Busca:   en:
Inicio > Revista

El niño sordo con TDAH (Parte IV)

Todos los niños tienen distintos modos de asimilar los datos, diferentes filtros, diferentes experiencias de vida, que afectan su manera de “ver” las cosas y procesar la información.
A modo de conclusión, desde mi experiencia con niños sordos con componente agregado de TDAH, les diría a los docentes y terapeutas, que se pueden recorrer mil caminos diferentes.- No todos tienen que escoger la misma senda. Todos los niños tienen distintos modos de asimilar los datos, diferentes filtros, diferentes experiencias de vida, que afectan su manera de “ver” las cosas y procesar la información. Para ser justos habría que considerar primero, si cuentan con algún otro método que ayude a éste niño a hacer lo que tiene que hacer, a algunos les gusta el dibujo, a otros la lectura, y otros necesitan tocar.-

Enseñanza multisensorial.

Una buena parte de este trabajo trata acerca de la necesidad de aplicar técnicas multisensoriales para llegar al niño sordo con TDAH.- Las estadísticas sobre estilos de aprendizajes demuestran que la mayoría de los niños aprenden mejor con presentaciones visuales y táctiles / cinestécticas.- Sólo los hipoacúsicos de pérdidas leves y levemente moderadas, prefieren el canal auditivo.- Según las estadísticas, el niño sordo con TDAH retiene el 10% de lo que lee, el 15% de lo que escucha, el 30% de lo que ve, el 50% de lo que ve y escucha, el 70% de lo que él puede decir, y el 90%de lo que puede decir y hacer.-
La consecuencia obvia es que se deben presentar las tareas combinando varios métodos.- El niño necesita experiencias prácticas, en las que él mismo HAGA.- Tomaré el siguiente ejemplo, que demuestra cómo se pueden enseñar las tablas de multiplicar y los múltiplos de un número (en este caso 4) con un enfoque multisensorial.-

Estilo auditivo:

Recitar la tabla del cuatro empleando un ritmo, melodía, canción o “rap”.-

Estilo visual y táctil:

• Practicar los múltiplos de 4 en la computadora, con algunos programas divertidos que existen en el mercado.-
• Practique los múltiplos de 4 en la calculadora.-
• Realice la “Rosquilla matemática: en un círculo cartón escriba en los bordes los números del 0 al 9 en cualquier orden, en el centro del círculo escriba el número 4, cuelgue la “Rosquilla”.- La terapeuta dice un número del 0 al 9, el niño lo busca y debe comenzar a resolver las operaciones de multiplicación por 4 según el recorrido de las agujas del reloj, hasta terminar con todas las operaciones. Colgando varias “rosquillas” se pueden realizar competencias entre niños.
• Arrojar un dado y multiplicar por 4 el número que salió.-
• Confeccionar tarjetas visuales y táctiles con arena, goma de pegar, hilos, en los multiplicadores, para que el niño recorra con un dedo mientras verbaliza la operación.-

Estilo espacial cinestésico:

• Emplear el patrón de los “palos de bowling”: confeccionar platos de cartón con los resultados de las operaciones (4, 8, 12, 16, 20, 24, 28, 32, 36, 40) y disponerlos en el piso como los palos de bowling, arriba el 4, 8, 12, 16, luego debajo el 20, 24 y 28, luego el 32 y 36 y finalmente el 40.- La terapeuta dice una operación y el niño debe “saltar” sobre los círculos siguiendo el orden hasta encontrar el resultado.-
• Emplear una tabla con los números del 1 al 40: el niño debe contar de 4 en 4 y pintar el casillero correspondiente. De este modo percibe “visualmente”los resultados.-


Gastos de envío
G R A T I S
Envíos España península para pedidos superiores a 49,90 euros (más iva) (condiciones)

Compartir en:

compartir FaceBook

Síguenos en: Síguenos en Twiter | Síguenos en Facebook | Instagram | pinterest

Enlaces rápidos a temas de interés

BOLETÍN

RSS | XHTML | CSS
Mapa Web | Registro | Contacta
© Majo Producciones 2001-2019 - Prohibida la reproducción parcial o total de la información mostrada