Busca:   en:
Inicio > Revista

Los beneficios del método Tomatis en las escuelas

Se trata de un método neurosensorial que ayuda en la estimulación a niños y personas con dificultades motrices, comprensión y expresión del lenguaje, trastornos por déficit de atención, trastornos de integración sensorial, dislexia y diversas dificultades de aprendizaje. En el trabajo con adultos se pueden notar mejorías en cuadros depresivos, más facilidad para el aprendizaje de idiomas, mayor habilidad para la comunicación y los procesos creativos que muchas personas desarrollan en sus ambientes laborales. 

“El oído es el lazo de unión entre el hombre y su conciencia”

A. A. Tomatis

El método Tomatis es un método neurosensorial que tiene sus bases en la investigación de un médico francés y quienes conocen a fondo la teoría y las bases neurofisiológicas de acción del método sabemos que aún hoy en día es un método revolucionario y muy avanzado, tanto en las bases científicas donde se origina, como en la tecnología de punta que se sigue desarrollando en los laboratorios de Luxemburgo donde se encuentran las oficinas centrales.

 

El Dr. Alfred A. Tomatis (1920-2001), médico francés quien tuvo las especialidades de otorrinolaringología, audición y lenguaje, y quien más tarde, gracias a su trabajo clínico fue creador de la audio-psico-fonología, nueva disciplina para su tiempo. Entre los años 50 a 90 realizó diversos descubrimientos, lo que llevó al desarrollo del método llamado "estimulación auditiva” o “terapia de la escucha” el cual se aplica en centros de todo el mundo por especialistas como: psicólogos, médicos, educadores, terapeutas de lenguaje, terapeutas ocupacionales y músicos (López, 1990).

 

Este método de estimulación da apoyo a niños y personas con dificultades motrices, comprensión y expresión del lenguaje, trastornos por déficit de atención, trastornos de integración sensorial, dislexia y diversas dificultades de aprendizaje. En el trabajo con adultos se pueden notar mejorías en cuadros depresivos, más facilidad para el aprendizaje de idiomas, mayor habilidad para la comunicación y los procesos creativos que muchas personas desarrollan en sus ambientes laborales.

 

Como menciona Sollier, en el artículo de Gerritsen (2009), durante años el Dr. Tomatis trabajó en la  teoría acerca de diferentes funciones del oído y cómo éstas se conectaban directamente con la voz. Dicha teoría está fundamentada en la neurofisiología del proceso auditivo y su repercusión en el desarrollo, tanto físico como emocional de las personas.

 

Alfred Tomatis (1990), expone que es el oído el órgano que proporciona el 90% de la energía sensorial al sistema nervioso central y Campbell (2001) con sus investigaciones sobre el efecto de la música en las personas demuestra que el desarrollo cerebral se puede influenciar y estimular por medio de la música, así como en diversas funciones ejecutivas como son: lenguaje, memoria, aprendizaje, atención y motivación. Para el año 1998, Campbell asegura  que, “escuchar a Mozart organiza la actividad de las neuronas en la corteza cerebral, reforzando sobre todo los procesos creativos del hemisferio derecho relacionados con el razonamiento espacio-temporal” (Campbell, 2001 p.28).

 

Siguiendo éstas líneas de investigación, se han desarrollado diversos programas en escuelas para potencializar las funciones ejecutivas de niños regulares y algunos que presentan alguna discapacidad o dificultad en el aprendizaje, demostrando así que el método Tomatis es una herramienta eficaz y muy sencilla de utilizar dentro de las aulas para fortalecer el aprendizaje y autoestima de los niños.

 

La música llega por el oído y es ahí donde interacciona orgánicamente con distintas estructuras neuronales. La música activa al sistema dopaminérgico que está directamente relacionado con el placer y la recompensa, pues ocasiona un incremento en el flujo sanguíneo cerebral especialmente en las regiones del estriado ventral, como es el núcleo accumbens. La música también forma parte de las habilidades cognitivas de los seres humanos, estas habilidades tienen regiones y neurotransmisores específicos en el cerebro, como la hormona arginina vasopresina (AVP), y su interrelación produce composición, análisis, interpretación, creatividad y procesamiento de funciones mentales superiores como el aprendizaje y la memoria.

 

Los sonidos, estimulan más áreas corticales que las que se piensa comúnmente, esto quiere decir que los sonidos del lenguaje y los sonidos que se utilizan en el método Tomatis, tienen una representación cortical más allá del lóbulo temporal. Es por eso que estimulando ésta zona del cerebro, cualquier persona mejoraría el desarrollo de zonas de asociación cortical, no sólo las zonas temporales, sino lo que se busca es una estimulación de toda la corteza cerebral; entonces se puede decir, que el sonido promueve el desarrollo cortical en general.

