Busca:   en:
Inicio > Revista

Modulación de los sonidos, deglución y respiración desde el punto de vista estructural. (Parte I)

Cuando hablo de estructuras me refiero a aquellos núcleos de conocimiento que se han ido agrupando en estrategias de trabajo que resultan eficaces. A ellas vuelvo continuamente y en general las aplico en todos los casos tratados.
Modulación de los sonidos, deglución y respiración desde el punto de vista estructural

Como todos los que trabajamos para mejorar la comunicación de los otros me he visto en el dilema de aislar los movimientos de reeducación en ejercicios o enfrentarme a la incertidumbre de una mejoría donde yo solo soy un instrumento para transmitir conocimientos que en esta sociedad globalizada, ya pertenecen a todos.

Cuando hablo de estructuras me refiero a aquellos núcleos de conocimiento que se han ido agrupando en estrategias de trabajo que resultan eficaces. A ellas vuelvo continuamente y en general las aplico en todos los casos tratados.
Estructura para mi no quiere decir rigidez, repetir lo mismo de distinta manera, “estructural” es un hacer creativo que estimula la mente y acorta los aprendizajes.
También hablo de estructuras en un sentido literal cuando muestro las estructuras tridimensionales de carácter anatómico y lúdico que he construido y utilizo para ilustrar las palabras con las que trato de transmitir el conocimiento que no es mío sino que se ha ido construyendo con cada tratamiento.

Cada paciente ha dejado una idea o una duda y eso me llevó a plantearme la posibilidad de hacer estas esculturas móviles, las estructuras tridimensionales, y a trabajar de un modo global que he llamado “Procedimientos fonoaudiológicos estructurales”.
Como muchos, he aplicado en un principio ejercicios aislados y he trabajado con el punto y modo de articulación de los distintos fonemas para reeducarlos.

Hoy después de un largo camino de trabajo personal y muchos errores y frustraciones con casos que no se resolvieron favorablemente puedo decir que he encontrado una forma simple de modificar alteraciones del habla, la deglución y la respiración.
Desconozco como se trabajan en otros lados la modulación de los sonidos “R” y “S” ya que son tan variables de región en región y de país en país. Pero si se que todos, sin distinción tenemos el mismo mecanismo respiratorio, compartimos el hueso hioides y el aparato hial y podemos utilizarlos de este modo para que los músculos de la lengua estén listos para pronunciar los sonidos de los distintos idiomas.

Estoy acostumbrada a ver niños que hablan dos, tres y hasta cuatro idiomas lo que me llevó a trabajar la modulación de los sonidos reubicando el aparto hial, moviendo la lengua desde su base y no desde su punta, modificar la deglución con el procedimiento pautado de la “Boca gigante” y a lograr el adecuado tono lingual por el descenso del músculo diafragma en la inspiración. Además de lograr una respiración completa y flexibilidad del tórax.

Tardé tiempo en darme cuenta que, si bien la consulta era por un sonido discordante del habla l o una lengua que empujaba los dientes al tragar, yo debía modificar las funciones vitales: respiración, deglución o articulación por medio del “Tip-tap” y aparato hial, músculos de la lengua y el problema se resolvía solo con este pequeño empujoncito que con el transcurrir del tiempo se integraba al crecimiento general o a una forma natural de articular, comer o respirar, en el caso de los adultos. Es decir con una pequeña intervención de seis sesiones de una hora de duración cada una y dónde la mayoría del tiempo jugábamos o impartíamos información. De toda esta información condensada el paciente solo toma lo que le sirve e interesa o puede tomar.
En este espacio fui desarrollando las estructuras tridimensionales que enseñan y son juguetes a la vez.

A los fines prácticos, consulte por lo que consulte el paciente, yo observo como come y como respira. La dificultad articulatoria se manifestará sola en medio de esta observación y la anoto para hacer mas hincapié en ella en el correr de las sesiones.
Le doy una galleta y pido que la coma como come habitualmente mientras yo observo si succiona el labio inferior, si marca el surco naso-labial o hace presión en los músculos orbiculares de los labios. Luego le pido que coma otra vez y que cuando yo le avise abra la boca , entonces observo si reparte la comida por toda la superficie de la lengua o si ya la ubica en un costado formando el bolo alimenticio.
Si he visto que marca las comisuras labiales o succiona el labio inferior y veo repartida la comida por sobre la superficie de la lengua es que está utilizando exageradamente los músculos genioglosos cuyos fascículos superiores van a la punta de la lengua, la doblan hacia abajo y la ubican detrás de los incisivos inferiores facilitando la succión. De este modo la lengua da vueltas hacia abajo para llevar la comida hacia atrás.
Si es un niño que ya tiene muelas este tipo de deglución no es el adecuado y seguramente le traiga problemas ortodóncicos, no le permita una buena ventilación por la trompa de Eustaquio, el frenillo se mantenga corto o aparezca resonancia nasal.
En caso de observar esta succión de los alimentos presto atención al mentón y al frenillo mentoniano para ver si cierra la boca elevando la zona de la borla de la barba. Colocando mis dedos a debajo de la mandíbula, busco percibir si están en tensión los músculo genihioideos y milohioideos. Esto puede atraer al aparato hial y al hueso hioides hacia delante y proyectar la lengua hacia fuera.

Observo la respiración en todas las consultas. Es muy común ver que los pacientes al inspirar solo elevan las clavículas, al hacer esto levantan la jaula torácica y ésta se agranda solo en sentido vertical por lo que existe poco trabajo del músculo diafragma y, con ello llega también, poco aire fresco a todo el volumen de los pulmones

Le pido que siga respirando normalmente y observo el movimiento de las clavículas, si estas se elevan en vez de mantenerse casi inmóviles sosteniendo el tórax es que está haciendo una inspiración de tipo clavicular y no llena todo el tórax. Luego le pido que inspire profundamente y observo el movimiento de las clavículas pero, además si no hay movimiento en la zona diafragmática.
Es decir que contrae los músculos abdominales, no permite que descienda naturalmente el diafragma y agranda el tórax solo en sentido longitudinal.

Durante las sesiones de trabajo combino los movimientos deglutorios utilizando la “Boca gigante”, los trabajos con la respiración utilizando el “Torax” y los articulatorios prestando más atención al problema que lo trajo a la consulta pero siempre utilizando el juego del “Tip-Tap”.
Gastos de envío
G R A T I S
Envíos España península para pedidos superiores a 49,90 euros (más iva) (condiciones)

Compartir en:

compartir FaceBook

Síguenos en: Síguenos en Twiter | Síguenos en Facebook | Instagram | pinterest

Enlaces rápidos a temas de interés

BOLETÍN

RSS | XHTML | CSS
Mapa Web | Registro | Contacta
© Majo Producciones 2001-2019 - Prohibida la reproducción parcial o total de la información mostrada