Busca:   en:
Inicio > Revista

Sobre la educación comunitaria en tiempos de pandemia

El aprendizaje comunitario,nos  permite visibilizar las habilidades de cada individualidad dejando aparecer sin prejuicios las ideas y personalidades diferentes. Analizar quienes son los que callan y crear espacios para que aquellos puedan aportar desde el silencio. Que los que tienen rabia puedan encausar esa energía en obras creativas y provocadoras que sean capaces de mejorarnos a todas y a todos en la escuela de la vida.

Las instituciones educativas y sus activadores de espacios culturales, debemos hacer revolucionarios cambios para ser parte y no para imponer los cambios que esta sociedad requiere para crecer en la sostenibilidad por medio de sus recursos empíricos y materiales. Debemos intentar transgredir toda rutina que proponga un poder sobre otro en la educación, como impulsor de un movimiento social nuevo. Un ejemplo es que se diga que, para las personas mas humildes la opción única, a la esclavitud en alguna empresa y abandono de su familia por sueldos de miseria, es la delincuencia como nos muestran las bases de esta ideología capitalista. Olvidamos que en latinoamérica se nos ha impuesto una forma educativa que enculturiza hacia comportamientos sumisos ante las instituciones gobernantes, donde no se discute el programa educativo ni su contenido y lo que la bolsa indique como prioridad es impuesto como política en el tercer mundo, inclusive dependemos de grandes acuerdos internacionales que globalizan el saber, olvidando los saberes ancestrales , las formas de vida que existen fuera de los grandes centros de comercio, donde si reside ante nuestros ojos la solución a esta gris realidad.

 

El desgarro de los recursos naturales es el principal objetivo de este sistema, entendiendo lo colectivo como parte de esos recursos de la naturaleza, ya que sin el colectivo acuerpado, se reproduce una clase trabajadora obediente y enculturizada en la mediocridad y las necesidades superficiales que contiene el idealismo de estas capitales del poder unificado. Se impone al mercado, como centro del conocimiento por sobre la naturaleza. Se nos "educa" en la ignorancia de nuestros derechos y libertades, obteniendo como resultado personas despojadas de intereses amorosos para con la vida, y sin el espíritu para encontrar sobre todo, las ganas, pero fundamentalmente la razón de su propio ser, en este mundo competitivo en el que los "malos siempre ganan".... 

 

Escritos desde mi propia emancipación como pedagoga...

 

En el último taller que realizamos en la comunidad, hicimos tarjetas, la idea era que buscaran un sentido en sus propios dibujos, una explicación en palabras y así entender la simbología histórica de lo creado, y qué sentido le damos en nuestra obra...

Hojeamos un libro sobre símbolos, alguna escogió copiar desde el mismo libro el símbolo del ying y el yang con el que otra asistente nos invitó a recordar otras actividades en las que lo había pintado,  dando por entendido que en el oriente simboliza el equilibrio de las energías opuestas.  Podemos también subentender que las niñas, tienen intereses espirituales bastantes distintos a lo que les ha impuesto el mercado...

 

Estaba el pequeño c por otro lado dibujando, como siempre de forma libre y entusiasta, un planeta saturno con el que quedó fascinado en el taller anterior, cuando pintamos discos protoplanetarios. El manejo del color que ha logrado C en estos años es magnífico, se que los talleres que ya llevamos haciendo esporádicamente, por mas de 7 años, tienen algo de parte, pues viene a todas las clases y me saluda de ida y vuelta sin excepción, cuando paso por su lado al salir de casa. Entonces cuando escoge los colores para pintar su planeta: blanco, amarillo, café y naranjo y dice: -Los cálidos sin el rojo, comprendo que es verdad, el sabe de color mas que un grande, y maneja la mímesis mejor que un aficionado de 18 años y tiene 8.

 

 Las niñas del ying y el yang continúan,  cada una con su propio estilo, una copiando igual que el libro el símbolo con su trono y toda su decoración de filigrana oriental que contiene; patas de león, hojas y flores. LA primera pinta el símbolo más simplificado pero para hacerlo mas complejo pinta el fondo, con dos degradados distintos. C, quien ya terminó su obra con el planeta saturno, dice que no sabe qué escribirle a la tarjeta, pero que hará otra del ying y el yang porque a él sí que le queda "super", y el grupo lo estimula. Todos son mayores que él y se ríen de sus comentarios amorosos sobre los dibujos de los demás y sobre todo su amor propio que lo lleva a terminar inmediatamente la segunda tarjeta, un símbolo ying yang hecho muy a la rápida para lo anteriormente visto, le escribe aun mas seguro unas palabras en el interior y me muestra orgulloso: - Mira Taira me dice, yo veo el dibujo y lo felicito por su asierto, luego abro la tarjeta y leo:

  - "Los malos siempre ganan", quedé helada, y lo dije en voz alta, miro a los otros dos adultos que me acompañan; un periodista que viene a conversar sobre liderazgos de mujeres; y mi compañero que está por otro lado haciendo reforzamiento de matemáticas, me miran de vuelta estupefactos, los tres sabemos que de cierta forma C tiene razón y que el equilibrio del Mundo ha sido alterado por la maldad muchas veces.

