Busca:   en:
Inicio > Revista

El lenguaje, facultad exclusivamente humana. (Parte II)

Existe una interrelación entre el lenguaje, la cognición y los sentimientos, teniendo en cuenta que todos estos procesos se desarrollan en un contexto social determinado. Y es por esta razón que los fonoaudiologos han pasado de centrar su atención en la evaluación de las habilidades metalingüísticas y de las estrategias de lenguaje y comunicación

Ramiro Campos | 1/01/2013
Esto nos lleva a indicar que el lenguaje es una de las conductas primarias del ser humano, que se convertirá en la base de toda comunicación.  El niño debe estar en condiciones óptimas desde el punto de vista neurológico, lingüístico y psicológico para poder adquirir y desarrollar el “lenguaje” y el “habla” con normalidad.
 
De no ser posible se presentaran problemas tanto escolares, familiares, sociales entre otros que afectaran la vida de la persona durante el transcurso de la misma.
 
Existe una  interrelación entre el lenguaje, la cognición y los sentimientos, teniendo en cuenta que todos estos procesos se desarrollan en un contexto social determinado. Y es por esta razón que los fonoaudiologos han pasado de centrar su atención en la evaluación de las habilidades metalingüísticas y de las estrategias de lenguaje y comunicación.
 
Esto es necesario para mejorar la vida de las personas que poseen trastornos en los mismos, dándoles herramientas útiles en su vida diaria.
 
El primer problema al que nos enfrentamos es el de conocer el límite entre lo “normal” y lo “patológico” en materia del lenguaje. Consideramos “normal” el empleo apropiado de palabras según su significado, cantidad y calidad de vocabulario, suficiente y preciso; claridad en la articulación; formas gramaticales adecuadas; ritmo y velocidad apropiados; y en lo referente a la voz: la audibilidad (volumen apropiado), cualidad agradable, tono apropiado a la edad y sexo y entonación en la frase en concordancia con su significado y necesidades expresivas.  El “patológico” incluirá todos los rasgos que se opongan o salgan de ese concepto.
 
Es importante tener claro en identificar las patologías como Retraso y Trastornos específicos del lenguaje.
 
Según el filósofo Chevrie-Muller, 1997; nos indica que “Todo inicio retrasado y todo desarrollo enlentecido del lenguaje que no pueda ser relacionada con un déficit sensorial auditivo, ni con una deficiencia mental, ni con trastornos psicopatológicos, ni con privación socio afectivos o defunciones cerebrales evidentes, se entenderá como Trastorno Específico del Lenguaje o Déficit específico del Lenguaje”[1].
 

 

 

Referencias

 [1] http://es.scribd.com/neurona1/d/6361971-Bases-Neurobiologicas-Del-Lenguaje

Entregas antes de Navidad
por mensajería o correos

Gastos de envío
G R A T I S
Envíos España península para pedidos superiores a 49,90 euros (más iva) (condiciones)

Compartir en:

compartir FaceBook

Síguenos en: Síguenos en Twiter | Síguenos en Facebook | Instagram | pinterest

Enlaces rápidos a temas de interés

BOLETÍN

RSS | XHTML | CSS
Mapa Web | Registro | Contacta
© Majo Producciones 2001-2019 - Prohibida la reproducción parcial o total de la información mostrada