Busca:   en:
Inicio > Revista

Métodos de enseñanza y nivel de competencia bilingüe castellano-lengua de signos peruana en adultos. (Parte X)

Necesitan que el niño utilice sólo la lengua oral en una comunicación cara a cara. Evitan el uso de una lengua de señas formal. Algunos métodos Oralistas requieren que los niños usen audífonos para amplificar sus restos auditivos.
2.2.3. El método Oralista

El método Oralista no es uno solo, sino un grupo de métodos que enfatiza diferentes aspectos del proceso de la comunicación. Sin embargo, estos métodos tienen algo en común. Necesitan que el niño utilice sólo la lengua oral en una comunicación cara a cara. Evitan el uso de una lengua de señas formal. Algunos métodos Oralistas requieren que los niños usen audífonos para amplificar sus restos auditivos. A esto se añade la lectura labial para comprender el habla y producirla. Los profesores de estos programas usan, también, el método “unisensorial”, es decir, hacen que los niños comprendan el habla sin leer los labios, apoyándose en sus restos auditivos.

La lectura labial no es suficiente para captar toda la información. En inglés, por ejemplo, se pierde el 30% de la información al intentar leer los labios. En castellano el porcentaje es mucho menor. El niño tiene que cubrir los vacíos del mensaje por sí solo. Considerando que a la escuela se va para aprender cosas nuevas, ¿cómo el niño puede acceder a la información perdida? ¿Qué pasa si los conceptos enseñados usan palabras que el niño jamás ha conocido?

La palabra complementada, que algunos consideran como método Oralista, usa las señales manuales para brindar la información que no puede ser captada por la lectura labial. La palabra escrita y la recodificación del lenguaje oral se usan para hacer que los patrones del lenguaje oral estén disponibles para niños con problemas de audición. Sin embargo, ninguna de estas formas hace que el niño produzca el habla de manera directa. “Los aspectos más importantes del habla como el tono y el ritmo, son transmitidos a través del sentido del oído”. (Swartz,1996)

Los restos auditivos juegan un papel importante en la aplicación del método Oralista, ya que es el factor de mayor influencia que afecta su habilidad para entender y producir la lengua oralmente. Si el niño sufre de la pérdida auditiva tiene dos grandes problemas para oír: No es sensible a los sonidos suaves y aunque los sonidos sean fuertes, el niño no los escucha con claridad.

Si un niño tiene un audífono escucha todos los sonidos a su alrededor al mismo volumen. Por ejemplo, si dos personas hablan en un paradero y viene el bus, escuchará al bus y la conversación al mismo volumen. Entonces, el niño pierde sensibilidad y claridad. Cuanto más profunda es la pérdida auditiva, más profundos son estos problemas. Los resultados que se obtengan de la terapia depende del grado de pérdida auditiva. (Roseberry, 2000)

Pérdida leve a moderada: (menos de 60 decibeles)
Con este grado de pérdida auditiva, a través de los audífonos se puede lograr el desarrollo de habilidades auditivas. El niño puede asistir a una escuela regular.

Pérdida auditiva severa (60 a 90 decibeles)
Con el uso de audífonos y entrenamiento auditivo, es probable que entienda el habla. Su habla tendrá buen ritmo y entonación y su articulación será correcta. Puede asistir a una escuela de oyentes, siempre que haya servicios de audición y lenguaje disponibles.

Pérdida auditiva profunda (90-120 decibeles)
En esta categoría es donde el potencial auditivo y los logros varían más. Con una pérdida de 105 decibeles, por ejemplo, el niño ya se considera como una persona con pérdida severa. Puede ser que escuche el ritmo y el tono del habla a través de su audífono. Puede aprender a reconocer vocales y distinguir algunas consonantes. Sin embargo, es muy probable que tenga que asistir a una escuela para sordos o hipoacúsicos.

Pérdida auditiva total (no se puede medir su audición)
Sólo el 10% de los niños sordos no puede beneficiarse de la ayuda auditiva. (Shwartz, 1996) Es a través del tacto que los niños pueden entender un poco del habla. Puede, por ejemplo, “sentir” el ritmo del habla; lo cual lo ayudará en la lectura labial. Puede reconocer objetos a través del ritmo, como el teléfono. Puede beneficiarse de una ayuda vibrotactil que transmite el sonido por las vibraciones en la muñeca. Puede ser candidato a implante coclear. Ambos dispositivos pueden darle al sordo profundo un mayor acceso al sonido. Es necesario recordar que estos aparatos son ayudas auditivas y que no pueden suplir a la audición.

Entregas antes de Navidad
por mensajería o correos

Gastos de envío
G R A T I S
Envíos España península para pedidos superiores a 49,90 euros (más iva) (condiciones)

Compartir en:

compartir FaceBook

Síguenos en: Síguenos en Twiter | Síguenos en Facebook | Instagram | pinterest

Enlaces rápidos a temas de interés

BOLETÍN

RSS | XHTML | CSS
Mapa Web | Registro | Contacta
© Majo Producciones 2001-2019 - Prohibida la reproducción parcial o total de la información mostrada