Busca:   en:
Inicio > Revista

Reflexiones y abordaje terapéutico desde la Psicomotricidad (Parte III)

Los psicomotricistas sabemos a partir de las consultas que recibimos, que cuando el movimiento se presenta suelto o desbordante y la atención perdida o dispersa, algo de esa captura -real, simbólica e imaginaria- del cuerpo por la mirada7 no se ha realizado y que el niño tiene a su vez una vivencia muy desorganizada de su cuerpo.
¿Por qué y para qué Psicomotricidad?


El cuerpo del niño hiperkinético o con déficit atencional carece de palabras, hace discurso con su accionar y en particular hace hablar a los otros. El Dr. Bergès nos orienta al decir que, en verdad, hace pasar por el cuerpo porque no pudo hacer pasar por la palabra, pasa al acto porque está privado de palabra. Se trata de los avatares de la inscripción del lenguaje en el cuerpo.

Muchas veces padres, maestros y profesionales tenemos la impresión de que el niño no escucha, que no nos escuchan... ¿no escuchan o no han sido escuchados a nivel del receptáculo corporal? ¿Será que en los tiempos primigenios sus decires corporales no fueron escuchados, receptados por el otro materno? ¿Será que el campo de lo sensible, de la sensorialidad y percepción no ha sido erotizado, o ha quedado excluído del campo del lenguaje? Nuestra hipótesis es que los problemas de atención están arraigados a la manera en que se ha accedido a la constructividad corporal: es el cuerpo, en su dimensión más arcaica, el que no está presente, el que se ha quedado sin puesto, sin lugar, sin una posición en la cual el sujeto pueda hacerse presente y estar disponible para aprender.

Teniendo en cuenta la importancia de un abordaje interdisciplinario, quiero destacar la mención que realiza el Dr. Mamóndez8 respecto de la terapia psicomotriz y su eficacia: "los resultados de la experiencia con estos niños con la Psicomotricidad, han incentivado la importancia de las actividades corporales integradas de dicha disciplina, favoreciendo su integración en actividades lúdicas y deportivas. Las técnicas de relajación han sido útiles en estos pacientes como complemento terapéutico y como ayuda para encauzar la hiperactividad y la impulsividad, desde la coordinación de su esquema corporal". La derivación a terapia psicomotriz permite, a través de las técnicas de intervención corporal9 sostenidas por la relación transferencial entre el niño y el psicomotricista, abordar los trastornos de la atención y la motricidad, ofreciendo un tiempo10 y un espacio para dar alojamiento al modo particular con que se muestra cada niño. Mirando, escuchando, aceptando, valorando, legitimando ese modo como el propio del niño, aquel que le pertenece. Es desde allí que se arma el proyecto terapéutico, entrando en el ritmo del niño, para luego transitar juntos desde "su lugar" nuevas maneras o búsquedas de otras posibilidades de ser y de hacer con el cuerpo.

Acerca del dispositivo terapéutico psicomotor (DTPs) El DTPs fue diseñado como un dispositivo de abordaje interdisciplinario (psicomotor, psicológico y neuropediátrico) en el tratamiento de ADD, y algunas perturbaciones psicomotrices que dificultan u obstaculizan los aprendizajes escolares (me refiero a disgrafías, déficit de la atención, inestabilidad psicomotriz, inhibición psicomotriz, torpezas, entre otras), siendo el eje de la intervención las vicisitudes que involucran a la estructuración psicomotriz del niño que porta un malestar con relación a su cuerpo, los otros y los objetos.

El DTPs abarca una instancia de diagnóstico (diagnóstico neurológico, diagnóstico psicomotor y entrevista psicológica con los padres) a partir del cual se desprende el tratamiento. Esto implica un trabajo en el interior del equipo de profesionales para decidir la terapéutica necesaria para cada niño y su familia. De esta manera quedan disponibles como posibles estrategias: terapia psicomotriz (individual), básicamente a través de relajación terapéutica11, terapia psicomotriz (grupal), a través de técnicas lúdicas y grafoplásticas12, la indicación de tratamiento farmacológico (bajo la supervisión y el seguimiento estricto de la neuropediatra)13, tratamiento psicológico para el niño, entrevistas psicológicas con los padres o la madre y entrevistas con los docentes o equipo de orientación escolar.

