Busca:   en:
Inicio > Revista

Influencia de los reforzadores positivos en la estimulación de las habilidades pragmáticas (Parte V)

Los niños inician su proceso de desarrollo del lenguaje en el contexto familiar, lo cual les permite aprender de los adultos  durante las rutinas cotidianas y la interacción comunicativa entre padres e hijos, permitiéndoles consolidar gradualmente, su intención comunicativa, el contacto visual, esperar el turno durante el dialogo, siendo importante en gran medida las habilidades narrativas que van adquiriendo y adaptando al contexto escolar y social.

En cuanto a la pragmática del lenguaje las pruebas señalan un progreso significativo en cuanto a la intención comunicativa, las estructuras lingüísticas y la  organización  del  discurso  (Cuadro  5).  También,  se  puede  observar  un progreso notable en la presuposición y reparación de la conversación.

 

Cuadro 5: comparación de respuestas de la “evaluación de las habilidades pragmáticas Roth & Spekman)”

 

evaluación de las habilidades pragmáticas

 

 

En  relación  a  la  habilidad  de  pragmática  general  se  han  observado diferencias altamente significativas entre el pre-test y el post-test (cuadro 6), asimismo las habilidades pragmáticas especificas (actos del  habla, intención comunicativa, intercambio conversacional y pedir explicaciones) y pragmática de base gramatical (dimensión enunciativa y proposicional de los actos del habla, orden y claridad en la expresión, modismos y cohesión textual) muestran diferencias significativas.

 

Cuadro  6:  Evaluación  según  el  Protocolo  rápido  de  evaluación  pragmática  revisado

(PREP-R)

 

Evaluación  según  el  Protocolo  rápido  de  evaluación  pragmática  revisado

 

4. 2. Discusión de los resultados

A partir de los resultados del test PLON-R y los protocolos de evaluación pragmática PREP-R y evaluación de las habilidades pragmáticas (Roth & Spekman). Se observa en la etapa de aplicación del pre-test que, el usuario tuvo mayor dificultad en la dimensión del “uso del lenguaje”, lo cual se observa en el test PLON-R donde la PT es 1 que se traduce como un retraso del área de uso del lenguaje (pragmática). Además, en los protocolos PREP-R y Roth & Spekman, se observa que previo a la intervención, el niño contestaba correctamente al 6,8% de las tareas pragmáticas y que no realizaba actividades relacionadas a las estructuras lingüísticas y de presuposición. Esto se compara a los resultados obtenidos por Roqueta y Estevan (2010) en donde la pragmática en general se encuentra más baja en los niños con trastorno del lenguaje que en un  grupo  de  control  sin  el  cuadro  patológico.  También  con  los  estudios realizados por Buiza et al. (2015) donde los niños con TL tienen un desempeño significativamente menor en tareas pragmáticas que sus pares de edad cronológica.

 

Luego de la intervención se observa una mejora significativa en las habilidades pragmáticas del niño. Principalmente en aspectos como la intención comunicativa, la estructura lingüística y la organización del discurso, así como en las habilidades pragmáticas en general. No se ha encontrado bibliografía que contraste las mejoras en el uso del lenguaje luego de un tratamiento centrado en el reforzamiento positivo, sin embargo se ha encontrado que el tratamiento es eficaz en la modificación general del lenguaje en niños con autismo (Schreibman et al., 2015).

 

Por último, se ha podido observar un impacto significativo del uso de reforzadores en las habilidades pragmáticas. Por tanto, se rechaza la hipótesis nula, lo cual sugiere que, el uso de los reforzadores positivos si tienen influencia sobre el desarrollo de las habilidades pragmáticas, sin embargo, se reconoce la necesidad de un estudio con una muestra representativa y con medidas estadísticas que permitan corroborar los resultados encontrados en esta investigación.

 

4.3. Conclusión

Se observa en el usuario que, en la etapa previa a la intervención él se encontraba con retraso en el desarrollo de las habilidades pragmáticas, y posterior al tratamiento se logró un desarrollo significativo de las habilidades pragmáticas, concernientes a la intención comunicativa, las estructuras lingüísticas y organización del discurso, actos del habla, intercambio conversacional, pedir explicaciones, la dimensión enunciativa y proposicional de los actos  del  habla, orden  y  claridad  en la  expresión,  modismo  y  cohesión textual, así como la pragmática en general.

 

El  uso de reforzadores positivos ha tenido un impacto significativo en el desarrollo de las habilidades pragmáticas en el paciente sujeto de estudio, así como en otras dimensiones del lenguaje relacionadas con las aptitudes psicolingüísticas y el aumento del vocabulario.

 

Por  tanto,  se  puede  inferir  que  el  uso  de  reforzadores  positivos  tiene influencia significativa en el desarrollo de las habilidades pragmáticas del lenguaje en el caso estudiado.

4.3. Recomendaciones

4.3.1. Recomendaciones para la familia

·  La familia debe ser un modelo comunicativo asertivo para el usuario, hablarle claro en todo momento, es una pauta inicial para fundamentar el desarrollo de las habilidades pragmáticas y la consolidación del  aprendizaje natural  del lenguaje en el ambiente familiar.

·  Establecer en casa rutinas funcionales, que le permitan al niño explorar el uso del lenguaje en diferentes situaciones, ambientes y con diferentes personas.

·    Implementar el uso de reforzadores positivos  en la medida en que el usuario hace uso de su lenguaje de forma apropiada, para comunicar sus necesidades, deseos u opinión en una situación determinada, cuando realiza  interacciones  comunicativas  con  otros  niños  o  con   adultos inmersos en su contexto situacional cotidiano.

 

4.3.2. Recomendaciones para la escuela

·  Comprender las necesidades comunicativas del usuario, relacionadas con el desarrollo de sus habilidades pragmáticas, para darle un abordaje integral en la escuela durante su rutina escolar.

 

·  Promover una comunicación asertiva entre   el niño, docente y compañeros, implementando el uso de reforzadores positivos al interior del aula escolar, para que se incremente su motivación por comunicarse en el contexto de la escuela, y de esta forma potenciar  su interacción comunicativa con otros niños.

 

·  Incluir al paciente en actividades colectivas programadas por la institución, permitiéndole el desarrollo de un rol específico al interior de la misma y de esta forma potenciar el uso de su lenguaje.

 

4.3.3. Recomendaciones para la comunidad fonoaudiológica

·  Se sugiere que los patólogos de habla y lenguaje desarrollen investigaciones relacionadas  con  el  diseño  de  un  instrumento  de  evaluación  de  las habilidades pragmáticas y su posterior estandarización.

 

· Se recomienda realizar una investigación experimental con muestras representativas y grupos de control, para dar mayor rigurosidad científica al tratamiento del trastorno del lenguaje en base a los reforzadores positivos y su influencia sobre el desarrollo de las habilidades pragmáticas.

 

· Se recomienda que los fonoaudiólogos implementen estrategias de reforzamiento positivo en la población infantil con trastornos del habla y del lenguaje para favorecer su proceso comunicativo.

 

Gastos de envío
G R A T I S
Envíos España península para pedidos superiores a 49,90 euros (más iva) (condiciones)

Compartir en:

compartir FaceBook

Síguenos en: Síguenos en Twiter | Síguenos en Facebook | Instagram | pinterest

Enlaces rápidos a temas de interés

BOLETÍN

RSS | XHTML | CSS
Mapa Web | Registro | Contacta
© Majo Producciones 2001-2019 - Prohibida la reproducción parcial o total de la información mostrada