Busca:   en:
Inicio > Revista

Etnografía y lenguaje (Parte III)

Los signos lingüísticos adquieren o poseen la capacidad de modificar o influir sobre aspectos del comportamiento de los organismos.
El lenguaje presupone la existencia de signos. La existencia de signos, sin embargo, no presupone la existencia de un lenguaje.

Ramiro Campos | 30/07/2015

SITUACIÓN EN LA ACTUALIDAD DE LA LENGUA CASTELLLANA

En la actualidad el castellano lo hablan más de 300 millones de personas. Es lengua oficial de España, al igual que Argentina, Uruguay, Paraguay, Chile, Perú, Bolivia, Ecuador, Venezuela, Colombia, Panamá, Costa Rica, Honduras, Nicaragua, El Salvador, Panamá, Guatemala, México, Cuba y República Dominicana. Se usa también por los hablantes no anglosajones del sur de los Estados Unidos (California, Arizona, nuevo México, Florida y Texas). En Puerto Rico (estado asociado con los Estados Unidos), comparte su situación de lengua oficial con el inglés. Lo mismo sucede en Filipinas (donde también es lengua oficial el tagalo), pero, a diferencia de lo que ocurre entre los puertorriqueños, sólo el 10% de la población filipina conoce el español. El español lo hablan también los sefardíes (judeo-español).

FENÓMENOS QUE SE PRODUCEN POR EL CONTACTO DE LENGUAS

  • Bilingüismo

    Coexistencia de dos lenguas con el mismo prestigio social. Es un fenómeno normal en los hijos de los emigrantes.

    Se refiere al hecho de que un individuo utilice alternativamente dos lenguas( a los que se les llama bilingües).

  • Diglosia

    Situación de bilingüismo en que una lengua A goza de mayor prestigio, es la de uso público, formal, escrito; y otra, denominada lengua B, con menos prestigio, de segundo orden y con usos más restringidos a determinados ámbitos( familia, amistades...)

    Dimensiones del lenguaje

    Podemos señalar cuatro.

    1. Formal o estructural: desde un punto de vista semiológico, el lenguaje es:

    a. un sistema de elementos que resultan relevantes para un organismo;

    b. porque remiten a objetos o aspectos de la realidad distintos de ellos mismos.

    c. los signos lingüísticos adquieren o poseen la capacidad de modificar o influir sobre aspectos del comportamiento de los organismos.

    El lenguaje presupone la existencia de signos. La existencia de signos, sin embargo, no presupone la existencia de un lenguaje.

    Para que exista el lenguaje hay que referirse a conjuntos de signos preconcebidos, pero dichos signos individualmente no son lenguaje.

En el lenguaje se producen dos fenómenos distintos:

2. Funcional: El lenguaje no es una mera suma de signos. Implica la comunicación y la interacción social, la expresión emocional, el conocimiento de la realidad, la conducta y el pensamiento racional. Todos los elementos influyen en la adquisición del lenguaje.

3. Comportamental: Desde un punto de vista científico, el lenguaje es un tipo de comportamiento ejecutado por cierto género de organismos. Tal conducta es el proceso de la comunicación (véase en el capítulo siguiente el esquema de la comunicación).

4. Representacional: La representación en el lenguaje se hace a través de palabras.

Además de ello, existen estos otros elementos:

a. La frecuente ambigüedad de los enunciados.

b. La existencia de connotaciones que modulan el significado literal.

c. La posibilidad de usar el lenguaje para expresar algo que es falso.

d. La posibilidad de construir mensajes que transmiten información contradictoria o incongruente en el plano de la información lingüística.

 

 

Para un adecuado análisis de los actos de habla, se deben considerar varias aspectos descriptivos que Hymes denomina componentes de habla. El propósito de estos componentes de habla es proporcionar un esquema teórico para la descripción de la información recolectada.

En total, se distinguen dieciséis componentes, que no necesariamente deben aparecer simultáneamente y que son los siguientes:

1. La forma del mensaje. 2. El contenido del mensaje. 3. La localidad. 4. La escena. 5. El hablante. 6. La persona que repite. 7. El receptor. 8. La persona a la que se dirige el hablante. 9. Los propósitos resultados. 10. Los propósitos metas. 11. La clave. 12. Los canales. 13. La forma del habla. 14. Las normas de interacción. 15. Las normas de interpretación. 16. El género.

En el trabajo etnográfico existe una doble dimensión en lo que respecta al lenguaje. En primer lugar, en sus múltiples variedades, el lenguaje es productor/reproductor de la vida social. En segundo lugar, como etnógrafos/as, nos valemos de lenguajes para generar conocimiento en nuestros campos de estudio.

Compartir en:

compartir FaceBook

Síguenos en: Síguenos en Twiter | Síguenos en Facebook | Instagram | pinterest

Enlaces rápidos a temas de interés

BOLETÍN

RSS | XHTML | CSS
Mapa Web | Registro | Contacta
© Majo Producciones 2001-2022 - Prohibida la reproducción parcial o total de la información mostrada