Busca:   en:
Inicio > Revista

La higiene oral en el paciente con disfagia

La cavidad orofaringea es un foso de microorganismos que pueden ser los causantes de las neumonías aspirativas, ya que en múltiples estudios se han detectado estas bacterias orales en los pulmones. De ahí, la importancia de la higiene oral en personas con disfagia y así reducir la posibilidad de complicaciones respiratorias.

La disfagia es la dificultad que presenta una persona para deglutir de forma eficaz y segura. Cuando una persona tiene disfagia tiene mayor riesgo de sufrir complicaciones para su salud como la desnutrición y la deshidratación por falta de eficacia y las infecciones respiratorias y/o neumonías por alteración en la seguridad; a las que se suman las complicaciones económicas, sociales y psicológicas mermando todas ellas su calidad de vida.

Se puede padecer a lo largo de toda la vida desde el nacimiento hasta el envejecimiento, siendo en los extremos donde es más probable padecerla.

La disfagia acompaña a enfermedades como la esclerosis lateral amiotrófica, enfermedad de Parkinson, el cáncer de cabeza cuello, la esclerosis múltiple, la prematuridad, etc. A pesar de que cada día es más reconocida y conocida  en los diferentes ámbitos, sigue estando infradiagnosticada e infratratada.

Cuando una persona presenta alteración en la seguridad deglutoria puede derivar en la aspiración y/o penetraciones tanto de alimentos sólidos, líquidos como de su propia saliva. El riesgo que se deriva de esta circunstancia aumenta según las comorbilidades asociadas, la fragilidad, el sistema inmune deficitario, el envejecimiento, la malnutrición y la escasa higiene oral. 

La cavidad orofaringea es un foso de microorganismos que pueden ser los causantes de las neumonías aspirativas, ya que en múltiples estudios se han detectado estas bacterias orales en los pulmones. De ahí, la importancia de la higiene oral en personas con disfagia y así reducir la posibilidad de complicaciones respiratorias.

Algunos de los factores que favorecen la proliferación de estos gérmenes son: la edad avanzada, la desnutrición, la deshidratación, la sialorrea, la xerostomía, el tabaquismo, la presencia de caries, el consumo de azúcares, etc.

Debemos establecer dentro del abordaje básico de la disfagia, junto con las recomendaciones generales, los cambios posturales y la modificación dietética, las pautas propuestas por el especialista sobre el cuidado bucal específico para cada paciente según sus características y necesidades individuales. Además, de asegurarnos de las visitas periódicas al odontólogo e higienista dental para mantener una adecuada salud oral y minimizar las consecuencias derivadas de una posible afección.

Para mantener en estado óptimo nuestra salud oral debemos tener en cuenta:

  • Selección, cuidado y cambio del cepillo de dientes. Actualmente, tenemos multitud de tipos de cepillos de dientes que se ajustan a las necesidades de los diferentes usuarios según la forma, tamaño, sensibilidad, etc. de la cavidad oral. Encontramos cepillos eléctricos, cepillos de silicona, cepillos con cerdas extrasuaves, suaves, duras e intermedias, cepillos postperatorios, etc. Debemos mantener el cepillo en óptimas condiciones y realizar cambio cuando tenga signos de deterioro, después de pasar un proceso infeccioso o a los 3 meses de uso aproximadamente.
  • Tipo de pasta de dientes. Hacer uso de la pasta de dientes fluorada recomendada por el especialista para evitar caries y/o desgaste dental.  Tener en cuenta que existen productos específicos según la edad, las dolencias y/o necesidades como es el caso del paciente con gingivitis, sangrado, hipersensibilidad dental, xerostomía, etc.
  • Duración, técnica y frecuencia del cepillado. Es importante la realización de la higiene oral tres veces al día durante un mínimo de 2-3 minutos después de la ingesta. Es fundamental realizar la técnica de cepillado de forma adecuada. Para ello, debemos colocar las cerdas del cepillo entre dientes y encías en ángulo de 45º. Con la boca abierta, debes cepillar por separado la parte superior de la inferior, abarcando toda la superficie de los dientes para eliminar los restos de residuos que puedan quedar entre ellos. Aquellas personas con prótesis dental deben mantenerlas limpias utilizando los productos adecuados para mantenerlas en estado óptimo.
  • Cepillado interdental. Cortamos unos 35-40 cm de hilo dental. Se desliza con suavidad hacia arriba y hacia abajo entre los dientes y curva el hilo dental alrededor de la base de cada diente, asegurándose que pase por debajo de la encía haciendo uso de hilo limpio en cada tramo.
  • Cepillado de lengua. Siempre debe hacerse desde atrás hacia delante limpiando el rascador después de cada pasada.
  • Uso de colutorio 1 o 2 veces al día durante 20 segundos.
  • Se recomienda hacer la limpieza oral con postura corporal adelantada y cabeza ligeramente flexionada en personas dependientes con riesgo de aspiración.
  • Puede ser útil en algunos casos el uso de material complementario y adaptado para facilitar el proceso de limpieza, como gasas, dediles, cepillos con esponja, cepillos con sistema de aspiración incorporado, aspirador, irrigador, abrebocas, etc.

 

Por tanto, es fundamental mantener una adecuada higiene oral en el paciente con disfagia, ya que se ha comprobado que reduce el riesgo de complicaciones respiratorias, que empeoran el pronóstico del paciente, la estancia hospitalaria, el gasto sanitario, etc., mejorando así el estado de salud y la calidad de vida tanto del paciente como de su familiares y cuidadores, etc.

 

Referencias

Díaz-Méndez, Francisco, & Huerta-Fernández, Julio. (2020). Oral Hygiene Protocol for Long-Term Establishments for Older Adults in a State of Pandemic COVID-19. Aspiration Pneumonia Prevention. International journal of odontostomatology, 14(4), 508-512. https://dx.doi.org/10.4067/S0718-381X2020000400508

Furuta M, Yamashita Y. Oral Health and Swallowing Problems. Curr Phys Med Rehabil Rep. 2013;1(4):216-222. Published 2013 Sep 15. doi:10.1007/s40141-013-0026-x

Huang ST. [The Triangular Relationship Among Swallowing Disorders, Aspiration Pneumonia, and Poor Oral Hygiene]. Hu Li Za Zhi. 2020 Aug;67(4):14-23. Chinese. doi: 10.6224/JN.202008_67(4).03. PMID: 32748375.

Marik PE, Kaplan D. Aspiration pneumonia and dysphagia in the elderly. Chest. 2003 Jul;124(1):328-36. doi: 10.1378/chest.124.1.328. PMID: 12853541.

Martínez MHR, Treviño AMG, Rivera SG. Guía para el cuidado de la salud oral en pacientes con necesidad de cuidados especiales de salud en México. Rev ADM. 2011;68(5):222-228.

Ossa Echevarría, C. C., & Castro Macía, O. ALTERACIONES DE LA SEGURIDAD EN DISFAGIA OROFARÍNGEA: ASPIRACIÓN. DISFAGIA OROFARÍNGEA, 21.

Compartir en:

compartir FaceBook

Síguenos en: Síguenos en Twiter | Síguenos en Facebook | Instagram | pinterest

Enlaces rápidos a temas de interés

BOLETÍN

RSS | XHTML | CSS
Mapa Web | Registro | Contacta
© Majo Producciones 2001-2022 - Prohibida la reproducción parcial o total de la información mostrada