Busca:   en:
Inicio > Revista

¿De qué hablamos cuando hablamos de psicología cognitiva? (Parte IV)

“Si la mente ya no es pensada como una cosa sino como un conjunto de procesos o actividades para operar con representaciones simbólicas del mundo, y ese conjunto tiende a configurarse como sistema, es indispensable estudiarlo en profundidad y llegar a producir respuestas articuladas sobre los procesos de percepción, de atención, de memoria, de lenguaje de pensamiento, de emoción, de voluntad. Pero, como sabemos, no tenemos respuestas convergentes, sino muchas diferentes, e incluso, divergentes.”(Camilloni,1998)
El sujeto, el objeto y la deuda

No parece justo endilgar una deuda a la psicología cognitiva, ni acusarla de “excesivamente global”. Si bien es cierto que el contenido empírico y teórico de la Ciencia Cognitiva es vasto, esta no nace ni acaba en la Psicología Cognitiva. Entonces, pues, corresponde a cada disciplina ordenar su enfoque , entendido éste a la manera bungeana como la manera de conceptuar y tratar procesos empíricos y conceptuales que se suscitan en el campo de una disciplina, (Bunge, 1988) y puntualizar su objeto.
Existe en nuestro medio una excesiva psicologización de los hechos y teorías, y no todos ellos conciernen a este campo.
Como ilustra ocurrentemente Carretero:

“Si uno pasea por las calles de Buenos Aires, es bastan¬te habitual escuchar términos como "acompañante contrafóbico", "relación perversa", "deberías correrte de ese lugar", "bueno, tu sabes ... la contratransferencia ... ", "entonces él me psicopateo", "hace falta otra mirada" y otras expresiones pa¬recidas. Como se sabe, en los ámbitos porteños es frecuente el vocabulario de corte psicologista escorado mas bien hacia el lado del diván y similares. Por el contrario, si el acercamien¬to urbano del que hablamos se produce en algún cenáculo psi¬cológico de Madrid, es muy posible que oigamos hablar de "no pude recuperar la información", "tu razonamiento esta sesgado", "fulano no codifica nada" y otras expresiones cerca¬nas a estas. Es muy probable que el lector este pensando que la razón de esta obvia diferencia reside en la influencia que ejercen distintas teorías en la cultura y vida cotidiana. Hasta ahí, nada nuevo bajo el sol.
Sin embargo, este asunto puede tener más importancia de que parece, porque muestra de manera anecdótica cual es la predominancia de unas teorías sobre otras en diferentes contextos.”

Es decir, nosotros mismos difuminamos y volvemos imprecisos los límites de la Ciencia Cognitiva tratándola de “Psicología Cognitiva” en igualdad de condiciones, dada la predominancia de unas teorías sobre otras, según el contexto en el que nos encontremos.

Como afirma Camilloni:

“Si la mente ya no es pensada como una cosa sino como un conjunto de procesos o actividades para operar con representaciones simbólicas del mundo, y ese conjunto tiende a configurarse como sistema, es indispensable estudiarlo en profundidad y llegar a producir respuestas articuladas sobre los procesos de percepción, de atención, de memoria, de lenguaje de pensamiento, de emoción, de voluntad. Pero, como sabemos, no tenemos respuestas convergentes, sino muchas diferentes, e incluso, divergentes.”(Camilloni,1998)
Día Alzheimer 2019
[Libros alzheimer con descuento]

 
Gastos de envío
G R A T I S
Envíos España península para pedidos superiores a 49,90 euros (más iva) (condiciones)

Compartir en:

compartir FaceBook

Síguenos en: Síguenos en Twiter | Síguenos en Facebook | Instagram | pinterest

Enlaces rápidos a temas de interés

BOLETÍN

RSS | XHTML | CSS
Mapa Web | Registro | Contacta
© Majo Producciones 2001-2019 - Prohibida la reproducción parcial o total de la información mostrada