Este enfoque interdisciplinario atiende a la complejidad del padecimiento corporal de niños y adolescentes. Recibimos al niño con ADD u otro trastorno y escuchamos el valor sintomático que tiene para el niño y la familia. Abordamos los trastornos de la atención y la motricidad dando alojamiento al modo particular en que se ha instalado la estructura psicomotriz, propiciando a través del tratamiento psicomotor la concentración y atención en el propio cuerpo por la vía de la sensorialidad, el lenguaje y las imágenes.

 

Referencias

1- Pronap 99, Módulo 4, Sociedad Argentina de Pediatría, Cap. 2, "Síndrome de Dispersión de la Atención con o sin Hiperactividad (S. D. A. H.), Dr Prof. Carlos Alberto Agustín Mamóndez.
2- Labilidad yoica y pobreza simbólica en el anclaje del esquema y la imagen corporal.
3- En una próxima nota nos extenderemos en la perspectiva neuropediátrica.
4- Diccionario de uso del español de María Moliner, ed. Gredos, Madrid 1998.
5- Me refiero a la actividad refleja arcaica, el tono axial y las reacciones equilibratorias ligadas a la sensorialidad, en particular las tempranísimas coordinaciones visoauditivas.
6- La matriz de la primeras constancias perceptivas y de la integración sensorial, la encontramos en la adecuación tónica de los intercambios madre-hijo. Al respecto nos dice el Dr Ajuriaguerra "Damos gran importancia a las modificaciones tónicas y de posturas recíprocas de las primeras interrelaciones considerándolas como las primeras formas de ligazón. La adecuación mediante la interacción entre las dos posturas es el fruto de una construcción mutua".
7- En su dimensión deseante.
8- Ver referencia 1.
9- Juegos corporales, relajación terapéutica y recursos grafoplásticos.
10- El equipo interdisciplinario del DTPs está constituido por: Psmta Mónica Beatriz Rodríguez (Psicomotricista y especialista en problemas de Aprendizaje), Lic. Gabriela Rodríguez (Psicóloga) y Dra. Mónica Robertella (Pediatra con orientación en Neurología Infantil).
11- Básicamente a través de la técnica diseñada para niños por el Dr. Berges y Bounes, que tiene como efecto un descenso de la actividad motriz y un aumento de la atención sobre el propio cuerpo, abriendo la vía de la sensopercepción y de la integración psicosomática y psicomotriz.
12- El grupo de niños que se ha constituido para la terapia psicomotriz grupal tiene además sus sesiones individuales. En el trabajo grupal se incluye junto con la coordinadora-psicomotricista, una observadora- psicomomotricista.
13- En nuestra experiencia, la mayoría de los niños derivados con sospecha de ADD o habiendo sido diagnosticados y medicados con anterioridad, no se les confirmó dicho diagnóstico.

"TECAR" es miembro de la Red de Orientación, Derivación y Capacitación en Discapacidad, en el rubro "Psicomotricidad (asistencia y docencia)", para el área de Gran Buenos Aires, zona sudoeste.

Gastos de envío
G R A T I S
Envíos España península para pedidos superiores a 49,90 euros (más iva) (condiciones)

Compartir en:

compartir FaceBook

Síguenos en: Síguenos en Twiter | Síguenos en Facebook | Instagram | pinterest

Enlaces rápidos a temas de interés

BOLETÍN

RSS | XHTML | CSS
Mapa Web | Registro | Contacta
© Majo Producciones 2001-2019 - Prohibida la reproducción parcial o total de la información mostrada