Busca:   en:
Inicio > Revista

El aprendizaje de los conceptos en escolares con dificultades en el aprendizaje. (Parte IV)

. No todos los sujetos mantienen las mismas características ante las mismas vivencias, de ahí el carácter peculiar e individual, por lo que estas se manifiestan de forma diferente en determinadas situaciones.
Papel de las vivencias para el aprendizaje de los conceptos.

Una necesidad del desarrollo

La interrelación entre la actividad afectiva y cognitiva no significa que estas se identifiquen ni se contrapongan, por el contrario se condicionan mutuamente en la función reguladora de la personalidad. “La armonía de esta relación le permite al sujeto reflejar de manera objetiva el mundo, establecer la correspondencia entre sus vivencias afectivas y el contenido de su actividad cognoscitiva, como también orientar, dirigir, y regular sus formas y modos de atención. (Torres, G.M. 1990).

Cada vivencia afectiva que tiene el sujeto, posee un contenido objetivo que se manifiesta y concreta mediante la actividad cognoscitiva, de ahí que la exactitud, la solidez, la intensidad, y la profundidad de ese conocimiento incidan de manera esencial en la relación afectiva que el sujeto establece con los objetos y fenómenos que conoce. De esta forma, también, las vivencias, en su función señalizadoras y reguladora repercuten en el proceso del conocimiento y sus resultados.

Vigotski 1989, expresó el papel de la vivencia en el desarrollo psíquico del niño y relacionó este término con el concepto de situación social del desarrollo o Ley de la Dinámica del Desarrollo. Para él la vivencia era la unidad psicológica en que se expresaba, tanto el medio, lo experimentado por el niño, como lo que el propio infante incorpora o aporta a la vivencia, a partir del nivel ya alcanzado por este en su desarrollo.

Cada vivencia afectiva que tiene el sujeto posee un contenido objetivo, que se manifiesta y concreta mediante la actividad cognoscitiva, de ahí que la exactitud, la solidez, la intensidad y la profundidad de ese conocimiento incidan de manera esencial en la relación afectiva que el sujeto establece con los objetos y fenómenos que conoce. De esta forma también las vivencias, en su función señalizadora y reguladora, repercuten en el proceso del conocimiento y sus resultados.

Vigotski expresó el papel de la vivencia en el desarrollo psíquico del niño y relacionó este término con el concepto de situación social del desarrollo o Ley de la dinámica del desarrollo. Para él la vivencia era la unidad psicológica en que se expresaba, tanto el medio, lo experimentado por el niño, como lo que el propio infante incorpora o aporta a la vivencia, a partir del nivel ya alcanzado por este en su desarrollo.

El diagnóstico de las características psicológicas de los menores con necesidades educativas especiales no puede realizarse sin tener en cuenta el lugar y el carácter protagónico del propio sujeto en este proceso, condiciones e influencias que actúan sobre él, situación social de su desarrollo, interrelaciones de los factores de su entorno. Por lo que Vigotski planteó la necesidad de comprender el carácter de sus vivencias, en las que se refleja la unidad entre lo externo, lo cognitivo y lo afectivo.

La vivencia refleja la unidad entre lo afectivo y lo cognitivo , pero esta unidad no es inmóvil ni constante, aun cuando representa las partes de un todo único, existen variaciones interfuncionales, lo que revela la dialéctica del desarrollo. también señaló que sin la función movilizadora afectiva no hay desarrollo en el hombre.

Por lo tanto consideramos, y coincidimos con ideas que seguramente se debate en muchos lugares, que la exploración de las vivencias propicia analizar el aspecto estructural de la personalidad, en cuanto a la integración de los elementos afectivos relacionados con las emociones y sentimientos del sujeto, su vínculo con el análisis intelectual de situaciones, objetos y sujetos de la realidad vivenciada, las acciones comportamentales desarrolladas, los fines, objetos y proyectos de vida modelados, así como una concepción personal y del mundo donde se revelen también formaciones psicológicas como autovaloración y la autoestima.

Las vivencias, asimismo, en un sujeto dan una imagen peculiar de la forma en que los eventos en los cuales ha participado han influido en la producción de determinadas características y en la manera de reflejar y valorar la realidad vivenciada. No todos los sujetos mantienen las mismas características ante las mismas vivencias, de ahí el carácter peculiar e individual, por lo que estas se manifiestan de forma diferente en determinadas situaciones..

El conocimiento vivencial del sujeto constituye uno de los elementos que en cumplimientos de su función, debe tener el profesional de la educación que trabaja con escolares con necesidades educativas especiales relacionadas con las dificultades en el aprendizaje, teniendo en cuenta que la gama de características psicopedagógicas de estos escolares, está dada por insuficiencias en la comunicación e interacción social. Es precisamente el proceso enseñanza aprendizaje, el escenario donde con mayor efectividad pueden estructurarse las acciones preventivas.
Gastos de envío
G R A T I S
Envíos España península para pedidos superiores a 49,90 euros (más iva) (condiciones)

Compartir en:

compartir FaceBook

Síguenos en: Síguenos en Twiter | Síguenos en Facebook | Instagram | pinterest

Enlaces rápidos a temas de interés

BOLETÍN

RSS | XHTML | CSS
Mapa Web | Registro | Contacta
© Majo Producciones 2001-2019 - Prohibida la reproducción parcial o total de la información mostrada