Busca:   en:
Inicio > Revista

Problemas de conducta III. Unidad de Servicios

En el presente trabajo abordaré la Educación Especial enfocada a los problemas de conducta, así como sus características y deficiencias (psicomotrices y cognoscitivas). Los pasos para la identificación y evaluación (diagnóstico), como Lambert y Bower. También los modelos contemporáneos de servicios como sistemas de supervisión, mencionando el plan de Cogen y Ohrtman.
Eduardo Ramos | 1/02/2003
Es necesario instituir uno o varios sistemas de supervisión de la disponibilidad, necesidad, utilización y efectividad de todos los servicios si se desea realmente eliminar esta duplicación con su consiguiente derroche de recursos humanos y financieros.

En un esfuerzo para reducir la superposición y las brechas de los servicios, Cogen y Ohrtman (1971) propusieron un modelo o plan de servicios muy amplio, consistente en el detalle computadorizado de servicios prestados a los discapacitados desde antes de nacer hasta su muerte.

El plan de Cogen y Ohrtman incluye diez áreas, las cuales identifican a diversos servicios, actividades y niveles de desarrollo, y son interdependientes.

Las tres primeras áreas, asesoramiento genético, cuidado prenatal e identificación temprana, se usan principalmente para identificar a los individuos problemáticos que pueden necesitar servicio directo en el futuro. Los datos derivados de estas fuentes se computadorizan para facilitar la supervisión de las mencionadas personas.

El área Nº 4 es el diagnóstico. Los servicios incluyen aquí evaluaciones médicas, sociales y psicopedagógicas, y desarrollo de programas, así como reevaluaciones y estimaciones anuales.

El área Nº 5 es la de cuidado y custodia. Estos programas incluyen los servicios y actividades que son provistos en hospitales, clínicas, centros diurnos de cuidado y residencias públicas y privadas. También están considerados en ella los centros que ofrecen asesoramiento y capacitación para padres de discapacitados.

El área Nº 6 es la preescolar. Los servicios incluyen a los ofrecidos por escuelas públicas y privadas, organismos de bienestar social y organizaciones de servicios comunitarios y hogareños.

Las áreas Nos. 7 y 8 primaria e intermedia, incluyen principalmente servicios ofrecidos por las escuelas privadas y públicas, comprendiendo la serie completa de servicios de educación especial.

El área Nº 9, secundaria, incluye diversas actividades y servicios escolares, vocacionales y de experiencias de trabajo, además de servicios de colocación en empleos con capacitación, como los ofrecidos en las escuelas profesionales, escuelas técnicas, corporaciones comerciales e industriales, talleres e instituciones. Se deja margen para la recapacitación y se ofrecen servicios terapéuticos especiales.

El área Nº 10, de la comunidad, es el nivel en el cual el individuo discapacitado entra en la comunidad. Se lo evalúa periódicamente mientras permanece en ella.

Deno (1970) presentó lo que constituye probablemente el modelo más discutido de sistema de prestación de servicios en todo el campo de la educación especial. Con la presentación de su sistema "en cascada" de servicios de educación especial esta autora propuso que:

...la educación especial sea considerada primordialmente como un instrumento para facilitar el cambio educativo y el desarrollo de medios mejores para satisfacer las necesidades de aprendizaje de niños diferentes de la mayoría, y que se organice para prestar esa clase de servicios educativos en lugar de organizarse principalmente como un recurso de estudios e instrucción para una clientela que los criterios de categorización definen como patológicamente diferentes.

El sistema en cascada tiene como fin suministrar el marco o ambiente fuera de lo común que pueda ser necesario para controlar las variables de aprendizaje consideradas críticas para el caso individual en cuestión. Es un sistema que facilita el tratamiento a medida para satisfacer necesidades individuales más que un sistema para que los niños seleccionados se adapten a condiciones creadas según normas de grupo, que no siempre convienen a un caso particular.

El modelo de Deno se caracteriza por su flexibilidad y adaptabilidad en la ubicación. Es aplicable a cualquier tipo o categoría de niños o jóvenes discapacitados.

Bruininks y Rynders (1971) crearon un modelo de servicios educacionales para niños con retardo mental pero educables. Este modelo para niños educables con retardo mental incluye 11 niveles de servicios, desde los menos hasta los más restrictivos.

UNIDAD DE SERVICIOS

Actualmente existen diversas organizaciones administrativas que ofrecen servicios a los discapacitados, incluyendo: 1) organizaciones educacionales; 2) departamentos, centros y clínicas de salud mental; 3) clínicas y hospitales; 4) organismos de servicios sociales y bienestar social; 5) organismos de servicios para la familia y el niño; 6) organismos legales y correcionales, y 7) grupos de servicios comunitarios y grupos religiosos.

La unidad de servicio debe poseer, como mínimo, las siguientes características, (Shea, 1970; Shea, Garvin y Cherington, 1969):

1. Debe ser de tamaño suficiente como para facilitar los servicios en colaboración.

2. Debe contar, dentro de su región geográficas, con suficiente personal profesional de cooperación como para prestar servicios de evaluación, diagnóstico, reeducación o tratamiento, así como servicios clínicos y sociales.

3. Debe contener la población suficiente, después de la selección y exceptuando la institucionalización, como para justificar una gama completa de servicios para niños emocionalmente trastornados.

4. Debe ser de tamaño suficiente como para facilitar la comunicación interpersonal entre el personal profesional (diagnóstico, ubicación y evaluación, en conferencias o reuniones especiales) dos veces por semana o diario.

5. Debe ser de tamaño suficiente como para permitir la prestación de servicios de apoyo o de consulta para los maestros de los distritos escolares locales.

6. Debe ser de tamaño suficiente como para facilitar la participación de los padres en el programa de su hijo (grupo de padres, conferencias de padres y maestros) con frecuencia semanal.

7. Debe ser de tamaño suficiente como para hacer accesible un sistema razonable de transporte para los niños que reciben los servicios.

 

Referencias

SHEA, Thomas M. La enseñanza en niños y adolescentes con problemas de conducta. Ed. Médica Panamericana, Buenos Aires, 1986.

Diccionario de la Psicología. Larousse. Librarie Larousse, 1969, 1º edición.

WING, Lorna. La educación del niño autista. Ediciones Paidos, Barcelona, 2º reimpresión en España, 1985.

Día Alzheimer 2019
[Libros alzheimer con descuento]

 
Gastos de envío
G R A T I S
Envíos España península para pedidos superiores a 49,90 euros (más iva) (condiciones)

Compartir en:

compartir FaceBook

Síguenos en: Síguenos en Twiter | Síguenos en Facebook | Instagram | pinterest

Enlaces rápidos a temas de interés

BOLETÍN

RSS | XHTML | CSS
Mapa Web | Registro | Contacta
© Majo Producciones 2001-2019 - Prohibida la reproducción parcial o total de la información mostrada