Busca:   en:
Inicio > Revista

Sistema craneosacro

En general los ritmos que nos resultan más familiares son el cardiovascular y respiratorio. Así como estos, tenemos otro ritmo corporal, el Ritmo Craneosacro (del Sistema CraneoSacral), que influye en muchas funciones vitales. Una alteración de este sistema, puede afectar adversamente el desarrollo del cerebro y medula espinal, produciendo disfunciones neurológicas, sensoriales y motoras.

Nadia Felix | 1/08/2017

Este sistema es fisiológico, lo encontramos en los mamíferos, comienza a desarrolla en la vida intrauterina y persiste hasta la muerte. (es el último ritmo biológico en desaparecer).
Está formado por las membranas meníngeas y líquido céfalo-raquídeo que rodean y protegen al neuroeje. Se extiende desde el los huesos craneales hasta el sacro.
El Dr. John Upledger, médico cirujano y osteópata, es líder en la utilización del ritmo craneosacro no solo para evaluar sino para tratar variados dolores y patologías. Su trabajo de investigación y trabajo clínico permitieron un mayor desarrollo de estas terapias de suave contacto que han demostrado ser muy efectivas en disfunciones hasta ahora no muy bien comprendidas como dolores crónicos, astenia e infecciones recurrentes.
El efecto de la Terapia CráneoSacra es el "alivio" de múltiples patologías y está basado en la capacidad fisiológica natural auto-correctiva del individuo. Mediante un contacto terapéutico, este método, facilita que la fuerza hidráulica del sistema craneal mejore el medio interno del SNC del individuo.
Debido al efecto sobre muchas funciones del organismo, esta Terapia es empleada por una gran variedad de profesionales de la salud como Osteópatas, Terapistas Físicos, Kinesiólogos, Médicos, Odontólogos, T.O, Fonoaudiólogos etc.



¿Cómo se realiza?

Es una técnica muy suave. Rara vez el terapeuta aplica más de 5 a 10 gramos de presión. La terapia CraneoSacral utiliza como instrumento de evaluación el ritmo de este sistema fisiológico para precisamente corregir el origen de diferentes patologías. Para poder conseguir esto se requiere de un contacto suave y sensible más que de una mano pesada.
Un terapeuta entrenado puede percibir y testear el movimiento del SCS en cualquier parte del cuerpo. Se puede obtener así, una gran información acerca de las diferencias cualitativas que presenta el movimiento en su amplitud, rango, simetría etc.
El ritmo puede ser palpado más fácilmente sobre los huesos del cráneo, sacro y coxis, porque a ellos se inserta la duramadre (que envuelve el LCR).
El líquido cefalorraquídeo es filtrado de la sangre. Un aumento en la presión del LCR, activa un sistema de señales para la detención en la producción del mismo que va a dar al sistema la característica de hidráulico semi-cerrado. Cuando el líquido se mueve, (fase de producción)- con un rango de 6 a 12 ciclos por minuto considerado normal- también lo hace impactando sobre la membrana que lo contiene (duramadre).
Este ritmo se puede detectar en otros huesos de la columna y pelvis, pero debido a su relación indirecta sobre el sistema hidráulico, es más difícil su palpación. Esto mismo sucede con los huesos de la cara y a la articulación témporo-mandibular.



¿Cuál es el origen del sistema CraneoSacro y de su Terapia?