 

Esa tarde nos quedamos pensando en esa frase, todos nos reímos de nervios, con tristeza de su asierto. Y pensamos en cómo mejorar este mundo tan desequilibrado.  Nos enteramos de las torturas realizadas por carabineros a una periodista independiente. La meditación es silenciosa.

 

La vida solo conoce a la vida, dice Humberto  Maturana, y en este caso la niñez en general está normalizando conductas terribles de los adultos, injusticias que viven desde la carne hasta ser grandes y quizas repetir los patrones impuestos y poseer algún privilegio sobre otro ser.

¿Qué es ganar? Acaso realmente es una buena vida la de los malos? Es tal la perversión económica a la que ha llegado el capitalismo neo-liberal, lo sabemos sobre todo en las poblaciones, pero sin embargo,

C, se está criando en una comunidad que lo apoya y valora, donde desde la cotidianidad hemos encontrado las soluciones colectivamente, tanto a nuestras necesidades, como a la realización de nuestros sueños, organizándonos, emancipando-nos es un proceso constante, con el o la otre.

El es capaz de poner en una frase lo que conversábamos en la mesa sobre símbolos y espiritualidad, expresándose ante su propia rabia. Veremos en un futuro si su frase lo hace reflexionar sobre lo que su comunidad realiza en el mundo de los malos y en que bando prefiere estar.

Si no nos metemos en la competitividad, 

¿Podremos ser capaces de cambiar paradigmas en los distintos escenarios de la vida?

Creo que dejaríamos de ser los que pierden en la frase del pequeño.

¿Quien quiere ganar si hay otros que perdieron su dignidad para ello?

Los espacios en que la empatía se genera, son los espacios comunes donde podemos mirarnos en otra persona, por lo que, desde esta reflexión que podemos impulsar en las aulas digitales y en todo encuentro, una previa meditación sobre la realidad de la humanidad que provoque el pensamiento crítico y la autodeterminación, mediante la conversación de aquello que importa, aquello que está truncado en la sociedad, también lo está en el aula. Las ideas que se instalan ahí, llenarán de simbología el imaginario de las próximas generaciones asi la cultura en decadencia se regenera y empodera. Un pensamiento que encausa positivamente y le otorga libertad a los seres, para escoger caminos en que lo colectivo está por sobre lo selectivo. Es un pensamiento no oprimido, es un pensamiento emancipado, que construye sus propias reflexiones desde el hacer con el otro.

 

Un ejemplo es que los educadores hablemos menos, como propone Julieta kirkwood en sus Feminarios y abramos espacio al debate permitiendo que todas las voces fluyan, en su diversidad, esto se puede lograr; midiendo los tiempos en los que una sola persona desarrolla una idea y provocando clases dinamicas en su quehacer, divididas en grupos y labores distintas que interactúan luego entre sí donde todes son aporte, o dinámicas en que el silencio sea importante, intercalar entre quienes les toca hablar o no hablar en días determinados por ejemplo, para estimular nuevas formas de pensamiento. Entendiendo que el desarrollo de las ideas nace en espacios libres, donde se respeta el sentir y el pensar sin diferencias ni prejuicios. Desde la discusión o meditación colectiva sobre una realidad o situación en particular que contenga una problemática específica a resolver, que en este caso se relacione con las materias a tratar en clase, pero que impulsa a los estudiantes a trabajar en el colectivo y a aportar desde lo individual, para resolver el problema o compartir un éxito en común. 

El aprendizaje comunitario,nos  permite visibilizar las habilidades de cada individualidad dejando aparecer sin prejuicios las ideas y personalidades diferentes. Analizar quienes son los que callan y crear espacios para que aquellos puedan aportar desde el silencio. Que los que tienen rabia puedan encausar esa energía en obras creativas y provocadoras que sean capaces de mejorarnos a todas y a todos en la escuela de la vida.

 

Referencias

https://www.bbc.com/mundo/noticias-46959865

https://eldiariodelaeducacion.com/2018/07/06/pedagogia-del-egoismo-y-neoliberalismo-emocional-1-3/

http://www.memoriachilena.gob.cl/602/w3-article-95078.html

Compartir en:

compartir FaceBook

Síguenos en: Síguenos en Twiter | Síguenos en Facebook | Instagram | pinterest

Enlaces rápidos a temas de interés

BOLETÍN

RSS | XHTML | CSS
Mapa Web | Registro | Contacta
© Majo Producciones 2001-2021 - Prohibida la reproducción parcial o total de la información mostrada