Busca:   en:
Inicio > Revista

Las arrugas y las canas, esas son cosas vanas ....(Parte I)

Me dijo Martina, una paciente octogenaria que concurrió al consultorio con el propósito de completar los trámites de renovación de su carnet de conductor. Sucedió hace muy pocos días, cuando preparaba esta monografía, y trascendió en mí porque en ese momento luchaba contra la dificultad de escribir genéricamente sobre personas que apenas tienen en común una sola cosa: la edad.
Las arrugas y las canas, esas son cosas vanas ....

Me dijo Martina, una paciente octogenaria que concurrió al consultorio con el propósito de completar los trámites de renovación de su carnet de conductor. Sucedió hace muy pocos días, cuando preparaba esta monografía, y trascendió en mí porque en ese momento luchaba contra la dificultad de escribir genéricamente sobre personas que apenas tienen en común una solacosa: la edad. Todo lo demás es un largo registro de aspectos diferenciadores dentro de una amplísima gama, pero de los que rescato a uno muy especialmente como punto de inflexión: la forma con que asumen su vida..., el ser o el sentirse seres humanos dignos, antes que gerontes, ancianos, adultos mayores o viejos, y sin desubicarse en la pretensión de la eterna Juvenilia. La vejez es una etapa más de la vida, y por estar vivos justamente es que se plantean constantes desafíos. Y es la actitud la que define si cada uno los asume con firmeza, los soslaya o directamente los ignora.

Algunas consideraciones generales.

El vigésimo siglo ha atestiguado el cambio demográfico más dramático de la historia global, dando por resultado un aumento sin precedentes en los números y las proporciones de ancianos.

Es bien conocido que las personas mayores de 60 años representan en los países desarrollados cerca del 20% de la población y las tendencias futuras la aproximarán al 25%. En los países en desarrollo la proporción es menor, pero el envejecimiento poblacional está ocurriendo mucho más rápidamente.

Así para mediados de siglo los porcentajes de la población mundial correspondientes a ancianos y jóvenes serán iguales. Según se prevé, el porcentaje de las personas de 60 y más años en todo el mundo se duplicará entre el año 2000 y el 2050 y pasará del 10% al 21%; se proyecta, en cambio, que el porcentaje correspondiente a los niños se reducirá en un tercio y pasara del 30% al 21%.

Se puede envejecer bien o mal y si estamos hablando que el envejecimiento se ha alargado ocupando casi la tercera parte de la vida, debemos conocer y hacer para lograr que ese envejecer, además de los años, tenga una buena calidad de vida.

Existen varias teorías que intentan explicar el proceso del envejecimiento.

1- La Teoría del cronómetro celular: el proceso de envejecer es un mecanismo programado; distintos factores tales como el stress, nutrición, cambios degenerativos y modificaciones inmunológicas y hormonales influyen directamente sobre el potencial cronómetro de división celular.

2- La Teoría del Cross-Linking (entrecruzamiento): los cambios moleculares ocurren en las proteínas, y se produce pérdida de la elasticidad y rigidez, con el subyacente cambio en el tejido, inflamación y degeneración.

3- La Teoría de los Radicales libres: es la más aceptada. Los radicales libres actúan sobre las membranas celulares cuando no encuentran ningún tipo de resistencia de elementos antioxidantes.

4- Otras teorías incluyen errores del ADN, que también pueden favorecer la producción de oxidantes. Probablemente el proceso de envejecimiento involucre el conjunto de las alteraciones mencionadas.

Está en cada uno de nosotros retardar, frenar y hasta revertir los procesos de declinación que se generan a partir de la edad media de la vida.

El envejecimiento puede considerarse desde distintos puntos de vista: cronológico, biológico, psíquico (en relación con el duelo y la jubilación), social, fenomenológico (entendido como la percepción subjetiva de la propia edad), y funcional, el cual resulta de la interacción de los demás, y quizás es el mejor reflejo de la integridad del individuo que envejece.

Un proverbio dice que "La vejez te la haces tú: no viene automáticamente con los años, sino cultivando la sabiduría y la sobriedad", con lo que defino al envejecimiento exitoso como aquel en el que se observa una declinación funcional compatible con la edad y donde ni la enfermedad, ni los factores ambientales ni el estilo de vida la complican ni la aumentan.


Gastos de envío
G R A T I S
Envíos España península para pedidos superiores a 49,90 euros (más iva) (condiciones)

Compartir en:

compartir FaceBook

Síguenos en: Síguenos en Twiter | Síguenos en Facebook | Instagram | pinterest

Enlaces rápidos a temas de interés

BOLETÍN

RSS | XHTML | CSS
Mapa Web | Registro | Contacta
© Majo Producciones 2001-2019 - Prohibida la reproducción parcial o total de la información mostrada