Busca:   en:
Inicio > Revista

Los modos de desempeño en relación a los niveles cognitivos de Claudia Allen (Parte III)

Los modos proporcionan una secuencia acerca del esfuerzo adicional para procesar la información perceptual adicional, que presenta el paciente. En este modelo teórico, se sugiere la introducción de la secuencia de los modos de varios tests de rendimiento, esto significa que parte de la información sobre estas pruebas de uso frecuente en la práctica, puedan ser procesadas  

Jorge Valverdi | 1/03/2014

 Las observaciones de la conducta descrita en los modos de desempeño, sugieren una secuencia para procesar la información sensorial. La secuencia está formada por el agregado de bits de información. El proceso natural de estabilización de la persona permite que aumenten la cantidad de información que la gente puede procesar, pero en el caso de los medicamentos psicotrópicos, puede que no aumente sino que dificulte su procesamiento. En ocasiones son esperadas las coincidencias entre los modos y las diferentes pruebas de alteración de la percepción y la cognición. Las pruebas de la percepción con frecuencia se utilizan para identificar la ubicación de una lesión cerebral. La validez de estas pruebas pueden ser cuestionadas y discutidas si no se hace un esfuerzo para procesar la información.

En efecto, los modos proporcionan una secuencia acerca del esfuerzo adicional para procesar la información perceptual adicional, que presenta el paciente. En este modelo teórico, se sugiere la introducción de la secuencia de los modos de varios tests de rendimiento, esto significa que parte de la información sobre estas pruebas de uso frecuente en la práctica, puedan ser procesadas (Sien, Freishtat, y Zoltan, 1986) . Las pruebas por lo general abarcan varios modos de desempeño.

En la práctica profesional, un terapeuta probablemente administrará la primera prueba del nivel cognitivo Allen (ACL) y luego observará el desempeño de una actividad seleccionada por el paciente. Este intento de evaluar el desempeño de cualquier actividad en que el paciente preste su conformidad para llevarlas a cabo es un proyecto ambicioso. Sin embargo, un punto importante a tener en cuenta es que para comenzar la evaluación, es necesario proporcionar objetos materiales en el cual las instrucciones coinciden con la puntuación de ACL.

Si ocurre que en la evaluación del paciente la prueba da un punto decimal superior, o si las dificultades son evidentes, o un sondeo da para un punto decimal inferior. Es necesario dar una evaluación general para cada sesión de tratamiento, esta suele durar aproximadamente una hora, para calificar la calidad promedio de rendimiento observado. Las actividades que tienen muchos pasos se diferencian entre los modos que son esperados para que la evaluación sea válida. En algunos casos, puede ser notado cuando un paso excepcionalmente alto o bajo está fuera de contexto con el resto del rendimiento. Estas excepciones pueden tener ciertas implicancias para dar un pronóstico, pero no se incluyen en la puntuación media, estas implicancias con frecuencia están relacionadas con los cambios de medicación y deben ser comunicadas al médico.

Evaluar la mejoría o el deterioro en relación a un día, semana, mes o año, permite la registración para poder comparar una respuesta promedio en relación a la asistencia brindada por el profesional, en un período de tiempo especificado.
El tratamiento relaciona o compara la capacidad actual del paciente con las exigencias de la actividad.

El sistema decimal explica la transición o paso de un modo a otro, y el terapeuta puede observar y probar si el paciente esta apto, para determinar si el siguiente modo está emergiendo para incorporarlo a el. El terapeuta puede probar si puede o no ser necesario el surgimiento del modo siguiente. En ocasiones los profesionales no están seguros acerca del potencial terapéutico de las actividades, por lo tanto esperan un lapso de tiempo para evaluar las habilidades cada vez que el paciente es atendido durante las fases post-aguda y rehabilitativa de la enfermedad. Efectuar un sondeo acerca de si el paciente esta apto para la siguiente modalidad, puede ser de utilidad proporcionarle información referida a este. Si el paciente ignora o rechaza la información, el siguiente modo es el reto a afrontar. Un desafío que no se puede cumplir es frustrante para el paciente y para el terapeuta, por lo que se debe intentar suprimir ciertos desafíos. Cuando se observa una disminución en el modo, también indica que es necesario reducir la cantidad de información para que coincida con las capacidades actuales del paciente, o puede que la medicación tenga que ver con el rendimiento.

Puede producírsele un cierto daño al paciente cuando se lo obliga para que trate de procesar la información más allá de su capacidad total, en cierto sentido tratar de empujar a las personas con discapacidad a un modo superior proporciona una experiencia discapacitante, por lo que experimentar con la discapacidad es un encuentro con sus propias limitaciones, que es lo contrario al dominio, competencia y aumento de la autoestima, en este sentido las personas con discapacidad tienden a tener más de estas experiencias de lo que desean tener, por lo tanto si no se tiene una mejor comprensión sobre la validez del potencial de las actividades, no es justificativo para que las personas pasen por malas experiencias o por experiencias innecesarias, consecuentemente estas experiencias negativas pueden producir más daño que lograr el bienestar el paciente.

La asistencia funcional es la necesidad de ayuda física o cognitiva que presenta el paciente para realizar aquellas actividades normales de manera segura. Mientras que la necesidad de asistencia física esta relacionado con diversas patologías tales como accidentes cerebros vasculares, traumatismos craneales, entre otros, la mayor y la más común es la carga de atención a aquellas personas que necesitan asistencia cognitiva. Cuando la asistencia física es la única necesidad observable, nos indica que no hay necesidad de asistencia cognitiva, no obstante esto puede ocurrir que esta suposición sea incorrecta, por lo tanto los objetivos a largo plazo y los planes de tratamiento también son incorrectos. Para obtener una imagen precisa de la cantidad de carga horaria para la atención del paciente, la necesidad de asistencia física debe ser colocada en un contexto donde la necesidad de asistencia este a nivel de las necesidades cognitivas, siempre y cuando estén presentes.

La asistencia necesaria para la deambulación, auto-cuidado y actividades de comunicación pueden ser tomadas como referencia para facilitar el uso de terapia física, terapia ocupacional, y de otras especialidades como la fonoaudiología, estas profesiones son fundamentales cuando hay una necesidad de asistencia funcional para realizar actividades de manera segura.

Los modos de desempeño destacan las habilidades residuales de la persona con discapacidad en una escala ordinal, siendo estas acumulativas. Es decir que si una persona esta caracterizada por un modo 4,4; quiere decir que tiene todas las habilidades descritas desde el modo 0,8 hasta el 4,4. es decir que la discapacidad de la persona incluye la incapacidad para procesar la información descrita a partir del 4.5 y los modos superiores.

Gastos de envío
G R A T I S
Envíos España península para pedidos superiores a 49,90 euros (más iva) (condiciones)

Compartir en:

compartir FaceBook

Síguenos en: Síguenos en Twiter | Síguenos en Facebook | Instagram | pinterest

Enlaces rápidos a temas de interés

BOLETÍN

RSS | XHTML | CSS
Mapa Web | Registro | Contacta
© Majo Producciones 2001-2019 - Prohibida la reproducción parcial o total de la información mostrada