Busca:   en:
Inicio > Revista

Evaluación videofluoroscópica de la deglución en pacientes sometidos a tratamiento de cáncer de cabeza y cuello pre y post retirada de tubo de alimentación. (Parte I)

Estudios apuntan desventajas de los tubos nasoenterales, referentes a traumas laríngeos que pueden llevar a parálisis de pliegue vocal, y ulceraciones o infecciones del músculo cricoaritenóideo posterior.
Evaluación videofluoroscópica de la deglución en pacientes sometidos a tratamiento de cáncer de cabeza y cuello pre y post retirada de tubo de alimentación.

El cáncer de cabeza y cuello y su respectivo tratamiento puede acarrear disfagia(1). Disfagia es cualquier dificultad de deglución, decurrente de proceso agudo o progresivo, que interfiere en el proceso del transporte del bolo alimentar de la boca al estómago(2). Las disfagias decurrentes de las cirugías de cabeza y cuello son clasificadas como disfagias mecánicas. En la disfagia de origen mecánica ocurre pérdida del control del bolo por las estructuras necesarias para completar una deglución normal(2). Actualmente, los protocolos de tratamiento utilizados para el tratamiento de cáncer de cabeza y cuello incluyen quimioterapia, radioterapia y cirugía, que frecuentemente producen significante mucositis, disfagia e incapacidad funcional, que no pueden ser tratadas sin un soporte agresivo, incluyendo la alimentación enteral(3). Generalmente, los pacientes sometidos al tratamiento de cáncer de cabeza y cuello utilizan como vía de alimentación el tubo nasoenteral. El soporte por vías alternativas es necesario cuando la alimentación por vía oral no es suficiente para suplir las necesidades orgánicas y nutricionales del individuo, o cuando la misma es contraindicada en vista de un grado intenso de disfagia, con riesgos de penetración y/o aspiración pulmonar(4). Las penetraciones y o aspiraciones pulmonares pueden ocurrir en tres momentos distintos: antes de que la reacción de la deglución faríngea sea desencadenada, durante o después de la deglución. La aspiración antes de la deglución se puede dar por reducción del control motor oral o por reducción de la sensibilidad oral y faríngea. La aspiración durante la deglución ocurre cuando uno de los tres esfínteres de la laringe falla o no se contrae eficientemente, por reducción de la sensibilidad laríngea o por reducción de la elevación de la laringe en el cuello, y la aspiración después de la deglución puede revelar alteraciones en la propulsión oral del bolo, en el transporte faringoesofágico, o por hipertonicidad y/o estenosis del segmento faringoesofágico que puede proporcionar estasis de alimento en orofaringe y/o hipofaringe.

Estudios apuntan desventajas de los tubos nasoenterales, referentes a traumas laríngeos que pueden llevar a parálisis de pliegue vocal, y ulceraciones o infecciones del músculo cricoaritenóideo posterior(5-7). Con todo, estos estudios no correlacionan el efecto del tubo nasoenteral con la deglución propiamente dicha. Un estudio investigó a través de la videofluoroscopia los diferentes efectos que el tubo puede causar en relación al tiempo y función de la deglución orofaríngea en individuos jóvenes y saludables y concluyeron que el tubo de mayor calibre retrasa el tiempo de elevación velar, aumenta el tiempo del transito faríngeo y retrasa la abertura del esfínter esofágico superior, sin embargo no altera la función de la deglución(8). Fue realizado un estudio retrospectivo comparando la incidencia de mucositis, disfagia, tiempo de dependencia de nutrición enteral y la necesidad de dilatación faringoesofágica entre pacientes con tubo nasogástrico y pacientes con gastrostomía endoscópica percutánea que fueron sometidos a radioterapia y quimioterapia debido al cáncer de cabeza y cuello. Los autores concluyen que la gastrostomía es más aceptable que el tubo nasogástrico, principalmente cuando la disfagia es más persistente y cuando existe la necesidad de dilatación faringoesofágica(3).
Gastos de envío
G R A T I S
Envíos España península para pedidos superiores a 49,90 29,90 euros (más iva) (condiciones)

Compartir en:

compartir FaceBook

Síguenos en: Síguenos en Twiter | Síguenos en Facebook | Instagram | pinterest

Enlaces rápidos a temas de interés

BOLETÍN

RSS | XHTML | CSS
Mapa Web | Registro | Contacta
© Majo Producciones 2001-2020 - Prohibida la reproducción parcial o total de la información mostrada