirismos, funcionalismos de la conciencia, metafísica, o simplemente, ciencias del lenguaje y comunicación humana. Hemos querido cerrar este primer apartado del texto entregando una visión algo más horizontal a esta problemática – o si ud desea  la podemos llamar ‘intercultural’, como por ejemplo:

Orígenes  (Cristianismo Primitivo) decía que ‘cada alma existió desde un comienzo con Dios en un universo espiritual pre-cósmico’.

Tomas Taylor en Inglaterra del siglo XIX – ‘El alma, mientras es un habitante de la Tierra, está en una condición caída, un apóstata de la deidad, un exiliado de la órbita de la Luz’.

Tomas Carlyle (Escocia, siglo XIX)  ‘mi cuerpo es un ornamento visible con que la Divinidad me envió aquí…. Como una partícula de Luz que descendió del Cielo.

Budismo – Existe aquello … capaz de …extraer del tesoro ilimitado de la memoria subconsciente donde se encuentran los registros almacenados no sólo de nuestras pasadas vidas , el pasado de la Humanidad, y de toda forma de vida pre-humana, sino también de toda forma de conciencia que hace posible la vida en el Universo .

Paramhansa Yogananda  (India siglo XX) – Fui parte de un coro de luces cantantes que anunciaron la creación del mundos.

Rey Salomón (proverbios 8:22-31) -  El Señor me creó antes que se hiciera todo lo demás. En soledad fui creado…. mucho antes que la Tierra.

San Clemente (Cristianismo Primitivo) -  antes de la creación del mundo, fuimos inmortales y niños de vida eterna que existimos en la Mente Divina.

Conclusiones:

Más allá de la confianza absoluta en los hechos de la razón, de la experiencia visible, observable y medible – como dicen los científicos del campo fáctico – los contenidos tratados en este trabajo pueden parecer desubicados.
Sin duda, para entender el desarrollo comunicativo y por qué nos convertimos en seres parlantes es necesario ir más allá de los procesos razonativos o del mundo Tridimensional de Euclides en el que nos movemos lo en lo que ancho, alto y largo , o lo que observable y medible.
Como lo veremos en el capítulo sobre lenguaje y cerebro, en nuestro hemisferio derecho radican las facultades de la meditación,  la metafísica, los misterios, el espacio multidimensional, la eternidad, la dialéctica gnóstica, el espíritu universal, y el conocimiento trascendental.
Así podemos entender la CPN y también que
a) todo Ser Humano está sujeto a las acciones de los elementos y a las acciones de una dimensión superior, el verdadero Microcosmo: el vientre materno ,

b) la antigua manera de pensar asume la posición de que lo más significativo de la vida se da durante el nacimiento y posterior a él, desconociendo  que el feto tiene  su propia conciencia, 

c) las experiencia recogidas  sugieren que el feto está plenamente conciente en el vientre de su madre, ¿por qué en la antigua China, India y Japón se calcula ya un año de edad al momento del nacimiento? ,

d) la mujer a madre embarazada educa a su bebé desde el día de la concepción; pueden aprender lo equivocado de la violencia, la ira, el odio y el rechazo, así como lo bueno del amor, la aceptación, la confianza y la alegría. Puede ser que el enfoque tecnológico-médico del nacimiento no sea suficiente 

e) el desarrollo fetal depende íntimamente de los estados psicológicos y ambientales de la madre; los pensamientos son algo muy poderoso y el bebé no nacido es conciente de lo que piensa la madre; lo podemos comparar a algo parecido a una cámara fotográfica donde se registran todas las emociones intensas  -positivas o negativas – que impactan o se graban sobre el feto,

f)  la educación comienza en el vientre materno pues el bebé no nacido es un ser humano que siente, que es capaz  de aprender, sensible a los sentimientos de quienes lo rodean, y capaz de responder al amor; la etapa pre-natal requieren , en consecuencia, tanta atención como en la etapa post-natal,

g) sabemos hoy también  sobre las consecuencias letales que pueden tener los pensamientos negativos de la madre que , en cierta forma, fijan el ‘temple’ o el formato para la vida ¿Qué ocurre entonces con los embarazos no-deseados? ¿Cuándo el ‘hogar fetal’ está listo para el alma? Nos preguntan Neil  y Elisabeth Carman en ‘Cuna Cósmica’ . El embarazo es la oportunidad única que tiene la madre para dedicarse no sólo a su auto-desarrollo, sino también al crecimiento  de su bebé en su propio cuerpo; la conciencia de una mujer es el hogar para el niño que crece pues durante nueve meses ella puede estampar en su hijo las acciones, emociones, pensamientos y deseos creativos que pueden contribuir al bienestar del niño, la familia, una nación, por ende a la humanidad: una mujer embarazada puede edificar y transformar a la humanidad: la esencia de la CPN..


