Busca:   en:
Inicio > Revista

Tinnitus y depresión en adultos (Parte I)

El objetivo de esta  investigación fue realizar una  revisión  documental donde se relaciona el síntoma de tinnitus con depresión, abarcando el aspecto afectivo, puntualmente la depresión, profundizando también en definición, fisiopatología, etiología y rol del audiólogo en el acompañamiento, denotando la necesidad de conocer el impacto negativo socioafectivo en los adultos.

INTRODUCCIÓN:

El Tinnitus es un síntoma frecuente, puede definirse como: la percepción de un sonido no generado  por una vibración acústica,  inaudible para el entorno. Al ser una percepción sonora es un fenómeno psicosensorial experimentado en la corteza auditiva. Se analiza, interpreta y procesa en el sistema nervioso central, independientemente del mecanismo que lo produzca.  No se origina en una sola entidad patológica, por lo tanto, puede necesitar diferentes tratamientos.

Según  Dobie y Vernon (2003), el tinnitus, se caracteriza como la percepción del sonido, que se oye en ausencia de cualquier estímulo externo, el cual puede llegar a interferir en actividades de la vida diaria.

La  caracterización  clínica  del  tinnitus  permite  definirlo  en  grupos  determinados  y clasificarlo como: tinnitus subjetivo y objetivo (tabla 1). El tinnitus subjetivo es aquél que no  puede  ser  percibido  por  otra  persona,  mientras  que  el  tinnitus  objetivo  puede  ser identificado por el evaluador.  De igual manera,  Carlos Curet (2016), menciona que el 95% de la población que padece dicho síntoma  pertenece a Tinnitus Subjetivo, mientras que un 5% a la clasificación objetiva.

 

Por otro lado, se pueden diferenciar aquéllos que son de carácter pulsátil de los que no lo son; los primeros son habitualmente de origen vascular, en especial en tinnitus objetivos unilaterales, mientras que los otros tienen origen multifactorial.

 

Al estudiar el tinnitus es de gran relevancia realizar una medición clínica adecuada. En el caso  de  tinnitus  tonales,  debe  determinarse  el  sonido  en  su  respectiva  frecuencia  e intensidad; en tinnitus ruidoso, se puede realizar el estudio utilizando sonido  de banda estrecha, siempre incentivando al paciente a realizar la correcta comparación y finalmente la inhibición residual. Estas mediciones permitirán hacer la valoración clínica audiológica.

 

Tabla 1. Causas de Tinnitus

  • Tinnitus Subjetivo
    • Otológicas Hipoacusia inducida por ruido, presbiacusia, otoesclerosis, otitis, impactación de cerumen, sordera súbita, enfermedad deMenière, otras causas de hipoacusia.
       
    • Neurológicas Trauma craneano, lesión por latigazo, esclerosis múltiple, schwannoma vestibular, otros tumores del ángulopontocerebeloso.
       
    • Farmacológicas Salicilatos, antiinflamatorios no esteroidales, aminoglicósidos, diuréticos, agentes quimioterapéuticos, otras sustancias ototóxicas.
       
    • Psicógenas Depresión, ansiedad, fibromialgia.
       
    • Metabólicas Patologías tiroídeas, hiperlipidemia, déficit de vitamina B12
       
    • Infecciosas Otitis media, meningitis, sífilis, enfermedades autoinmunes, otros procesos inflamatorios o infecciosos del oído.
       

     
  • Tinnitus Objetivo
    • Vasculares Estenosis carotídea, malformaciones arteriovenosas y otrasanomalías vasculares, hum venoso, tumores vasculares,valvulopatías cardiacas, estados hiperdinámicos.
       
    • Cocleares Emisiones otoacústicas espontáneas.
       
    • Anatómicas Trompa de Eustaquio Patulosa
       
    • Neuromusculares Mioclonía palatina, espasmo de los músculos estapedial otensordel tímpano.
       
    • Articulares Disfunción de la articulación témporo-mandibular
       

     

 

Del mismo modo, al hablar de depresión es posible definirla como un conjunto de síntomas de predominio afectivo, tales como: tristeza patológica, apatía, anhedonia, decaimiento, irritabilidad, sensación subjetiva de malestar e impotencia frente a las exigencias de la vida, presentado síntomas de tipo cognitivo, volitivo y somático, por lo que podría hablarse de una afectación global psíquica y física sobre el área afectiva.

Según la clasificación Internacional de Enfermedades CIE-10, expone la depresión dentro de los trastornos del humor o afectivos (F30-F39)(Tabla 3). La categoría F32 incluye el episodio depresivo, la F33 la de trastorno depresivo recurrente, la primera se subdivide a su vez  en:    F32.0  Episodio  depresivo  leve,  F32.1  Episodio  depresivo  moderado,  F32.2

Episodio  depresivo  grave sin síntomas psicóticos,  F32.3 Episodio  depresivo  grave con síntomas psicóticos, F32.8 Otros episodios depresivos, F32.9 Episodio depresivo, no especificado. En cualquiera de los casos, el episodio depresivo debe tener una duración de al  menos  dos semanas  y siempre  deben  estar  presentes  como  mínimo  dos de  los tres síntomas considerados típicos de la depresión. (Tabla 2)

 

Tabla 2.

