Busca:   en:
Inicio > Revista

Desarrollo psicomotor del niño de 0 a 18 meses

  Entendemos el desarrollo psicomotor como la adquisición de habilidades motoras que un niño va presentando a lo largo de su infancia. Se corresponde con una maduración del sistema nervioso y se forma a partir del juego y del hacer. 

Gracias a él, el bebé se descubre a sí mismo y a todo lo que le rodea. Surge por el deseo de descubrir y de ser autónomo.
 
Esta adquisición empieza en el útero, pues es ahí cuando el feto comienza el desarrollo de su sistema nervioso; y en el  primer año de vida, el niño adquiere el control y sostén de la cabeza, la sedestación (sentarse) y la bipedestación (ponerse de pie). En la etapa que discurre de los dos a los seis años hay una maduración motórica que se manifiesta en el dominio de la marcha, la carrera y las actividades manipulativas. A partir de los cinco años, el niño pasa del estadio global al de diferenciación y análisis de los distintos segmentos corporales.
 
Como depende fundamentalmente de la maduración y perfeccionamiento de su sistema nervioso,  hasta que esto no se produzca, no es posible que el niño adquiera las habilidades y destrezas motoras correspondientes a cada edad.
 
Globalmente, las secuencias del desarrollo son las mismas en todos, mientras la velocidad y fechas de adquisición precisas dependen de cada niño y de factores diversos, como: su potencial genético, el ambiente que le rodea, el mismo temperamento del niño, la existencia o no de enfermedad…
 
Por ello, aunque se den unos momentos en los que se aprenden determinados hitos, éstos, siempre van a ser orientativos, por lo que los padres no deben alarmarse si su hijo no ha adquirido una habilidad a una determinada edad precisa, como puede marcar una escala concreta. Deberá esperar, pues quizá su hijo no esté preparado corporalmente para hacer determinado movimiento y no por eso, pensar que presenta alguna alteración en el desarrollo psicomotor. Sólo debemos preocuparnos si encontramos un gran desfase y en ese caso acudir a un profesional.
 
La sucesión de las habilidades motoras, en un niño normal, es lenta, pero continuada durante los primeros años de vida, sin necesidad de un aprendizaje programado. El niño por sí mismo, a través de su experiencia, va adquiriendo las habilidades necesarias en sus movimientos.
 
Es importante saber que el desarrollo psicomotor es céfalo-caudal: primero se adquieren las funciones motoras de la cabeza (como el sostén cefálico) y luego las de las piernas; y próximo-distal: desde el centro del cuerpo hacia fuera (de la columna vertebral hacia las manos). Además sabemos que primero aparecerán movimientos reflejos, posteriormente movimientos involuntarios que con el juego y el hacer, se convertirán en movimientos voluntarios.
 
Además, podemos decir que el desarrollo psicomotor es secuencial (se adquieren capacidades siguiendo un orden, la primera va a ayudar a conseguir la siguiente), progresivo (las adquisiciones son cada vez más complejas) y coordinado (intervienen distintas capacidades).
 
 
A continuación se van a describir las adquisiciones en cada uno de los trimestres, desde el nacimiento, hasta los 18 meses. Nos basamos en esta etapa (de 0 a 18 meses) por ser el momento en el que se adquieren las habilidades psicomotoras más importantes.
 

 

Referencias

 Imagen de blogatenciontemprana.blogspot.com.es

Gastos de envío
G R A T I S
Envíos España península para pedidos superiores a 49,90 euros (más iva) (condiciones)

Compartir en:

compartir FaceBook

OTROS TEMAS

Síguenos en: Síguenos en Twiter | Síguenos en Facebook | Instagram | pinterest

Enlaces rápidos a temas de interés

BOLETÍN

RSS | XHTML | CSS
Mapa Web | Registro | Contacta
© Majo Producciones 2001-2020 - Prohibida la reproducción parcial o total de la información mostrada