Busca:   en:
Inicio > Revista

El aprendizaje de la lecto-escritura en niños y niñas de 1º de primaria. (Parte VI)

Aprender a leer es como aprender a hacer cualquier otra cosa: toma tiempo, se necesita práctica y la ayuda de otros.

Lourdes Avella Rubio | 15/07/2009

CONCLUSIÓN:

Todos los padres desean que sus hijos tengan la mejor experiencia en la escuela; todos los padres quieren que sus hijos aprendan a escribir y a leer, pero aún así no siempre es fácil saber si su hijo está bien encaminado o si usted está haciendo lo correcto para ayudarlo.
Este artículo que presente le dará alguna información sobre lo que puede esperar en la percepción del género dentro de la etapa de aprendizaje de la lectura y la escritura. Aprender a leer es como aprender a hacer cualquier otra cosa: toma tiempo, se necesita práctica y la ayuda de otros. Al igual que al aprender a hablar, a bailar o a cocinar, los niños desarrollan las habilidades de lectura y escritura en una secuencia de desarrollo. A medida que van creciendo se vuelven más conocedores y hacen ciertas cosas en determinado momento, pero su posición como niño o niña no influye de manera decisiva en ese proceso.
Dentro de las cosas que pueden hacer tanto los niños y las niñas sin distinción de género son por ejemplo:
• Reconocen las letras del alfabeto y la mayoría de los sonidos.
• Pueden escribir de memoria algunas palabras conocidas.
• Son capaces de leer libros con “lecturas fáciles.”
• Disfrutan de los cuentos de hadas, abecedarios, contar y libros informativos.
• Escriben palabras deletreándolas de una manera inventada.
• Usan variedad de estrategias al leer: sonidos de las letras, por contexto, ilustraciones y palabras a simple vista.
• Hacen predicciones de lo que podría pasar en el cuento.
• Conocen la secuencia del cuento.
• Son capaces de volver a contar el mismo cuento y distinguir la idea principal.


Con esto quiero decir que la diferencia de género no tiene significancia dentro del aprendizaje de la lecto-escitura en los niños de 6 años del primer nivel de primaria. Intentando servir de apoyo a docentes y padres de familia en una educación libre de prejuicios de género destacando el valor del niño y la niña como persona y no en términos de masculinidad y feminidad.
De esta manera intentar tener un mejor México, para los niños y las niñas que van hacia el camino de la sabiduría y del conocimiento.


RECOMENDACIONES A LOS PADRES DE FAMILIA

Por último me gustaría darles algunas recomendaciones a los padres de familia para apoyar a sus hijos en el camino de esta etapa:
Cosas que usted puede hacer para apoyar a su niño o niña en su proceso de lecto-escritura:
1. Léale diariamente a su niño, dedíquele por lo menos 10 minutos de su tiempo.
2. Vuelva a leerle el cuento, si el niño lo conoce, haga una pausa y deje que él termine la oración.
3. Ponga en el refrigerador letras con imanes y deletree palabras que su hijo pueda copiar, por ejemplo: su nombre, “gato,” “perro,” “mamá,” “papá.”
4. Lea libros que tengan el alfabeto y deje que su hijo haga su propio libro—pegando recortes de revista en diferentes páginas.
5. Tenga a mano bastantes marcadores, lápices para colorear, lapiceros, papel etc. y motive a los niños para que hagan libros, escriban y dibujen.
6. Pídale a su niño que le cuente algo sobre lo que ha dibujado. Escriba las palabras que él dice y léaselas. También, pídale que vuelva a contar el cuento.
7. Motive a los niños para que “escriban” las palabras, tal vez sólo parezcan una tira de letras, pero es así como los niños relacionan los sonidos y las letras, lo cual es importante para el aprendizaje.
8. Rotule los muebles que el niño tiene en su cuarto. Pida al niño que lea las palabras que vea en los anuncios, vallas publicitarias, cajas de cereal, señales de tránsito, etc.
9. Visite la biblioteca con su hijo todas las semanas. A los niños les gusta tener sus propias tarjetas de identificación. Compre libros para niños en las ventas de garaje.
10. A medida que el niño empieza a leer en voz alta, deje que cometa errores siempre y cuando éstos no cambien el significado del cuento. Por ejemplo, si la oración dice: “Ella corrió a la tienda” y el niño lee “Ella corre a la tienda,” no lo corrija. Pero si lee “Ella llovió a la tienda” pregúntele si tiene sentido o no. Cuando usted haga correcciones hágalo muy sutilmente.


NINGÚN CONOCIMIENTO PASA SI NO PASA POR EL AFECTO

 

Referencias

BIBLIOGRAFÍA.

RICE, F. PHILP. Desarrollo Humano. Tr. Ma Elena Ortiz Salinas. México, Prentice-Hall Hispanoamericana, 1997. pp. 308-311.
SANTROCK, JOHN W. Psicología de la educación. Tr. Gonzalez Acosta Martha Leticia. México, Mc Graw- Hill Interamericana, 2002. 450p.
CARLSON, N. Desarrollo psicológico. Barcelona, España, ed. Ariel Neurociencia, 1999. 325p.
PAPALIA, DIANE E. “Cap. 8 Desarrollo Psicosocial en la niñez temprana”. En Desarrollo humano. Tr. Human Development. 8ª ed. Colombia, Mc Graw Hill, 2001. pp. 286-294.
HOFFMAN, LOIS. “Cap. 9 Desarrollo social: crecer en el entorno familiar”. En Psicología del desarrollo hoy. Tr Serra Desfilis Emilia. 6ª ed. Vol. 1. España, Mc Graw-Hill 1995. pp. 210-222.
RUIZ, DAISY (1996). La alfabetización temprana en el ambiente preescolar. México, San Juan. 354p.
HENSON, KENNETH T. Psicología educativa para la enseñanza eficaz. Tr. Ortiz Salinas Ma. Elena. México, Internacional Thomson, 2000 554p
WOOLFOLK, ANITA E. “Las diferencias individuales “. En Psicología Educativa. Tr. Gutierrez Aguilar Rafael. 3ª ed. México, Prentice Hall Hispanoamenricana 1990, pp154-157.
DOWNING,J. y Thackray V. Madurez para la lectura. Tr.Egibar Ma. Celia, Buenos Aires, Kapeluss, 1974. 252p.

Gastos de envío
G R A T I S
Envíos España península para pedidos superiores a 49,90 29,90 euros (más iva) (condiciones)

Compartir en:

compartir FaceBook

Síguenos en: Síguenos en Twiter | Síguenos en Facebook | Instagram | pinterest

Enlaces rápidos a temas de interés

BOLETÍN

RSS | XHTML | CSS
Mapa Web | Registro | Contacta
© Majo Producciones 2001-2020 - Prohibida la reproducción parcial o total de la información mostrada