Busca:   en:
Inicio > Revista

La adquisición fonológica de niños. (Parte II)

“La relación entre pensamiento y habla es un continuo ir y venir del pensamiento al habla y habla al pensamiento.”
Carlo Romano Chiang | 1/04/2005
Enfoques Socioculturales.

Vygotsky.

Reflejo de la realidad en el desarrollo intelectual y lingüístico en un medio comunicativo y social.

Él vinculo más importante es, el lenguaje, por que permite aislar los rasgos esenciales de la percepción directa, incluyendo decisivamente en la formación de los procesos mentales al crear nuevas formas de atención, memoria, pensamiento y acción.

Para Vygotsky el lenguaje y el pensamiento tienen orígenes distintos, raíces filogenética y ontogeneticamente separadas, realizándose posteriormente un proceso de interconexión funcional, por el que el lenguaje se convierte en pensamiento y el pensamiento en lenguaje.

“La relación entre pensamiento y habla es un continuo ir y venir del pensamiento al habla y habla al pensamiento.”

“ Una palabra sin pensamiento es una cosa muerta, y un pensamiento desprovisto de palabra permanece en la sombra”.

Una vez que se combinan, el lenguaje se convierte en un medio importante para dirigir la acción y planificar futuras acciones, preparando los pasos para resolver tareas. Estimula el pensamiento y hace que madure y se convierta en un pensamiento verbal con lo que el desarrollo cognitivo se ve de hecho determinado por el lenguaje.

Por otra parte, según Vygotsky, las relaciones entre pensamiento y lenguaje no son invariantes ni arrancan de los orígenes del desarrollo, sino que se van estrechando a medida que se construyen durante el mismo: “la relación entre pensamiento y habla racional sufre cambios que pueden ser considerados como desarrollo en El sentido funcional.”

La independencia entre pensamiento y lenguaje en sus orígenes permiten hablar de una etapa prelingüística en el desarrollo del pensamiento y una etapa preintelectual en el desarrollo del habla.

El lenguaje es inicialmente una forma de comunicación con los adultos, exterior en forma y función. Luego, aunque conserva una forma externa, adquiere una función interna y se hace egocéntrico.

Por fin, sé internaliza del todo y se convierte en pensamiento verbal.

Este curso evolutivo afecta a todas las funciones mentales, de modo que la regulación del comportamiento motor va siendo progresivamente controlada por el lenguaje interno.

El habla egocéntrica tiene su origen en el habla social, aún no individualizada, y es la preparación (preludio) de la endofasia, es decir, de la internalización de esta en un habla interna.

Para Vygotsky el habla interna es algo nuevo traído al interior hacia fuera, junto con la socialización. Nosotros creemos que el habla egocéntrica proviene de la individualización insuficiente del habla social primaria Su culminación está en el futuro y se desarrolla en habla interna. De ahí que el monólogo, en su fase de desaparición, en lugar de hacerse más abierto o más social, se hace menos inteligible, más elíptico, o sea perteneciente a la elipse del habla interna

Piaget “ cree que el habla egocéntrica proviene de la socialización insuficiente del habla y que su único desarrollo es disminuir hasta llegar a desaparecer”. Para Vygotsky el lenguaje es ya desde sus comienzos esencialmente social y se interioriza paulatinamente para convertirse en un instrumento de primera importancia en el pensamiento del hombre. El lenguaje egocéntrico es un precursor del pensamiento verbal, que tendría así un carácter social, y representa una etapa intermedia en el proceso de interiorización del lenguaje, pues posee las mismas funciones que el lenguaje interno pero todavía se manifiesta de forma externa.

“Cuando Vygotsky afirma que la primera función del lenguaje debe ser la comunicación global, y que el habla posterior se diferencia en egocéntrica y comunicativa, propiamente dicha, creo que estoy de acuerdo con él” (Piaget).

Por lo demás, lo que Piaget no admite, es que ambas formas sean socializadas y difieran en la función, como afirma Vygotsky.

Entiende que no puede hablarse de socialización en un sentido tan amplio en este caso, sino cuando se da una cooperación intelectual, de modo que el lenguaje egocéntrico, aunque presupone las relaciones sociales, implica la falta de descentración, de la actitud para cambiar la perspectiva mental, para adoptar el punto de vista de los demás, y en este sentido no tiene una forma socializada. Para Vygotsky la hipótesis de las dos raíces del lenguaje, según la cual el lenguaje surge a través de la función de dos funciones previamente distintas, la representación y la comunicación, da lugar al lenguaje como socializador en primer lugar.

Según Mead. Él pensamiento es social en su origen, porque se desarrolla necesariamente por y en la comunicación con el otro, lo es también en su contenido, en razón de los símbolos colectivos que utiliza para constituirse y comunicarse: “Mead se ocupó especialmente de la conducta implícita ( sobre entendimiento) en el fundamento de los signos lingüístico y en el contexto social en que estos funcionaban y surgían.

Mead consideraba que la mente individual y él yo autoconciente aparecían en un proceso social cuando la comunicación gestual objetiva se interiorizaba en el individuo a través del funcionamiento de los gestos vocales.

Bruner :Considera que el lenguaje no es un mero cálculo de oraciones ni un catálogo de significados, sino un medio de relacionarse con otros seres humanos en un mundo social.

Su punto de partida en apoyarse en los estudios sobre el desarrollo cognitivo, de acuerdo con los cuales este vendría determinado por tres modos sucesivos de representación: enactiva, icónica y simbólica, que presupone respectivamente, acciones, imágenes y lenguaje, en niveles cada vez más avanzados y complejos. Para Bruner, el desarrollo no consiste en una serie de estadios, sino más bien en el dominio sucesivo de tres formas de representación, y de las posibilidades de traducción parcial de unas y otras.

Los modos de representación serían independientes, de tal manera que entrarían en conflicto, siendo este el impulsor del desarrollo cognitivo.

La adquisición del lenguaje, el último de los niveles evolutivos, es el determinante más importante del desarrollo cognitivo, pues al codificar los estímulos permite al niño liberarse de la apariencia perceptiva, dándole a su cognición mayor estabilidad y flexibilidad.

Bruner comparte con Vygotsky la idea de que el lenguaje es una herramienta que modifica el desarrollo cognitivo. El lenguaje actuaría como amplificador e introductor de los factores sociales. También considera que lenguaje y pensamiento tienen un origen y un curso de desarrollo distintos, aunque están estrechamente ligados.

Ahora bien, no existiría ningún impulso interno para el desarrollo, sin el correspondiente impulso externo y el mismo procede del medio cultural, especialmente de lo que se llama “amplificadores externos”(familia y educación).

Bruner “El niño disfruta de un acceso privilegiado al lenguaje, Su entrada en él, está sistemáticamente arreglada por la comunidad lingüística Es igualmente claro que los niños, al intentar usar el lenguaje para lograr sus fines, hacen mucho más que simplemente dominar un código. Están negociando procedimientos y significados y, al aprender a hacer eso, están aprendiendo los caminos de la cultura, así como los caminos de su lenguaje.”
A b i e r t o
Colaborando con el YoMeQuedoenCasa ofrecemos:

5% de descuento en todos los libros digitales (Ayuda eBooks)

Gastos de envío GRATIS en compras superiores a 19,90€ (condiciones)

Compartir en:

compartir FaceBook

Síguenos en: Síguenos en Twiter | Síguenos en Facebook | Instagram | pinterest

Enlaces rápidos a temas de interés

BOLETÍN

RSS | XHTML | CSS
Mapa Web | Registro | Contacta
© Majo Producciones 2001-2020 - Prohibida la reproducción parcial o total de la información mostrada