Busca:   en:
Inicio > Revista

¿Por qué pueden surgir trastornos del lenguaje?

El lenguaje es un medio de comunicación, instrumento del pensamiento y de
la vida social. El niño desarrolla los mecanismos fisiológicos innatos para percibir y articular el lenguaje de acuerdo con las necesidades de comunicación diaria, pero, en gran parte, el lenguaje oral es producto del ambiente.
El desarrollo del lenguaje está estrechamente ligado al desarrollo psicológico general. Su adquisición es inseparable de las interacciones del sujeto con su universo psíquico. No obstante, el desarrollo del lenguaje también se liga a la evolución neuropsicológica y su elaboración es progresiva, siguiendo procesos complejos que dependen del grado de maduración y de la fisiología del organismo por una parte, y del ambiente sociocultural por otra.

El niño desarrolla los mecanismos fisiológicos innatos para percibir y articular el lenguaje de acuerdo con las necesidades de comunicación diaria, pero, en gran parte, el lenguaje oral es producto del ambiente.

Es imprescindible que durante los primeros 6 a 8 meses aproximadamente, el niño esté expuesto y estimulado por el lenguaje, ya que debe de imitar lo que oye y aprender los movimientos musculares para su producción. Además, desarrolla circuitos neuronales en su cerebro, con acumulación de datos, que utilizará más adelante.

Los padres, al otorgar un contenido afectivo a las sílabas balbuceadas e incoherentes del niño, ayudarán a éste a relacionar su expresión fónica con el contenido afectivo que el ambiente le otorga. Comúnmente, hasta esta etapa, la adquisición del lenguaje es igual para todos los niños, aún para el sordo; éste último produce los sonidos pero no los puede relacionar con alguna persona u objeto. Un niño puede elaborar su lenguaje con retraso por múltiples razones, tales como factores hereditarios, factores neurológicos, por factores socioculturales y de entorno lingüístico o por factores emocionales y relacionales en los que se involucra la actitud de lamadre (sobreprotectora, rechazante, ambivalente, etc.) y la actitud del niño cuyo desarrollo se fija en un infantilismo perdurable que frena la curiosidad por aprender (Aimard, 1972).

A menudo, el modo de relacionarse del niño es preverbal, ya que siente agrado por ser mimado, y el comportamiento de la madre va en sentido de mantener una relación más o menos fusional, pues ella desea que su hijo siga siendo un bebé.

El lenguaje se estanca o retrocede por algún factor temporario, como el nacimiento de un hermano, hospitalización o separación de los padres, por ejemplo. Estos trastornos generalmente son transitorios; proceden de un desequilibrio entre las necesidades internas de cariño y protección, y la realidad externa a la que se enfrenta.

Hasta los 5 años, es el período de mayor maleabilidad orgánica, cuando se acumulan y se fijan las imágenes acústicas. Así, un niño puede presentar sigmatismo porque imita a alguien que cecea, puede tener dislalias múltiples porque copia la pronunciación de alguna persona que padece una pérdida auditiva grande, puede presentar rotacismo porque escucha que se pronuncia mal la “r”; o bien, si tose, llora o ríe y no tiene ningún tipo de imagen convencional, probablemente sea sordo.

El retraso del desarrollo del lenguaje suele acompañarse de dificultades para la lectura, ortografía, anomalías en las relaciones interpersonales y de trastornos emocionales y del compertamiento.

Cualquier trastorno de lo que se considera normal en la articulación, o sea, en la manera habitual de hablar de una determinada comunidad, se considera una fonologopatía, que puede ser de origen orgánico, y por lo tanto, causadas por alteraciones estructurales de la cavidad bucal, las fosas nasales o el oído; o pueden tener un origen funcional, y por tanto, se insatalan en sobre órganosnormales. También se conocen como dislalias; es uno de los síntomas mas comunes, sin embargo, hasta los 4 años de edad cronológica la dislalia es normal en el desarrollo del lenguaje.

 

Referencias

FAIRMAN, S.(1998). Trastornos en la Comunicación Oral. Fonoaudiología para docentes, estudiantes y padres. Argentina, Ed. Viamonte.
RONDAL, J. SERON, X (1988). Trastornos del Lenguaje III. Afasias, retrasos del lenguaje, dislexia. España, Ed. Paidos.
DELVAL, J. (1994). El Desarrollo Humano México, Siglo Veintiuno Editores.

Gastos de envío
G R A T I S
Envíos España península para pedidos superiores a 49,90 euros (más iva) (condiciones)

Imprimir Imprimir

Compartir en:

compartir FaceBook

Síguenos en: Síguenos en Twiter | Síguenos en Facebook | Google+ | Instagram

Enlaces rápidos a temas de interés

BOLETÍN

RSS | XHTML | CSS
Mapa Web | Registro | Contacta
© Majo Producciones 2001-2016 - Prohibida la reproducción parcial o total de la información mostrada