 

 

El Palacio Azul

Una antigua leyenda  cuenta que  una reina sabia conocida como la Gran Madre vigila a las almas de los niños que van a nacer. Habita en un reino de incomparable belleza y armonía. Dentro de su vasto reino se encuentra el Palacio Azul en cuyos enormes pasillos viven innumerables seres y formas de vida del mismo color azul super-natural y luminoso.

Muchos de sus hijos reales partieron, hace muchísimo tiempo,  a gobernar sus propios reinos. Más allá de las puertas brillantes y transparentes existen otros trescientos mil pasillos donde se encuentran las almas de niños que aún no están listos para dejar la Casa. Esperan ser enviados hacia el Drama Humano. Así, unos puede uno nacer en doce años más, otros en cincuenta, otros en cuatro meses y nueve días. Antes de la partida ellos consultan a sus guías y planifican el viaje hacia el Dominio Humano; también diseñan lo que vienen a hacer en la tierra. Otros, la forma para traer alegría pura a la gente por medio de la música. Otros a crear 33 remedios para prolongar la vida, mientras que otros desean eliminar la injusticia. Los mismos ya han elegido a sus padres anhelando ingresar a la Escuela de la Tierra, como una forma de prueba. Pueden aparecer en el sueño de una madre diciéndole: dile a mamá que estoy listo, dile a papá que arregle la cuna, naceré como tu hermana en la próxima Primavera. Otro niño radiante y creativo ha acordado con sus padres nacer como un hijo discapacidado.

 

En los tiempos señalados, la Gran Madre periódicamente abre los portales y llama a los niños que les corresponde nacer. Los más pequeños descienden a la Tierra en una galera con velas de oro. El corazón de la Gran Madre se conmueve cada vez que observa la bajada de sus Hijos al ingresar al Universo. En su amor y misericordia le la entregado a sus hijos dos regalos: un guardian para que lo cuide, y, la capacidad de olvido temporal cuando enfrente sus problemas. Ella sabe que algún día, cuando la memoria de los Tiempos Celestiales se debilite, podrá reconocer el Regreso a casa para reclamar la herencia Divina.    (Traducción libre del original: Maeterlinck, Maurice. (1961)THE BLUE BIRD . Dodd, Mead & Co, New

York.

 

Referencias

Brazelton, T.B.  (1982) “The Competente of Babies”, Atlantic Monthly, Enero, pp. 54-62.

Cowans, J.G. (1992) The Aborigine Tradition. Massachusetts: Elements Books.

Carman, E. y Carman, N. (1999) Cosmic Cradle: Souls Waiting in the Wings for  For Birth. Iowa: Sunstar Publishing, Ltd.

Chamberlain, D.B. (1988) Babies Remember Birth. J.P.Tarchers: Los Angeles Ca.

Diamond, M. (1987), “Mother Enriched Environment Alters Brains of Unborn   Rats”, Brain –Mind Bulletin, 12(7): 1-5

Hallet, E. (1995) Soul Trek: Meeting Our Children on the Way to Birth.   Montana: Light Hearts Publishing.

Montemurro, R.N.R. (1996) “Singing Lullabies to Unborn Children”, Pre-   Perinatal Psychology Journal, 11(1): 9-16

Odent, M. (1985) Towards a Less Mechanized Childbirth. Oxford:   Oxford University Press.

Reich, P. (1986) Language Development. Englewood Cliffs, N.J. Prentice-Hall

Thurman, H. (1932) The Life of the Saints. Londres: Oates and Washbourne.

Verny, T. & Nelly, J. (1981) The Secret Life of the Unborn Child. Nueva York:  Dell Publishing.

Gastos de envío
G R A T I S
Envíos España península para pedidos superiores a 49,90 euros (más iva) (condiciones)

Compartir en:

compartir FaceBook

Síguenos en: Síguenos en Twiter | Síguenos en Facebook | Instagram | pinterest

Enlaces rápidos a temas de interés

BOLETÍN

RSS | XHTML | CSS
Mapa Web | Registro | Contacta
© Majo Producciones 2001-2019 - Prohibida la reproducción parcial o total de la información mostrada