Busca:   en:
Inicio > Revista

La dislalia. Marco conceptual, evaluación e intervención en el centro educativo. (Parte II)

El lenguaje del niño dislálico, si se extiende a muchos fonemas, puede llegar a hacerse ininteligible, por las desfiguraciones verbales que emplea continuamente.
Concepto

El concepto de dislalia corresponde al trastorno en la articulación de los fonemas, bien por la ausencia o alteración de algunos sonidos concretos o por la sustitución de estos por otros de forma incorrecta. Se trata de una incapacidad para pronunciar o formar correctamente ciertos fonemas o grupos de fonemas.

La dislalia puede afectar a cualquier consonante o vocal. Puede presentarse el defecto referido a un solo fonema o a varios en número indeterminado, o afectar tan solo a la asociación de consonantes, cuando estas aparecen unidas en una sola sílaba, omitiendo en este caso una de ellas. El lenguaje del niño dislálico, si se extiende a muchos fonemas, puede llegar a hacerse ininteligible, por las desfiguraciones verbales que emplea continuamente.

Clasificación

Atendiendo a sus causas podemos clasificar las dislalias en: dislalia evolutiva, dislalia funcional, dislalia audiógena y dislalia orgánica.

Dislalia evolutiva
Se denomina dislalia evolutiva, aquella fase del desarrollo del lenguaje infantil en la que el niño o la niña es capaz de repetir por imitación las palabras que escucha, de formar los estereotipos acústico-articulatorios correctos. A causa de ello repite las palabras de forma incorrecta desde el punto de vista fonético. Los síntomas que aparecen son, por tanto, los de la dislalia, al darse una articulación defectuosa.

Aunque la dislalia evolutiva no precisa un tratamiento directo, forma parte de un proceso normal, es necesario mantener con el niño o la niña un comportamiento adecuado que ayude a su maduración general para evitar posteriores problemas, y que no permita una fijación del esquema defectuoso, que en ese momento es normal para él o ella. Por tanto, es conveniente hablarle siempre de forma clara y adulta, no imitando sus defectos ni tomarlos como una gracia ya que puede reforzar la pronunciación defectuosa e impedir su evolución.

Dislalia funcional
La dislalia funcional es un defecto en el desarrollo de la articulación del lenguaje por una función anómala de los órganos periféricos. Se presentan las anomalías descritas al tratar el concepto general de dislalia sin que existan trastornos o modificaciones orgánicas en el sujeto, sino tan solo una incapacidad funcional. El fonema es el resultado final de la acción de la respiración, de la fonación y de la articulación. En estos casos existe una incapacidad o dificultad funcional en cualquiera de estos aspectos que impide la perfecta articulación.

La dislalia funcional puede darse en cualquier fonema, pero lo más frecuente es la sustitución, omisión o deformación de los siguientes: /r/, /k/, /l/, /s/, /z/ y /ch/. El niño o la niña dislálico, en muchos casos, sabe que articula mal, quiere corregirse y trata de imitarnos, pero sus órganos no obedecen con la facilidad que desea, y no encuentran el movimiento concreto que debe ser realizado parea pronunciar un sonido correctamente.

Para la denominación de los distintos errores que se dan en la dislalia, se utiliza una terminología derivada del nombre griego del fonema afectado con la terminación “tismo” o “cismo”. Así la articulación defectuosa de la /r/ se denomina rotacismo, la de la /s/ sigmatismo, la de la /d/ deltacismo, etc. Cuando un fonema es sustituido por otro se antepone “para”, como pararrotacismo.

El resultado de la experiencia y las estadísticas demuestran que se da una mayor incidencia de dislalias en el sexo masculino que en el femenino.

Dislalia audiógena
Un elemento fundamental en la elaboración del lenguaje es la percepción auditiva, necesaria para conseguir una correcta articulación. El niño o la niña que no oye nada, no hablará nada espontáneamente, y quién oye incorrectamente, hablará con defectos. Estas alteraciones de la articulación producidas por una audición defectuosa se denominan dislalias audiógenas. La “hipoacusia, en mayor o menor grado impide la adquisición y el desarrollo del lenguaje y dificulta el aprendizaje de conocimientos escolares, trastorna la afectividad y altera el comportamiento social” (Perello, J. 1973).

El niño que presenta una dislalia audiógena, motivada por un déficit auditivo, tendrá especial dificultad para reconocer y reproducir sonidos que ofrezcan entre sí semejanza, al faltarle la capacidad de diferenciación auditiva. Generalmente en estos casos, junto a la dislalia, se presentarán alteraciones de la voz y del ritmo, que modificarán la cadencia normal del habla.

La causa audiógena de la dislalia se detectará con exactitud a través del examen audiométrico que indicará la intensidad de la perdida. Según sus resultados se verá si es necesaria la aplicación de una prótesis auditiva que permita la ampliación del sonido y que en la mayoría de los casos será útil, tanto para el desarrollo de su lenguaje como para su vida de relación. El tratamiento de la dislalia funcional también puede ser válido para la dislalia audiógena, en lo que se refiere a la enseñanza y corrección de la articulación.

Dislalia orgánica
Se denomina dislalia orgánica al trastorno de la articulación que está motivado por alteraciones orgánicas. Estas alteraciones orgánicas pueden referirse a lesiones del sistema nervioso que afecten al lenguaje, en cuyo caso se denominan disartrias. Cuando la alteración afecta a los órganos del habla, por anomalías anatómicas o malformaciones de los mismos, se tiende a llamarlas disglosias.
Gastos de envío
G R A T I S
Envíos España península para pedidos superiores a 49,90 euros (más iva) (condiciones)

Compartir en:

compartir FaceBook

Síguenos en: Síguenos en Twiter | Síguenos en Facebook | Instagram | pinterest

Enlaces rápidos a temas de interés

BOLETÍN

RSS | XHTML | CSS
Mapa Web | Registro | Contacta
© Majo Producciones 2001-2019 - Prohibida la reproducción parcial o total de la información mostrada