 

Esquema de la estimulación por conducción aérea y ósea.

https://sonopuntura.wordpress.com/2014/01/10/el-metodo-tomatis-el-sonido-como-herramienta-de-sanacion-medica/

 

 

Por varios años, en Francia se ha utilizado el método Tomatis en distintas escuelas, obteniendo resultados que sustentan las mejorías necesarias para utilizarlo cada año, siendo respaldado por la opinión de padres y maestros como testigos de éstos cambios.

 

Tal como podemos ver en la página de Tomatis Developpement, las áreas de aplicación del método son:  

  • Trastornos de aprendizaje y de lenguaje
  • Trastornos de la atención
  • Trastornos afectivos y emocionales
  • Trastornos de la comunicación
  • Trastornos psicomotores
  • Trastornos generalizados del desarrollo
  • Desarrollo personal y bienestar
  • Mejora la voz y la musicalidad
  • Preparación para el parto
  • Aprendizaje de idiomas

 

Tal como explica López (2005) en su video “Proyecto Winnie” en la escuela, el que tiene una buena calidad de escucha, tiene mayores posibilidades de hacer a un lado los sonidos de fondo y concentrarse en lo que el maestro está diciendo. Esto aumenta sus posibilidades de comprender y recordar mejor las explicaciones, atender y aprender con facilidad. En cambio, el niño que tiene una escucha deficiente o de mala calidad, se distrae con cualquier tipo de ruido ya que no es capaz de seleccionar los sonidos importantes del ambiente que lo rodea. La habilidad de escuchar permite que el niño monitoree con precisión la información que desea oír, procese de manera efectiva y sólo con la energía necesaria la información sensorial para emitir una respuesta adecuada en un tiempo esperado.

 

En el estudio de “la aplicación del método Tomatis en escuelas públicas de preescolar y primaria” realizado en Cataluña, España en el año 2013, se concluye que la aplicación del método Tomatis en las escuelas, mejora el rendimiento académico y reduce el fracaso escolar.

 

En otro de los estudios realizados en el año 2010 y 2013 en Polonia, “Attention! The way to success”, la Doctora Ratynska menciona que la estimulación auditiva con el método Tomatis ejerce un impacto muy positivo en el desarrollo de aptitudes en niños de primaria y que los efectos del estudio realizado, tuvieron una mayor repercusión en habilidades sociales y de aprendizaje. El método Tomatis es entonces beneficioso al estimular y promover el desarrollo de los niños con y sin alguna discapacidad y que éste método puede formar parte de un plan de estudios habitual.

 

Como conclusión podemos decir que existe una relación entre la calidad de escucha de los alumnos y su desempeño académico, incluyendo áreas físicas, cognitivas y emocionales de los estudiantes que pueden ser estimuladas con el método Tomatis. Son pocas las instituciones en México que cuentan con éste útil apoyo, sin embargo es uno de los campos en los que se quiere incidir de forma masiva y para ello se siguen preparando muchos profesionales. Uno de los colegios donde se puede encontrar el método Tomatis junto con un programa multidisciplinario es el colegio Koinobori, ubicado en Tecamachalco. 

 

Referencias

López, X. (1990). Mi billete al tren de Tomatis. La Campana: Barcelona.

López, H. (2005), Proyecto Winnie, Colombia.

Campbell, D. (2001). El efecto Mozart para niños. Urano: Barcelona.

Buzzian Benaisa, Y., & Herrera Torres, L. (2014). Música y emociones en niños de 4 a 8 años.

Gerritsen, J. (2009). Revisión de las investigaciones hechas sobre Estimulación Auditiva Tomatis. Informe obtenido por el grupo Tomatis el, 15.

Del Carmen, A. G. C. (2006). Efectos de la música en el aprendizaje de tareas de razonamiento viso-espacial.

Abierto en AGOSTO
Nuestra tienda permanecerá abierta durante todo el mes
Gastos de envío
G R A T I S
Envíos España península para pedidos superiores a 49,90 euros (más iva) (condiciones)

Imprimir Imprimir

Compartir en:

compartir FaceBook

Síguenos en: Síguenos en Twiter | Síguenos en Facebook | Google+ | Instagram

Enlaces rápidos a temas de interés

BOLETÍN

RSS | XHTML | CSS
Mapa Web | Registro | Contacta
© Majo Producciones 2001-2016 - Prohibida la reproducción parcial o total de la información mostrada