Busca:   en:
Inicio > Revista

Relaciones sociales de personas con Síndrome de Wlliams.(parte II)

Isa Garcia Morante | 1/07/2003
HIPERSENSIBILIDAD AL RUIDO:
Entre el 70% y el 90% de los niños SW son hipersensibles a sonidos particulares, que pueden incluir algunos ruidos altos como truenos, objetos cayendo, globos explorando, aplausos, ruidos electrónicos como aspiradores, música alta, y en algunos casos hasta la voz y la risa de la gente. Este fenómeno se conoce por "hiperacusia". Los ruidos a veces son muy molestos a los niños, y ellos típicamente se cubren los oídos y lloran, o tratan de evitar los sonidos, por ejemplo, saliéndose de la habitación o apagando el radio o la televisión. En algunos casos la hiperacusia desaparece cuando el niño llega a adolescente o adulto, pero en otros casos continúa después de adulto.

La razón por esta hipersensibilidad a ruidos es desconocida, pero lo más probable es que se relacione al hecho que individuos SW tienen menos tolerancia a sonidos que otras personas. Es posible que los ruidos físicamente le hagan daño a los oídos, o que simplemente asusten al niño.

Si su niño se incomoda por algún ruido en particular, asegúrele y confórmelo, y trate de explicarle de donde viene el sonido. Por ejemplo, si el ruido molestoso es de un trueno o de un microondas, trate de explicar, en términos que su niño pueda entender, que causa el trueno o el ruido del aparato. Puede que Ud. encuentre que la reacción de miedo disminuye si él puede ejercer algún control sobre esto o sonidos similares. Así que trate que él aplauda con sus manos o con las manos de otros, que juegue con, y explote globos, o deje que él le ayude a encender y apagar la aspiradora eléctrica o batidora eléctrica. Si se repite, el exponer al niño a la fuente del sonido puede hacer que se acostumbre a ellos. El uso de una grabadora puede ayudarle. Ud. puede grabar una variedad de sonidos que le afectan al niño (como risa, aplausos, truenos, etc.) y como un juego, encender y apagar la grabadora para escuchar los sonidos. Inicialmente ponga el volumen bajo, y gradualmente, sobre un período de días o semanas, aumente el volumen. Practique bajo condiciones que el niño puede controlar. Por ejemplo, que él suba el volumen. Esto puede acostumbrarlo a sonidos que inicialmente temía.

Algunos sugieren el uso de tapones para los oídos. Como los tapones van a impedir sonidos importantes (conversación) como los que le molestan, debe tener mucho cuidado con su uso. Si Ud. decide que va a usar tapones con su niño, debe usarlos de forma poco frecuente y por períodos cortos cuando algún ruido en particular le esté causando a su niño una gran molestia. Y no se olvide sacar los tapones inmediatamente después.

LENGUAJE Y CONVERSACIÓN:
A temprana edad los niños SW pueden tener un lento desarrollo para hablar. Durante este tiempo el estímulo verbal es vital. Incorpore el lenguaje a los juegos, háblele a su niño mientras se viste, baña o come, etc., y estimúlelo para que le responda hablando y vocalizando. Adicionalmente, Ud. encontrará que 5 o 10 minutos al día enriquecen grandemente el vocabulario de su niño. Dependiendo del nivel que haya alcanzado, Ud. puede añadir 2 o 3 nombres, verbos o preposiciones para que los aprenda. Por ejemplo, si Ud. decide trabajar con nombres, escoja dos objetos (pelota y taza) y pregunte "¿Qué es esto?" señalando uno de los objetos. Si el niño no responde, insinúelo diciendo "Es una pelota/taza" y anímelo a que lo imite. Cuando el niño diga la palabra alábelo y dele el objeto para que juegue con él por un momento. Al principio cualquier intento que suene como la palabra debe ser premiado; pero después de un tiempo debe requerir que el niño se aproxime a la palabra correcta. Gradualmente introduzca más objetos, y también retratos de objetos, y después verbos, adjetivos, preposiciones etc.

