Busca:   en:
Inicio > Revista

Defectos en el aprendizaje de la lectoescrita.Dislexia y educación especial (parte III)

Los padres y educadores o todos los profesionales que operan con diagnostico y intervención sicolinguisticas deben estar atenta a la edad de adquisición lingüística.
Los cambios, substituciones y omisiones de fonemas en la habla o en la escrita, reflecten deficiencias en el aprendizaje lectoescritor
Vicente Martins | 15/10/2003
4. Defectos en el aprendizaje de la lectoescrita

Hablar y escribir son dos habilidades complejas en el medio de las habilidades lingüísticas. Expresarse verbalmente, orla o por escrito, es una habilidad que no nace con el ser humano.

La escuela es, para las instituciones sociales, la escogida por la sociedad para el desenvolvimiento de las habilidades de la lectura, escrita y habla.

La habla, debería ser, para las escuelas, la habilidad inicial, básica, punto de salida, para un trabajo más eficiente en la formación lingüística de los niños.

La escuela, todavía, tiene domado la habla espontánea, particularmente la resulta de la variación popular, como una expresión equivocada, lo que acabamos llamando de Prejuicio Lingüístico.

Los padres y educadores o todos los profesionales que operan con diagnostico y intervención sicolinguisticas deben estar atenta a la edad de adquisición lingüística.

A parte de un determinante constitucional, el acceso obligatorio de los niños al encino fundamental, a partir de los 7 años de edad, corresponde también a una etapa importante para su desenvolvimiento, sus capacidades y habilidades lingüísticas.

A partir de los 8 y 9 años de edad y ya en el final del primero ciclo del encino fundamental, é importante que los educantes estén proficientes en la escrita y lectura inicial.

La excelencia del encino es un indicador importante del suceso o éxito escolar. Cuando existe dificultades significativas y insistentes en la escrita o en la lectura inicial o intermediaria de los niños, podemos decir que, de alguna forma, ha un fracaso de la escuela.

De hecho los familiares deben doblar sus atenciones a lo que se refiere a expresión oral o escrita de sus hijos para verificar y corregir los defectos del aprendizaje de la lectura y escrita de los niños.

Los cambios, substituciones y omisiones de fonemas en la habla o en la escrita, reflecten deficiencias en el aprendizaje lectoescritor

Los cambios de fonemas como p/b, p/q, f/v, entre tantas unidades sonoras y distintivas del sistema de consonantes portuguesas, por ejemplo, en esa fase, reflecte muchas veces, una deficiencia lingüística en la formación inicial ( la alfabetización) de los niños.

Un niño que cambia fonemas en la habla o que se lió en la o que corresponde a grafema–fonema parece sugerir, para los educantes y lingüistas que existe una deficiencia en la formación pedagógica.

Sabemos que muchas deficiencias están enraizadas en la propia pedagogía. Muchos de nuestros alfabetizadotes, aún que tengan experiencia tienen deficiencias de formación para el magisterio de la escuela.

En las escuelas, a veces, ocurre una mala instrucción del encino de lectura o escrita. Pensemos primeramente, como una ocurrencia involuntaria. Todavía, trae a los largos años de formación de la escuela, consecuencias serias para el proceso lectoescritor.

Un profesor o profesora de educación básica, que dice que la vocal es una letra o que no sabe separar, en una palabra, la cantidad de fonemas y letras, seguramente, no conseguirá ministrar un encino sistemático seguro y coherente. Su alumno, ciertamente, tendrá dificultades de deletrear o mismo pronunciar algunas palabras.

Una escuela, que enseña, por ejemplo, termos, en el sistema fonológico del portugués, no más que 5 vocales, esta dando bases precarias, de orden metalingüística, para la lectura , O que genera un educante a adquisición de una dislexia pedagógica.

Sabemos que son 12 vocales. Son 7 vocales orales: /a/, /é/, /ê/, /i/, /o/, /ô/ y /u/ y 5 nasales: /an/, /en/, /in/ /on/ y /un/.

Vocales son los sonidos de la habla. Vocales no son letras. Vocales son fonemas, o sea, unidades sonoras distintivas de la palabra. Vocales tienen haber con la lectura. Sin ese entendimiento no ha como conocer un encino a favor de la conciencia metalingüística de los sonidos de la habla.

Las letras que representan las vocales o sonidos de la habla tiene una estrecha relación con la escruta.

La decodificación, fase importante en la lectura, anterior a comprensión lectora, requiere el reconocimiento de las letras y grafemas, de las diversas manifestaciones graficas de los grafemas el sistema escrito.

Leer y escribir se complementan, pero no son habilidades que tiene niveles homogéneos. Hablar bien no es garantizado una buena escrita. Escribir bien, tampoco, garantiza una buena lectura.

Quien lee amplia más su conocimiento previo en la hora de escribir, pero, ambos, escrita y lectura, son procesos que tiene sus especificaciones.

Como dice, en una palabra: la escrita no es el espejo de la habla .como se dice, como se habla, como se pronuncia el nombre de las personas o objetos, no es, necesariamente, como se escribe. No ha una correlación entre el fonema o sonido de habla con la escrita, con los grafemas.

En casos que los niños presenten, insistentemente, el cambio de letras, podemos suponer, por ejemplo, una dificultad por motivación fonológica.

Una información lingüística o meta fonológica no proceso de formación escolar diferencia la habilidad lectoescritora de.los niños. Quien aprende a refletir la lengua comprenderá mejor sus errores y vicios de lenguaje.

La fonología, parte de la gramática, que trata de los fonemas, es muy importante para la escrita y para la articulación de las palabras.

