Busca:   en:
Inicio > Revista

Método de tratamiento de Terapia Ocupacional (Parte V)

 El terapeuta da instrucciones, observa el rendimiento y hace preguntas al tratar de evaluar la discapacidad del paciente. Las indicaciones dadas introducen señales sensoriales. El comportamiento observado es una acción motora voluntaria. Las preguntas pueden aclarar los pensamientos del paciente que guían la actividad.  Los pensamientos guían las actividades humanas.

Jorge Valverdi | 15/02/2015

 Dentro de la analogía clínica, el sistema de procesamiento de información es similar a llevar una persona con discapacidad a un consultorio y darle al paciente una actividad a realizar.

 
El terapeuta da instrucciones, observa el rendimiento y hace preguntas al tratar de evaluar la discapacidad del paciente. Las indicaciones dadas introducen señales sensoriales. El comportamiento observado es una acción motora voluntaria. Las preguntas pueden aclarar los pensamientos del paciente que guían la actividad.  Los pensamientos guían las actividades humanas.
 
La información se procesa por una razón, cuando los seres humanos hacen una actividad que es para un propósito.
 
Todas las actividades funcionales contienen cierto grado de razón, excepto cuando el paciente esta en estado de coma, estos pueden ser guiados a través del rango de movimiento pasivo, y se pueden provocar sus reflejos, sin embargo, estas acciones son iniciadas y sostenidas por el terapeuta.
 
Las acciones motoras voluntarias que se inician y/o son sostenidos por los seres humanos conscientes tienen un propósito.
 
En terapia ocupacional, la finalidad puede inferirse a partir del grado de procesamiento del pensamiento sensoriomotor y como procesa durante un periodo de funcionamiento.
 
Los diferentes estados de función se pueden evaluar mediante la observación de las señales sensoriales, que se utilizan para guiar las acciones motoras durante un período de tiempo determinado.
 
Los terapeutas observan muchos propósitos motores para realizar una actividad, como por ejemplo moverse porque se siente bien, o repetir una acción porque es interesante.
 
Lo que se necesita es una descripción del grado de pensamiento utilizado para guiar los diferentes estados funcionales. Allen desarrolló una escala de seis niveles cognitivos para describir las diferencias cualitativas entre estados funcionales.
 
Los niveles cognitivos son una descripción ordinal de los estados funcionales, según lo delineado por las asociaciones sensoriomotoras, utilizadas para orientar las acciones motoras voluntarias (Allen, 1982, 1985; Allen & Allen, 1987) .
 
Estos niveles se utilizan como guía para predecir la capacidad del paciente para realizar las actividades familiares, para aprender otras nuevas, y para la determinación de la cantidad de ayuda que da la atención necesaria.
 
Una visión general de los niveles se da la siguiente manera, esta comienza en la parte superior con la actividad funcional normal, mostrando cómo los propósitos pueden ser eliminados progresivamente por un proceso de enfermedad.
 
En el Nivel 6, las señales simbólicas se utilizan para formular planes, produciendo una reflexión sobre el rendimiento.
 
 El propósito es un estado premeditado, reflexivo, usa símbolos para anticipar y planificar el futuro.
 
 Hace una pausa para pensar, para considerar varias posibilidades hipotéticas, y para seleccionar un curso de acción preferido.
 
 Los acontecimientos futuros son previstos, la conducta está organizada, y los resultados satisfactorios se producen de forma independiente.
 
 Las instrucciones verbales y escritas pueden ser seguidas y no se requiere la demostración de un cuidador o supervisor.
 
 La anticipación es el término utilizado para describir la importancia funcional de los símbolos y signos.
 
 Los resultados insatisfactorios pueden preverse y prevenirse, las actividades sin sentido pueden ser evitadas.
 
 Teóricamente, el Nivel 6 está diseñado para describir las capacidades de los adultos normales (80 % en una muestra de control).
 
 La mayor parte de la literatura sobre el procesamiento de la información en ciencias sociales, supone que los seres humanos están funcionando en el nivel 6.
 
 En el nivel 5, las relaciones entre los objetos materiales están asociadas con las acciones de exploración para producir la experimentación con las propiedades físicas de los objetos.
 
 El propósito es un estado experimental, probando los efectos que tienen las acciones motoras en los objetos materiales.
 
 El proceso se caracteriza por ensayo y error manifiesto, mediante el razonamiento inductivo para entender la causa y efecto.
 
 Aprender haciendo o mostrando como hacer, son los términos usados para describir los procesos de prueba y error manifiestos, que generalizan a otras actividades y entornos.
 
 El rendimiento no está organizado para planificar o prever acontecimientos futuros.
 
 Las situaciones que requieren planificación, organización y razonamiento deductivo no se realizan de manera efectiva; se recomienda la asistencia con supervisión para anticipar los riesgos de seguridad.
 
En el nivel 4, las señales visibles se asocian con las acciones dirigidas a un objetivo, produciendo el cumplimiento de un procedimiento establecido.
 
 El propósito es un estado compatible, siguiendo los procedimientos establecidos o procedimientos conocidos por los demás para lograr un objetivo a corto plazo.
 
 El propósito también puede ser un estado porque no cumplen las normas, se niega a seguir los procedimientos establecidos.
 
 Las rutinas diarias establecidas pueden ser seguidas, pero la dependencia de las señales visuales puede producir errores de interpretación de la realidad.
 
 La falta de atención a los detalles puede ser visibles, pero no siempre.
 
 La falta de atención a las propiedades de los objetos invisibles, como el calor, la electricidad y las reacciones químicas, producen una falta de atención a los peligros, necesitando todos los días la supervisión in situ.
 
 Una capacidad limitada para el aprendizaje está presente (aprender a poner las botellas de pegamento a distancia), pero el aprendizaje no se generaliza a otros ambientes o actividades (poner el pegamento a distancia, en la habitación, en el hall o guardar en general).
 
 La formación es el término utilizado para describir una capacidad limitada de aprendizaje que es la situación específica, la formación no se generaliza a otras actividades o ambientes.
 
 Las capacitaciones de las acciones, deben repetirse muchas veces, y muchos recordatorios suelen ser necesarios antes de conseguir consistencia.
 
Día Alzheimer 2019
[Libros alzheimer con descuento]

 
Gastos de envío
G R A T I S
Envíos España península para pedidos superiores a 49,90 euros (más iva) (condiciones)

Compartir en:

compartir FaceBook

Síguenos en: Síguenos en Twiter | Síguenos en Facebook | Instagram | pinterest

Enlaces rápidos a temas de interés

BOLETÍN

RSS | XHTML | CSS
Mapa Web | Registro | Contacta
© Majo Producciones 2001-2019 - Prohibida la reproducción parcial o total de la información mostrada