Busca:   en:
Inicio > Revista

Aprendizaje de la lectura y sus problemas en el segundo ciclo de la etapa de educación infantil. (Parte IV)

“Toda manifestación artística que tiene como base la palabra y está dirigida a satisfacer los intereses y necesidades de los niños y niñas” (Juan Cervera).
LA LECTURA EN EL AULA

Los centros educativos juegan un papel esencial en el fomento de actitudes positivas en torno al libro y a la lectura.

Las bibliotecas escolares (aula y centro) son recursos imprescindibles en la formación del alumnado. Son espacios privilegiados para el acercamiento de material impreso de diversa índole y con múltiples funciones: recreación de la lectura, consulta e información general, intercambio y préstamo, además de posibilitar la adquisición del hábito lector.

Como regla general la biblioteca de aula debe seguir los criterios de toda actuación educativa en Educación Infantil, es decir, debe ser adecuada a las características de los niños y niñas que la van a usar, atendiendo a sus necesidades y contribuyendo a desarrollar sus capacidades.

La biblioteca de aula debe ser el centro integrador de otras actividades y situaciones escolares.

El niño/a muestra desde muy pequeño un enorme interés por la contemplación de las imágenes de los libros, especialmente si resultan atrayentes por su colorido y temática. Desde este punto de vista, la biblioteca es esencialmente un elemento de juego, diversión y entretenimiento para los niños y niñas de educación Infantil.

Además, en nuestras escuelas hay una amplia tradición a emplear la literatura infantil como medio óptimo para conseguir que los niños/as aprendan a leer y a desarrollar el hábito hacia la lectura.

“Toda manifestación artística que tiene como base la palabra y está dirigida a satisfacer los intereses y necesidades de los niños y niñas” (Juan Cervera).

Según esta definición la literatura infantil va más allá de la concepción tradicional que la limita a los cuentos y, aunque sin duda, es éste el género más conocido y usado, no debemos obviar otras manifestaciones como poesías, trabalenguas, adivinanzas o textos de canciones.

Es conveniente aceptar y respetar las experiencias y gustos de nuestros niños y niñas. Este es el punto de partida por parte de familia y escuela para alimentar una pasión, no solo por la lectura, sino por la vida vivida con información, con imaginación.

Como conclusión final decir que sería caer en un error, el enfatizar el momento de la lectura, así como el intercambio de libros, entre otras posibles acciones, a un momento determinado o puntual, como la celebración de su Efemérides (23 Abril).


 

Referencias

Durán, Teresa (1998). “Leer antes de leer”.Madrid, Anaya.
Gallego Ortega, JL (1994). “Educación Infantil”. Málaga, Aljibe.
Internacional Reading Association (1985). “Diccionario de lectura y términos afines”. Madrid, Pirámide.
Mialaret, Gaston (1979). “El aprendizaje de la lectura”. Madrid, Marova.

Capítulos de libro
Borda Crespo, M. Isabel (2002). “Cómo iniciar a la lectura”. Málaga, Arguval.



Compartir en:

compartir FaceBook

Síguenos en: Síguenos en Twiter | Síguenos en Facebook | Instagram | pinterest

Enlaces rápidos a temas de interés

BOLETÍN

RSS | XHTML | CSS
Mapa Web | Registro | Contacta
© Majo Producciones 2001-2021 - Prohibida la reproducción parcial o total de la información mostrada