Busca:   en:
Inicio > Revista

Desarrollo del lenguaje del niño de 6 a 7 años (Parte V)

Los niños que están en la etapa de la operaciones concretas realizan diversas tareas en un nivel mucho mas elevado que cuando se hallan en la etapa preoperacional.

Desarrollo Cognocitivo del niño de 6 y 7 años.
 
Según Piaget, alrededor de los siete años, los niños entran en la etapa de las operaciones concretas, cuando están en posibilidades de realizar operaciones mentales para resolver problemas concretos (reales). En esta etapa, los niños piensan ya en forma lógica, puesto que pueden considerar diversos aspectos de una situación. Sin embargo, aun se limitan a pensar len situaciones reales relacionadas con en el aquí el ahora.
 
PROGRESOS COGNOSCITIVOS.
 
Los niños que están en la etapa de la operaciones concretas realizan diversas tareas en un nivel mucho mas elevado que cuando se hallan en la etapa preoperacional. Tienen una mejor comprensión de los conceptos espaciales, la causalidad. La conservación y los números.

Espacio y casualidad.
 
¿Por qué muchos niños de seis o siete años pueden ir de la casa a la escuela y regresan sin perderse, mientras que esto resultaría imposible para la mayoría de los niños de corta edad? Una razón es que los niños que atraviesan por la etapa de las operaciones concretas entienden mejor las relaciones espaciales. Tienen una idea mas clara de que tan lejos están un lugar de otro cuanto tiempo les llevara llegar ahí, además de qué les es posible recordar con mayor facilidad la trayectoria y los puntos de referencia a que hay a lo largo del camino. En este desarrollo, la experiencia desempeña una función importante: cuando un niño camina a la escuela, se va familiarizando cada vez más con el barrio que circundad su hogar.
 
Con la edad, mejoran tanto la capacidad para emplear mapas y modelos como la habilidad para comunicar información espacial. Aunque los niños de seis años puedan buscar y encontrar objetos escondidos, por lo común no dan instrucciones debidamente organizadas para hallar los mismos objetos tal vez porque carecen del vocabulario apropiado o porque no se dan cuenta de cual es la información que necesita la otra persona.
 
Ejemplos de progreso cognoscitivos. En niños de 6 y 7 años.
 
Pensamiento espacial. Danielle puede utilizar un mapa o modelo para ayudarse en su búsqueda de un objeto escondido y puede darle instrucciones a alguien, calcular distancia y juzgar cuanto tiempo le llevara ir de un lugar a otro.
 
Causa y efecto: Douglas sabe que atributos físicos de los objetos en cada lado de una pesa influirán en el resultado (es decir, que la cantidad de objetos importa, pero no el color). Aun desconoce que factores espaciales, como la posición y la ubicación de los objetos, marcan una diferencia.
 
Clasificación. Elena puede ordenar los objetos por categorías, como forma, color o ambos. Sabe que una subclase (rosas) cuenta con menos elementos que la clase de la que forma parte (flores).
 
Seriación e inferencia transitiva inference: Catherine puede ordenar un grupo de palillos, del más corto al más largo, e introducir un pañillo de tamaño intermedio en el lugar apropiado. Sabe que el primer palillo es mas largo que el segundo y este que el tercero, entonces el primer palillo es mas largo que el tercero
 
Razonamiento inductivo y deductivo: Dará puede resolver problemas inductivos y deductivos y sabe que las conclusiones inductivas, son menos seguras que las deductivas.
 
Conservación: Stacy, a los siete años sabe que cuando a una bola de arcilla se le da forma de salchicha, seguirá conteniendo la misma cantidad de arcilla.
 
Números y matemáticas: Kevin puede contar mentalmente, suma contando a partir de la cifra más pequeña y realiza problemas anecdóticos simple.
 
Conclusión:
 
 
Como hemos podido ver los estudios avanzados sobre el desarrollo del niño no llevan a estar mas cerca de aceptar o corregir conductas a tiempo en los niños, así iremos conociendo como va avanzando en lo que es el aprendizaje del lenguaje desde sus primeros indicios de querer manifestarse con balbuceos, gruñidos, gritos, etc. Pasando de una etapa a la otra que por lógica en unos se da exacto como aquí lo decimos, en otros muy tempranos y algunos muy tarde.
 
Así se va viendo el progreso en la expresión oral desde los tres primeros mese de vida hasta los siete años que es cuando realmente el niño ha aprendido a hablar y tienen dominio sobre una gran cantidad de palabras es decir entiende lo que oye y puede expresarse para que lo entiendan.
 
Los niños como seres en formación constante también van manifestando las emociones que hoy los adultos manifestamos con naturalidad y con madurez como la alegría, que es una de las emociones, que según los estudiosos constituye el fundamento de una actitud personal atrayente y cordial, pues, la alegría atrae más que la tristeza y el desánimo.
 
Los estudios también han podido demostrar que el miedo y la timidez pueden convertir al niño en un ser callado, replegado, retraído que puede ser lesivo para él y que puede transformar al futuro hombre o mujer en una persona temerosa, incluso, de si mismo.
 
La ira es otra de las emociones que comienza a manifestar el niño durante su crecimiento y que como ya lo explicamos en las páginas anteriores es por causa social y simple, es decir el niño se pone bravo porque no quiere comerse el cereal, la sopa o porque su mamá no se lo da en la boca algo que por lo general es mal interpretado por algunos padres que se pueden corregir de otra manera.
 
También los niños manifiestan celos, bien por la llegada al mundo de otro hermanito, por la cercanía del padre a la madre, en muchos casos se habla del "complejo de Edipo" que es cuando el niño se "enamora" de la mamá o la niña del papá y no quiere que nadie se le acerque, mucho menos un particular.
 
Pero se ha demostrado que en el hogar es donde más se afianzan las emociones del niño, es donde va a aprender a ser un hombre o una mujer de bien, si sus padres lo son, con razón se dice que la familia es la célula fundamental de la sociedad, pues si un niño crece en el seno de una buena familia será un buen padre y la niña una buena madre, un buen hijo, un buen amigo, buen compañero y solidario con sus semejantes y de desarrollarse dentro de una familia con conflictos ocurrirá todo lo contrario, de allí que del hogar es donde depende toda buena o mala sociedad y es la escuela la segunda instancia para terminar de conformar ese conglomerado de buenos seres humanos, esa es la altas responsabilidad del hogar y de la escuela.
 

  

 

Referencias

Nueva pedagogia y psicologia infantil. Biblioteca practica para padres y educadores la infancia.
edidta.: cultural, s.a.págs. 147, 215
Cajita sorpresa.Orientaciones para padres y maestros sobre el desarrollo psicofísico infantil.
El niño y su mundo editorial clasa, s.a.págs.47, 48, 49, 50.

El libro de la salud familiar universal. pag. 213, 214. 

Gastos de envío
G R A T I S
Envíos España península para pedidos superiores a 49,90 euros (más iva) (condiciones)

Compartir en:

compartir FaceBook

Síguenos en: Síguenos en Twiter | Síguenos en Facebook | Instagram | pinterest

Enlaces rápidos a temas de interés

BOLETÍN

RSS | XHTML | CSS
Mapa Web | Registro | Contacta
© Majo Producciones 2001-2021 - Prohibida la reproducción parcial o total de la información mostrada