Busca:   en:
Inicio > Revista

CARLOS o la historia de un malestar. (Parte I)

Cuando conocí a Carlos la situación ya estaba algo deteriorada, quizás la demanda de intervención se hizo demasiado tarde, quizás se pensaba que estas cosas se resuelven con la edad, es cuestión de madurar, o quizás no se pensaba nada, se actuaba, se habían acostumbrado a convivir con el problema.
José Moreno Millan | 1/08/2008
CARLOS o la historia de un malestar.

Cuando conocí a Carlos la situación ya estaba algo deteriorada, quizás la demanda de intervención se hizo demasiado tarde, quizás se pensaba que estas cosas se resuelven con la edad, es cuestión de madurar, o quizás no se pensaba nada, se actuaba, se habían acostumbrado a convivir con el problema.
Carlos es un chico de 14 años que cursa actualmente 2º de ESO en el colegio donde ya había asistido su padre. El centro educativo esta ubicado a las afueras de la ciudad, con buenas instalaciones y buen ambiente educativo. Su hermana mayor también había asistido, y con buenos resultados académicos, ahora esta en la Universidad. Sus padres trabajaban los dos con un horario de trabajo algo agotador, sobre todo el padre, que acostumbra a volver tarde a casa.

Carlos nunca había sido un chico muy escolar, la Educación Primaria la había superado sin grandes problemas, algún suspenso pero siempre recuperado en la evaluación siguiente. Cuando empezó la etapa de Educación Secundaria empezaron sus problemas, su actitud delante de las tareas escolares no era precisamente de motivación activa, las tareas las dejaba para el final, y en algunas de ella utilizaba la mentira para librarse de ellas. Pero el verdadero problema era su conducta, se había vuelto contestón, protestaba con cierta frecuencia, su tono de voz era por natural demasiado alto y parecía enfadado sin razón aparente.

La relación con sus compañeros no podía catalogarse como buena, había disputas, riñas, alguna que otra pelea, quizás todo esto era la consecuencia de su falta de liderazgo, de sus carencias como buen estudiante, la cual cosa intentaba compensar destacando con una conducta disruptiva, provocadora y desafiante.
En la clase le costaba mantener la atención a las explicaciones de los profesores, parece que había desconectado del ritmo de aprendizaje de sus compañeros, y a los profesores cada vez les costaba más rescatarlo de sus ausencias.

Del ritmo que no había desconectado y que cada día se mostraba como un experto era el de las interrupciones en clase, de los comentarios fuera de tono, descalificadores y algunas veces amenazantes que enviaba a algunos de sus compañeros. Era también un experto en crear pseudominos a los profesores, la cual cosa creaba un estado de opinión entre los alumnos que hacia difícil dar clase a los profesores que caían bajo sus criticas.
Gastos de envío
G R A T I S
Envíos España península para pedidos superiores a 49,90 euros (más iva) (condiciones)

Compartir en:

compartir FaceBook

Síguenos en: Síguenos en Twiter | Síguenos en Facebook | Instagram | pinterest

Enlaces rápidos a temas de interés

BOLETÍN

RSS | XHTML | CSS
Mapa Web | Registro | Contacta
© Majo Producciones 2001-2019 - Prohibida la reproducción parcial o total de la información mostrada