Busca:   en:
Inicio > Revista

Palabra hablada vs palabra signada: ¿mismo valor para el oyente?...¡no escribe, no lee, no trabaja la persona sorda! (parte 2)

Ya es tiempo que la persona sorda adulta tome conciencia de su rol de inclusión social y sobre todo en su inserción laboral, dado que la reconceptualizacion de su problemática es condicionada a un presupuesto
Creo que estamos apoyando a terceras personas –léase interpretes y familiares que están encaminándose
A profesionalizarse ellos mismos, dejando de lado a la formación de por vida de la persona sorda: en claro
Ejemplo esta que en Lima- Perú, la mayoría de este grupo tiene a personas sordas en calidad de obreros
Y haciendo labores domesticas de por vida.

Ya es tiempo que la persona sorda adulta tome conciencia de su rol de inclusión social y sobre todo en su inserción laboral, dado que la reconceptualizacion de su problemática es condicionada a un presupuesto, por lo que el reto es
SIN CONDICIONAR LA COMUNICACION, TIENE QUE SABER ESCRIBIR Y LEER PARA DEFENDERSE, COMO TAMBIEN TRABAJAR DESPUES UN PROCESO DE APRENDIZAJE , ASI EVITAMOS FORMAS SUTILES DE INCAPACIDAD SOCIAL DE QUIENES ESTAN MANEJANDO OTROS INTERESES Y SE ENCUENTRAN LIGAGOS A LA PERSONA SORDA. EN CALIDAD DE INTERMEDIARIOS.
Se busca que la persona sorda adulta este incluida, por si misma maneje sus potencialidades y tenga prioridad en actividades culturales que le permitan tener hábitos de lectoescritura y nivelarse, asi lo hace mas independiente, y su lenguaje de señas será encaminado para tal fin, asunto que no debe ser de terceros, sino que inicie de quienes son los que deben ser realmente beneficiados por la ley de personas con discapacidad.

Compartir en:

compartir FaceBook

Síguenos en: Síguenos en Twiter | Síguenos en Facebook | Instagram | pinterest

Enlaces rápidos a temas de interés

BOLETÍN

RSS | XHTML | CSS
Mapa Web | Registro | Contacta
© Majo Producciones 2001-2021 - Prohibida la reproducción parcial o total de la información mostrada