La existencia de los ritmos cardiovascular y respiratorio ya no es motivo de debate en estos tiempos, pero sí lo fue durante siglos, en las comunidades médicas de todo el mundo. La historia del sistema CráneoSacro es muy reciente.
En 1900, a un estudiante de osteopatía de Kirksville, Misouri, Dr. William G. Sutherland se le ocurrió pensar que por el diseño que presentaban los huesos del cráneo podrían proporcionar la oportunidad de movimientos entre ellos. Se dedicó más de 20 años al estudio de la movilidad del cráneo en los adultos. Realizó experimentos en su persona, usando un casco diseñado para ejercer presiones controladas y sostenidas en diferentes partes del cráneo para reproducir distintas sintomatologías. Publicó su primer artículo con sus observaciones en 1930, con un seudónimo en el Minnesota Osteopathic Journal.
Basado en sus experimentos desarrolló un sistema para examinar y tratar a los huesos del cráneo. Con algún éxito, el Dr. Sutherland organizó un pequeño grupo que investigó el trabajo craneal junto con él.
Esta especialidad fue conocida como Osteopatía Craneal. Debido a que se conocía muy poco su funcionamiento y porque los resultados con los pacientes a veces parecía ser milagroso, el método del Dr. Sutherland adquirió una comprensible reputación esotérica.
En 1970, mientras ayudaba en una cirugía de cuello a un paciente el Dr. Upledger observó cómo se movía rítmicamente un elemento membranoso, en lo que le pareció ser el límite externo de un sistema hidráulico semi-cerrado. Después de haber consultado a todos sus colegas y todos los textos de medicina a su alcance, no encontró ninguna otra explicación a su observación que no se tratase de la "duramadre", u hoja más externa de las meninges moviéndose rítmicamente de adentro hacia afuera alrededor de 10 ciclos por minuto. El Dr. Upledger llegó a la conclusión de que la presión dentro del saco membranoso dural fluctuaba rítmicamente.
Dos años después el Dr. Upledger dio un seminario explicando la teoría del Dr. Sutherland y comenzando la enseñanza de algunas técnicas de evaluación y tratamiento. Asociando su experiencia científica y su sensibilidad táctil, el Dr. Upledger entendió rápidamente como podría funcionar el sistema hidráulico dentro de un saco membranoso ubicado entre el cráneo y el canal medular. Incorporó algunas y mejoró las técnicas del Sutherland con gran éxito.
En 1975 le propusieron unirse al Colegio de Osteopatía de la Universidad de Michigan Departamento de Biomecánica como Profesor e Investigador. Al frente de un equipo multi- disciplinario integrado por médicos, anatomistas, psicólogos, biofísicos, bioingenieros etc, comenzó a investigar las primeras bases científicas del sistema craneosacral.
El equipo pudo explicar en términos científicos y prácticos la función del sistema craneosacro. Luego demostró cómo se podía realizar la evaluación del sistema y tratar diferentes trastornos cerebrales y medulares como también otros innumerables problemas de salud que antes no tenían explicación.
Durante dos décadas, desde sus primeras investigaciones, el Dr. Upledger editó tres libros de texto dónde explica el funcionamiento del sistema craneosacro en detalle: Terapia CraneoSacra , Terapia CraneoSacra II: Más allá de la dura, y Más allá de la liberación Sómato-Emocional. En 1985 creó el Instituto Upledger, un centro clínico y educacional. Desde entonces, miles de profesionales de la salud han estudiado el valor terapéutico del sistema craneosacro.
El Dr. Upledger escribió “Su médico interno y Ud.”, pensado especialmente para pacientes, donde explica sus descubrimientos.



¿En qué afecciones ayuda?

. Problemas perinatales, parálisis braquial y facial, espina bífida y otras afecciones congénitas.
. Lesiones medulares y cerebrales como hemiplejía, paraplejía, cuadriplejías.
. Alteraciones de la función sensorial y motriz.
. Migraña, dolor de cabeza.
. Alteraciones de coordinación motora.
. Dolores crónicos de cuello y espalda.
. Escoliosis.
. Desórdenes del Sistema nervioso central como esclerosis múltiples.
. Ansiedad, ataque de pánico y depresión.
. Síndrome témporo-mandibular, trastornos de oclusión, bruxismo.
. Problemas de aprendizaje y déficit de atención.
. Estrés y tensión.
. Estrés post-traumático: heridas, abusos, accidentes, atentados, etc.
. Secuelas ortopédicas derivadas de lesiones deportivas o cirugías.
 

 

Referencias

The Upledger Institute, Inc
www.upledger.com

Abierto en AGOSTO
Nuestra tienda permanecerá abierta durante todo el mes
Gastos de envío
G R A T I S
Envíos España península para pedidos superiores a 49,90 euros (más iva) (condiciones)

Imprimir Imprimir

Compartir en:

compartir FaceBook

Síguenos en: Síguenos en Twiter | Síguenos en Facebook | Google+ | Instagram

Enlaces rápidos a temas de interés

BOLETÍN

RSS | XHTML | CSS
Mapa Web | Registro | Contacta
© Majo Producciones 2001-2016 - Prohibida la reproducción parcial o total de la información mostrada