Busca:   en:
Inicio > Revista

El abandono escolar desde la perspectiva de los propios alumnos. (Parte III)

También tuve oportunidad de platicar con maestros de escuelas primarias y secundarias a las que acuden los hijos de las familias ferrocarrileras. Encontré que, por lo general, los maestros habían construido un modelo cultural sobre estas familias según el cual estaban poco interesadas en asuntos escolares de sus hijos, eran conflictivas y sus hijos eran poco estudiosos e inquietos. Los maestros responsabilizaban a los padres del bajo rendimiento de sus hijos.
Claudia Saucedo Ramos | 15/04/2006
A lo largo de dos años visité la comunidad de ferrocarrileros. Ellos viven en una unidad habitacional compuesta por departamentos y casas de 70 metros de construcción. Acudí a los hogares, realicé entrevistas, observé sus formas de vida y participé con ellos en fiestas y celebraciones. También observé prácticas de socialización de niños y adolescentes en parques, deportivos y lugares de encuentro. Elegí a diez familias para realizar estudios de caso, específicamente historias de vida para conocer las experiencias de la escuela tanto de los padres como de uno o dos de sus hijos.

En las familias ferrocarrileras los padres estudiaron entre tres y seis años de escuela, pero en la actualidad quieren que sus hijos estudien mucho más. En estas familias hay hijos que se encuentran estudiando en diversos grados escolares, muchos de ellos en preparatoria yuniversidad. En México la escuela secundaria es obligatoria, no así la preparatoria ni la universidad, sin embargo, los padres ferrocarrileros creen que no es suficiente que sus hijos terminen la secundaria. Ellos tienen una gran expectativa de que sus hijos estudien la universidad o al menos la preparatoria. Piensan que un hijo que sólo estudió la secundaria es alguien "sin estudios", alguien que no podrá hacer frente a las crisis económicas que hemos vivido en nuestro país. Los padres de familia hablaban de un modelo cultural en el que "el apoyo familiar y el esfuerzo de cada hijo" era una manera de entender la participación que la familia en su conjunto podía tener para impulsar la escolaridad de cada hijo. Así, el valor de la escuela es ubicado por estos padres como un instrumento contra la inseguridad laboral que ha azotado a nuestro país en la última década.

También tuve oportunidad de platicar con maestros de escuelas primarias y secundarias a las que acuden los hijos de las familias ferrocarrileras. Encontré que, por lo general, los maestros habían construido un modelo cultural sobre estas familias según el cual estaban poco interesadas en asuntos escolares de sus hijos, eran conflictivas y sus hijos eran poco estudiosos e inquietos. Los maestros responsabilizaban a los padres del bajo rendimiento de sus hijos. Sin embargo, este modelo abstracto no incluía los casos de alumnos exitosos que también eran hijos de padres ferrocarrileros, pues los maestros percibían a la familia en función de su condición socioeconómica y de casos de alumnos problemáticos muy notorios.

En las diez familias analicé las historias de vida sobre trayectorias escolares de hijos que tenían estudios universitarios y de hijos que sólo estudiaron la secundaria. En el presente trabajo sólo reporto la visión de los desertores.7 En sentido estricto no se podrían considerar

desertores ya que concluyeron la educación básica, pero en un sentido de cultura colectiva si lo son, dada la gran importancia que los padres y hermanos que continúan estudiando le atribuyen a la escuela. Los diez jóvenes desertores, seis hombres y cuatro mujeres, que me narraron sus vidas tenían una edad ubicada entre 20 y 24 años. Ellos recordaron que cuando eran niños pensaban que la escuela era importante y creían que iban a continuar estudiando hasta obtener una carrera universitaria. Sin embargo, dijeron que cuando estaban en la secundaria empezaron a interesarse por actividades distintas a las de la escuela. A partir de sus narraciones identifiqué cuatro modelos culturales o formas de plantear una visión sobre su vida en el pasado que los llevó a tomar la decisión de no continuar estudiando:

Gastos de envío
G R A T I S
Envíos España península para pedidos superiores a 49,90 euros (más iva) (condiciones)

Compartir en:

compartir FaceBook

Síguenos en: Síguenos en Twiter | Síguenos en Facebook | Instagram | pinterest

Enlaces rápidos a temas de interés

BOLETÍN

RSS | XHTML | CSS
Mapa Web | Registro | Contacta
© Majo Producciones 2001-2020 - Prohibida la reproducción parcial o total de la información mostrada