Busca:   en:
Inicio > Revista

Sistema de acciones psicológicas para la rehabilitación logofoniátrica al escolar. (Parte IV)

En los niños estudiados, prevaleció el estado afectivo displacentero de ansiedad y miedo, conducta hiperactiva o con rasgos de timidez, así como se pudo apreciar fatigabilidad en el proceso de atención.  Dentro de las alteraciones del lenguaje más difundidas y susceptibles a edades tempranas se encuentra la Dislalia

“En la edad escolar, la actitud del niño es diferente, porque ha experimentado profundos cambios. Está ya maduro para asistir a la escuela.  Aparece la actividad de estudio como núcleo del régimen escolar.
 
 El proceso docente educativo ejercerá notable influencia en el desarrollo de la personalidad, tanto en los procesos cognitivos como de la esfera afectivo- volitiva” (Martínez C. G, Segarte A. L. y Rodríguez P. M. E. (2003).
 
En este sentido se puede destacar el surgimiento del pensamiento conceptual y continúa siendo empírico por su contenido como bien expresa Rubinstein S. L. (1989), se apoya en procesos del pensamiento (comparación, análisis, síntesis, abstracción y generalización) que operan a nivel mental y favorecen la asimilación de los conceptos científicos, además se vincula a la palabra, conformándose el lenguaje interno al desaparecer el lenguaje egocéntrico y para descubrir la esencia el niño debe partir de situaciones concretas, presentándose un conjunto de limitaciones , tales como: el niño en ocasiones, aunque es capaz de aplicar el concepto , no logra definirlo, tiene dificultades para diferenciar lo esencial de lo secundario, para establecer comparaciones y tiende a las situaciones estereotipadas.  También en esta etapa del escolar comienza a participar en diferentes actividades extradocentes (científicas, políticas, culturales y deportivas).
 
 “La actividad de juego se amplía y se hace más compleja, ya que el juego de roles continúa desarrollándose y aparece el juego de reglas.  En relación al primero cambia en cuanto a su duración y el segundo (juego de parchís, bolas, damas, entre otros) es practicado por el niño con sistematicidad y constituye un factor que influye en su desarrollo moral” (Martínez C.  G, Segarte A. L. y Rodríguez P. M. E. (2003).
 
 “La atención, definida como acción mental de control generalizada, abreviada y automatizada, se caracteriza en la edad escolar por su aumento y capacidad de concentración, adquiriendo un carácter voluntario” (Galperin. 2003).
 
 En relación con el desarrollo de la imaginación, que constituye el proceso psíquico que posibilita al hombre la representación de objetos y situaciones que como tal no ha percibido, en esta fase los niños poseen una representación particular de la realidad y la casualidad por su falta de experiencia y conocimientos.  Se evidencia el realismo infantil (como confusión entre lo externo y lo interno, entre lo objetivo y lo subjetivo).
 
 También aparece el animismo como tendencia a dotar de vida objetos inanimados sobre todo aquello que cumple una función útil.  Así como el artificialismo como expresión de las diferentes explicaciones que dan los niños sobre el origen de las cosas.
 
 “En esta etapa ha logrado una maduración en el desarrollo psicográfico que crea una preparación indispensable, para el aprendizaje de la escritura, es decir, el dibujo constituye el instrumento de expresión que descubre y entrena al niño en su relación con el adulto y posibilita conocer las particularidades de su percepción del entorno, grado de elaboración alcanzado en los conceptos, fantasías y sentido emocional” (Valdés.  1985).
 
 Es una forma de expresar el lenguaje. En la vida escolar se presentan nuevas exigencias a la capacidad de realizar acciones voluntarias.  Hasta aquí se ha efectuado una descripción del desarrollo psicológico normal de la infancia en la etapa escolar.
 
 Es sabido que los procesos cognoscitivos, y en particular el pensamiento, se desarrollan en estrecha relación con el lenguaje y que la voz sobre todo es el instrumento de los sentimientos, por lo que tiene una conexión inmediata con la vida interior del individuo representando el espejo de su equilibrio o desequilibrio interno.
 
 Esto quiere decir que las deficiencias verbovocales (que muchas veces son índices de trastornos psíquicos) siempre serán fuertes desórdenes de la personalidad.
 
 “Toda persona que no tiene una salida adecuada para expresarse se siente reprimida y su reacción es contraproducente.  No solo sufre por la dificultad de su efectividad comunicacional: empeora por la conciencia de su propio problema, se ve defraudado en sus ambiciones de contacto y convivencias sociales y entra más en sus desviaciones psíquicas.
 
 La base de esta situación es que sufre una condición psicógena especial, estar enfermo y parecer ridículo. La sociedad, se ríen de ellos, los imitan para burlarse y esto le da explicación en parte a las reacciones psicológicas de estos pacientes” (Ferrer, 2008).
 
 Estas deficiencias se exacerban por las dificultades socioeconómicas, educacionales y culturales, llevándolos todo esto en la mayoría de los casos a trastornos de ansiedad.
 
 Dentro de las alteraciones del lenguaje más difundidas y susceptibles a edades tempranas se encuentra la Dislalia, trastorno de la articulación de los sonidos del idioma de causa funcional y orgánica, pero ausencia de alteración neurológica.

 

Gastos de envío
G R A T I S
Envíos España península para pedidos superiores a 49,90 euros (más iva) (condiciones)

Compartir en:

compartir FaceBook

Síguenos en: Síguenos en Twiter | Síguenos en Facebook | Instagram | pinterest

Enlaces rápidos a temas de interés

BOLETÍN

RSS | XHTML | CSS
Mapa Web | Registro | Contacta
© Majo Producciones 2001-2019 - Prohibida la reproducción parcial o total de la información mostrada