Miramos, por ejemplo, los fonemas /t/ y /d/ son consonantes lengua dentales. . Una sorda (/t. La otra sonora(/d.

Los padres deben estar atentos a lo que se refiere a la articulación de los fonemas. Deben empezar observando atentamente la habla espontánea, típica de sus hijos.

Preguntas como “ qué ocurre con la escrita después de un dictado ¿” “o están siendo bien articulados por sus hijos en la habla espontánea o en la lectura de textos escolares?” Deben hacer parte del centro de interese pedagógico y preocupación familiar de los padres.

Entonces, si no están aprendiendo bien la estructura fónica de la lengua, ¿ qué tal un trabajo con las cuerdas vocales, para que noten la diferencia cuanto a la sonoridad?

Es una hipótesis importante. En general, cuando ocurre ese déficit fonológico, esa hipotes será confirmada en la pronuncia o deletreo de las consonantes labio dentales, como: /f/ y /v/ e el labio dentales /p/ y /b/.

Los padres, con o sin formación superior, deben tener la costumbre de abrir las gramáticas escolares que infelizmente, traen reglas poco claras. Aún así. Las gramáticas traen informaciones que pueden aclarar, por deducción, reglas, a partir de las informaciones de los actos o fenómenos lingüísticos.

Quien lee un a gramática sin se preocupar con la memorización de las reglas, e si, comprometido en realmente aprenderlas, acaba tirando dividendos del metalenguaje gramatical: La explicación de código por código.

Es interesante que la clasificación de las categorías gramaticales o la terminología da la teoría del lenguaje, muchas veces son motivadas, traen un bien griego-latina del lenguaje se confundiendo con el ser, con la cosa, como acto gramatical.

Un adverbio es una categoría que modifica el verbo (el adjetivo y el propio adverbio también)por que un “ad verbo”, es decir, una categoría gramatical que se queda próxima al verbo. El adverbio es una categoría que se combina la la estructura oracional con el verbo, complementa su sentido en varias circunstancias ( modo.compania y negación). La gramática normativa no enseña así, mas la terminología nos sugiere esta educación lingüística por la palabra.

La nomenclatura de la gramática normativa, normalmente, es motivada, sugestiva y así, acabamos por llegar a una conclusión de la operación lingüística.

La gramática enseña que antes de P y B no se escribe N y si M, mas no explica nada. Prescribe reglas. Entretanto, se nos fijarnos bien /b/, /p/ e /m/ son fonemas bilabiales. El fonema /n/ es lengua dental. Por lo tanto debemos escribir M y no N. Es, pues, una regla fonológica. Luego, una buena explicación del fenómeno fonético, presente en la regla de arriba, enseñada desde pronto en el encino fundamental, promoverá la conciencia metafonoligica de los niños.

De ese modo, los padres no deben tener cualquier ceremonia para abrir una gramática o un diccionario escolar con la tarea de enseñar la lengua madre.

A los hijos, con dislexia escolar, puede un padre o una madre ( o mismo un hermano más grande) abrir la gramática. En la parte relativa a fonología, y mirar el cuadro de consonantes de la lengua portuguesa.

Las vocales son, más simples, son distribuidas en central (/a/), anteriores (/ê/, /é/, /i/) y posteriores (/ô/, /ô y /u/), siempre sugiriendo una explicación, una descripción para el funcionamiento de los fonemas en el contexto de la palabra.

¿Por que decimos / Pedru / se la palabra < Pedro>termina con la letra O? Leemos fonemas. Escribimos letras. Las letras no solo representan, en la escrita, los sonidos de la habla.

La familia observará, leyendo las gramáticas escolares, como son clasificados los fonemas cuanto al modo y su punto de articulación. Un ejercicio operatorio con articulación o producción de los fonemas es de grande valor en el encino de la lectoescrita. Por ejemplo:

A) La familia debe hacer su educación o preeducación lingüística. Articular cada fonema, vocal y consonante. Observar como su hijo esta pronunciando los fonemas.
B) Enseguida, pedir para que su hijo o hija mire el movimiento de sus labios cuando articulan fonemas y algunas palabras del cotidiano ( papa, bola, cuaderno, cuchillo, tarea, etc.)

Quien prende a mirar, observar, aprende a teorizar. La palabra teoría, de origen griega, quiere decir “ “aquilo que viene del mirar “. Quien mira prende a pensar. Quien piensa la lengua, cuando habla, lee, escucha o escribe, es capaz de hacer reflexión metalingüística.
C) Pedir también que imiten su articulación de sus sonidos es un modo antiguo, tradicional, pero interesante de aprender. Existe una frase hecha latina que dice: a repetitio studiorum mater est ( la repetición es la madre del conocimiento) la repetición acaba por dirigir los a la conciencia de los fonemas.

Un padre o una madre que se disponga a enseñar, mismo que no sea un profesional de lingüística, podrá con ese procedimiento ayudar en la formación lectora de sus hijos.

La familia tiene un importante papel en la formación escolar de su hijo!
Abierto en AGOSTO
Nuestra tienda permanecerá abierta durante todo el mes
Gastos de envío
G R A T I S
Envíos España península para pedidos superiores a 49,90 euros (más iva) (condiciones)

Compartir en:

compartir FaceBook

OTROS TEMAS

Síguenos en: Síguenos en Twiter | Síguenos en Facebook | Instagram | pinterest

Enlaces rápidos a temas de interés

BOLETÍN

RSS | XHTML | CSS
Mapa Web | Registro | Contacta
© Majo Producciones 2001-2019 - Prohibida la reproducción parcial o total de la información mostrada