Para enseñar comprensión de palabras Ud. puede comenzar poniendo 2 o 3 objetos frente al niño y decirle "Dame la pelota/taza". Alabe al niño si escoge correctamente y permítale jugar con el objeto por un corto tiempo. Si el niño no responde correctamente, anímelo a que escoja el objeto correcto. De nuevo, Ud. puede progresar a enseñarle a su niño a identificar otros objetos, y luego a responder a una serie de ordenes (por ejemplo, siéntate, párate, brinca, saluda) con la acción apropiada. Una vez el niño puede responder a una orden sencilla, Ud. puede introducir instrucciones mas complejas que ayudan en la vida diaria. Esto puede incluir instrucciones tales como "Busca tu abrigo" y "Vete al inodoro". Cada etapa del proceso de entrenamiento debe seguir el mismo patrón, con dirección y estímulo, y con alabos y usando otros premias inicialmente para estimular la motivación.

Ya a la edad escolar la mayoría de los niños SW habrán desarrollado muy buen vocabulario y hablaran demasiado. Puede que usen palabras largas y frases sofisticadas que han oído usadas por otra gente y se recuerdan, y puede que hablen con cualquiera que se encuentren, dados la oportunidad. Pero usualmente el lenguaje es inapropiado y repetitivo. Es importante animar a su niño que conteste apropiadamente las preguntas y que le hable a la gente que conoce, pero Ud. querrá desanimarlo de estar hablando demasiado cuando hay visita y de estar haciendo preguntas irrelevantes. Así que si el niño tiene un tema favorito del cual siempre habla (por ejemplo, trenes, enfermedades), o una pregunta que siempre hace, es aconsejable ignorado cuando se lance en su tema favorito. Si Ud. contesta la pregunta favorita, lo animará a que la haga vez tras vez! Su familia y amistades podrían tener una regla de ignorar todas las preguntas y temas repetitivos de su niño, cambiar el tema inmediatamente y hablar de temas más relevantes. Porque un método consistente es importante, se aconseja que le recomienden a los maestros de la escuela de su niño que adopten exactamente la misma estrategia. Con tales métodos, lenguaje socialmente apropiado debe aumentar rápidamente y lenguaje inapropiado debe reducirse poco a poco.

Algunos niños e individuos mayores SW repiten frases y oraciones que oyen de la persona con quien están interactuando, muchas veces sin saber lo que la persona esta diciendo. Si la repetición es causada por comprensión pobre, esté seguro de simplificar su lenguaje. Pero, si la repetición del niño es simplemente un hábito que ha desarrollado, entonces ignorando la repetición, distrayendo al niño y cambiando el tema puede ser un buen método para desanimar el hablar sin sentido.

El entendimiento de lenguaje por parte de niños y adultos SW es usualmente más limitado que lo que su hablar indicaría. Si su niño responde a sus preguntas o comentarios sin sentido o sin pertenencia, puede ser porque no lo entiende. Necesitará simplificar sus instrucciones o comentarios y estarse seguro de que su niño entiende lo que Ud. y otras personas están diciendo. Si Ud. está preocupado por el desarrollo del habla de su niño debe llevarlo a un terapeuta, ya sea a través de la escuela o de su pediatra.

 

Referencias

- www.espaciologopedico.com
- Revista de investigación y ciencia. Febrero 1998. Pág. 18 – 24
- www.healthing.com/casos/casos3.html
- www.viasalus.com
- http://lingua.fil.ub.es
- www.unidadenladiversidad.com
- http://www.paisvirtual.com/salud/medicina/williams
- http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/eney/article/001116.htm
- http://perso.wanadoo.es/avsw/index.html
- http://www.cspt.es/webcspt/CMRAIL/medicir/InfProf/DocPautesProtocols/williams.htm

Gastos de envío
G R A T I S
Envíos España península para pedidos superiores a 49,90 euros (más iva) (condiciones)

Compartir en:

compartir FaceBook

OTROS TEMAS

Síguenos en: Síguenos en Twiter | Síguenos en Facebook | Instagram | pinterest

Enlaces rápidos a temas de interés

BOLETÍN

RSS | XHTML | CSS
Mapa Web | Registro | Contacta
© Majo Producciones 2001-2019 - Prohibida la reproducción parcial o total de la información mostrada