Busca:   en:
Inicio > Revista

Comorbilidad en el TDAH

Que el TDAH es una de las causas más frecuentes de fracaso escolar, no es una noticia nueva. No obstante, hoy en día este trastorno sigue siendo un gran desconocido, quedando sin detectar numerosos casos (especialmente en el ámbito educativo) por desconocimiento de los síntomas e implicaciones que conlleva. Profundizar en la comorbilidad de este trastorno y ofrecer un diagnóstico precoz favorecen muy positivamente la evolución en su tratamiento.

 La información que a continuación se presenta, pretende arrojar un poco de luz a la encrucijada que supone el Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH) y los trastornos comórbidos con los que se asocia más frecuentemente.
Diferenciar bien el TDAH, así como los trastornos comórbidos con los que puede coexistir, permitirá un tratamiento mucho más eficaz, mejorando con ello la calidad de vida de estas personas.


De forma resumida, y como ya sabemos, el TDAH según el DSM V supone la coexistencia de tres síntomas generales como la desatención, la hiperactividad y la impulsividad. Según este manual, los síntomas deben aparecer antes de los 12 años de edad y producirse en dos o más ambientes en los que se desenvuelve la persona.

Diferentes investigaciones establecen una prevalencia de, al menos, un alumno con TDAH por aula. Por ello, es necesario que la sociedad, y la comunidad educativa en particular, tomen conciencia de lo que supone el TDAH y las medidas que se pueden llevar a cabo para que estas personas puedan tener una vida plena.

 

ETIOLOGÍA

En la actualidad se desconoce cuál es la causa concreta que lo produce, pero diferentes publicaciones, como la Mara Parellada y coord. hablan de un carácter multifactorial: bio-psico-social.

En lo referente a las alteraciones genéticas, se ha descubierto que el 75% se debe a alteraciones en varios genes (Parellada M. (2009).

Por otro lado, las investigaciones en neuropsicología reflejan una alteración en las funciones ejecutivas: inhibición, memoria de trabajo no verbal, memoria de trabajo verbal, autorregulación emocional o juego interno (Barkley 2006).

No obstante, considero necesario destacar que el hecho de que existan estas alteraciones por separado, no implica que exista TDAH: como ya se ha citado anteriormente, esta alteración se debe a la combinación de diferentes causas.

 

Abierto en AGOSTO
Nuestra tienda permanecerá abierta durante todo el mes
Gastos de envío
G R A T I S
Envíos España península para pedidos superiores a 49,90 euros (más iva) (condiciones)

Compartir en:

compartir FaceBook

Síguenos en: Síguenos en Twiter | Síguenos en Facebook | Instagram | pinterest

Enlaces rápidos a temas de interés

BOLETÍN

RSS | XHTML | CSS
Mapa Web | Registro | Contacta
© Majo Producciones 2001-2019 - Prohibida la reproducción parcial o total de la información mostrada