  • A. Criterios generales para episodio depresivo
    • El episodio depresivo debe durar al menos dos semanas
       
    • El episodio no es atribuible a abuso de sustancias psicoactivas o a trastorno mental orgánico.
       

     
  • B. Presencia de al menos dos de los siguientes síntomas:
    • Humor depresivo de un carácter claramente anormal, presente durante la mayor parte del día y casi todos los días, que se modifica muy poco por las circunstancias ambientales y que persiste durante al menos dos semanas.
       
    • Marcada pérdida de los intereses o de la capacidad de disfrutar de actividades que anteriormente eran placenteras.
       
    • Falta de vitalidad o aumento de la fatigabilidad.
       

     
  • C. Deben estar presentes uno o más síntomas de la lista, para que la suma total sea al menos de cuatro
    • Pérdida de confianza y estimación de sí mismo y sentimientos de inferioridad.
       
    • Reproches hacia sí mismo desproporcionados y sentimientos de culpa excesiva e inadecuada.
       
    • Pensamientos recurrentes de muerte o suicidio, o cualquier conducta suicida.
       
    • Quejas o disminución de la capacidad de concentrarse y de pensar, acompañadas de falta de decisión y vacilaciones.
       
    • Cambios de actividad psicomotriz, con agitación o inhibición.
       
    • Alteraciones del sueño de cualquier tipo.
       
    • Cambios del apetito (disminución o aumento) con la correspondiente modificación del peso.
       

     

 

Tabla 3.

  • Episodio depresivo leve: Están presentes dos o tres síntomas. La persona Con un episodio leve, probablemente está apta para continuar la mayoría de sus actividades.
     
  • Episodio depresivo moderado: Están presentes al menos dos síntomas del criterio By síntomas del criterio C hasta sumar un mínimo de 6 síntomas. La persona con un episodio moderado probablemente tendrá dificultades paracontinuar con sus actividades ordinarias.
     
  • Episodio depresivo grave: Deben existir los 3 síntomas del criterio B y síntomas del criterio C con un mínimo de 8 síntomas. Las personascon este tipo de depresión presentan síntomas marcados y angustiantes, principalmente la pérdida de autoestima y las ideas-acciones Suicidas.
     

 

A partir de lo anterior, delimitado por el propósito de la presente investigación, se permite correlacionar las dos variables,precisando la depresión como evento subyacente al síntoma de Tinnitus, teniendo en cuenta queHolmes y Padgham(2011), sugieren que algunos individuos con tinnitus se encuentran deprimidos, como tambiénSullivan, 1988 refieren que la  depresión  en  dichos  casos  se  debe  a  la  interferencia  que  el  tinnitus  tiene  en  las actividades cotidianas, de esta manera se ve afectado el entorno y el desarrollo de las personas interfiriendo directamente en la calidad de vida.

 

Por  otro  lado,  Trevis  y  McLachlan(2016),  amplían  los  resultados  donde  se  logra comprender el papel complejo de la psicología en la experiencia del tinnitus, resaltando la importancia de la depresión, como síntoma que pueden estar respaldado por la interrupción funcional de procesos neurocognitivos específicos, con el afrontamiento  de estrategias para suministrar  un   tratamiento  cuya  finalidad  sea  mejorar  el bienestar  de la salud  de las personas con tinnitus, destacando la importancia del diagnostico oportuno y abarcando el tratamiento multidisciplinar.

 

En efecto KasraZiai y Moshtaghi (2017), refieren que  debido a la fuerte asociación entre Tinnitus,  depresión  y  ansiedad:  todos  los  pacientes  con  tinnitus  deben  someterse  a exámenes de detección de trastornos psiquiátricos, corroborando la importancia de tratar los síntomas bajo las dos vertientes concernientes audiología y psicología.

En la fuente de cada estudio analizado, se demuestran la correlación que hay entre Tinnitus-Depresión y la importancia de diagnosticar y dar la conducta pertinente en cada caso.

Día Alzheimer 2019
[Libros alzheimer con descuento]

 
Gastos de envío
G R A T I S
Envíos España península para pedidos superiores a 49,90 euros (más iva) (condiciones)

Compartir en:

compartir FaceBook

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Síguenos en: Síguenos en Twiter | Síguenos en Facebook | Instagram | pinterest

Enlaces rápidos a temas de interés

BOLETÍN

RSS | XHTML | CSS
Mapa Web | Registro | Contacta
© Majo Producciones 2001-2019 - Prohibida la reproducción parcial o total de la información mostrada