Busca:   en:
Inicio > Revista

Instrumentos de evaluación Una aproximación a la teoría de Claudia Allen (parte II)

La mayoría de los tests psicológicos se centran en una parte de las funciones cerebrales, al igual que la clasificación visomotora. La valoración sobre los impedimentos son abundantes y muchos son los déficits pueden ser detectados, en este sentido existen pocos instrumentos para medir la discapacidad y la mayor parte de la bibliografía se centra en la discapacidad física

Jorge Valverdi | 15/02/2015

Routine Task Inventory

La mayoría de los tests psicológicos se centran en una parte de las funciones cerebrales, al igual que la clasificación visomotora. La valoración sobre los impedimentos son abundantes y muchos son los déficits pueden ser detectados, en este sentido existen pocos instrumentos para medir la discapacidad y la mayor parte de la bibliografía se centra en la discapacidad física (Feinstein, 1987; McDowell & Newell, 1987; Reed, 1991). El problema con esta situación es que la práctica es inducida por el deterioro, por lo que la evaluación puede medir una mejora en un deterioro, pero uno realmente se pregunta si esto produce una diferencia para la persona. El significado se vuelve aparente para la persona cuando está haciendo una actividad. Por lo que la evaluación de la ejecución de la actividad debe, por lo tanto, considerarse como más importante que la evaluación del déficit.

Los instrumentos que hoy son lo suficientemente concretos para alcanzar la fiabilidad y la validación lo suficientemente efectivos como para detectar los cambios que hacen los terapeutas, no existían en el año 1984. Para superar esto, el original RTI fue diseñado debido a una grave deficiencia en la bibliografía de las ciencias básicas. Los debates de las actividades ordinarias en psicología, la sociología, la antropología de ese entonces, tendían a ser demasiado amplio y general. Por lo que la situación era de temor, debido a que un fracaso para evaluar los aspectos específicos, significaría que no se podría investigar la efectividad del tratamiento. En el año 1984 Earhart, Heyings, Heimann, y Claudia Allen, tomaron la decisión de confiar en sus propias experiencias con los pacientes, para describir el comportamiento, en este sentido, la lista original de actividades fue tomada de Lawton & Brody (1969). Earhart y Allen siguieron recurriendo a la experiencia clínica para describir el comportamiento. El objetivo era conseguir que la terapia ocupacional este dispuesta a desarrollar una gran cantidad de instrumentos, para evaluar la actividad de ejecución.

La idea de este objetivo era accesible, pero se le dio un gran impulso debido al trabajo realizado por Heyings, Heimann, y Wilson (Heyings en Allen, 1985; Heimann, Allen, & Yerxa, 1989; Wilson, Allen, McCormack, & Burton, 1989). Heyings hizo un trabajo pionero en el registro de las respuestas a la evaluación funcional de la enfermedad de Alzheimer, concentrándose en las dificultades cognitivas que se ignoraron en gran medida (Allen, 1985). Heimann hizo el primer estudio de fiabilidad y validez sobre el RTI, y su evaluación significativa (r = .98) estableciéndose una prueba y contraprueba (r = .91) de rehabilitación. Lo más alentador, fue encontrar una consistencia interna alfa con un coeficiente de .94 (N = 41), con un examen más profundo de la correlación de Pearson, entre las actividades de mayor fiabilidad, sobre los criterios para evaluar la complejidad cognitiva de las actividades.

La consistencia interna, observó equivalencias de todas las tareas entre las actividades incluidas en el RTI. La correlación de Pearson fue entre dos actividades. Es posible que si los terapeutas van a ser capaces de analizar cualquier actividad, deban establecerse internamente criterios coherentes. La alternativa sería desarrollar una descripción detallada del comportamiento, aparentemente de una interminable lista de actividades. El rango de Spearman se correlaciona entre el ACL-O y el RTI que fue de r = .54 (rango 3-6, x - 4,39, SD = .86) para la coincidencia de la validez (Heimann, Allen, & Yerxa, 1989) .

La correlación entre el ACL-0 y el RTI en un segundo estudio, fue de r = .56, lo que indica que la validez puede ser aplicada en otra población (N - 20). La prueba y contraprueba fue también la fiabilidad para poder aplicarla en r-.99. El examen del Mini-Mental State (MMS) (Folstein, et al.) también fue administrado a esta población que sufría de demencia senil, por lo que la correlación de Spearman entre el MMS y el RTI fue de r = .61, lo que sustenta la idea de que las disfunciones funcionales mentales, están asociadas a una declinación de las actividades (Wilson, Allen, McCormack, & Burton, 1989) .

Hay tres maneras de evaluar el desempeño de las actividades: el autoinforme, el informe del cuidador, y las observaciones del desempeño. Es necesario destacar que todos estos estudios usaron los informes del cuidador, como un medio de recopilación de datos. La fiabilidad del funcionamiento del paciente es cuestionable en los niveles 1 a 4. No obstante, la fiabilidad del cuidador puede estar influenciada por querer proteger la privacidad del paciente, la cantidad de contacto, los objetivos personales, y el estilo para proveerles atención. Las observaciones de los resultados que describen objetivamente el comportamiento, por lo general tienen la mayor credibilidad, como los tres enfoques que se utilizan en la práctica por diversas razones. Por lo tanto, el objetivo aquí es posibilitar que los terapeutas desarrollen las evaluaciones con los tres enfoques.

Al observar el desempeño de una sola actividad puede haber una problemática, debido a que puede tener un pobre rendimiento, el que podrá ser disculpado por problemas con esa actividad en lugar de una discapacidad. Si la actividad no tiene ningún significado para este, el mal desempeño puede explicarse por la falta de motivación o interés en la actividad. A falta de validez pueden plantearse dudas razonables, no puede entender la conexión entre la actividad artesanal que está realizando y la planificación del alta, a pesar de que ya se le ha explicado. La discapacidad cognitiva se basa en la perspectiva de validez, observando el desempeño de varias actividades, en el cual algunas tienen un enfoque de validez y mayor credibilidad cuando se describe un patrón de discapacidad.

La credibilidad de las observaciones del desempeño, es apta para que sea mayor en el entorno natural (en casa o en el trabajo), cuando el acceso al entorno natural no es posible (en un hospital o un servicio ambulatorio) deben hacerse esfuerzos para hacer el ajuste lo más cerca posible a lo natural. El coste en tiempo y transporte, para la obtención de observaciones en el rendimiento de un entorno natural, puede ser prohibitivo. Las observaciones realizadas en un hospital o servicio ambulatorio son necesarias por razones prácticas, para ello la formación laboral es un medio de superación, para muchas de estas dificultades por medio de tareas que tienen validez, en donde esta etapa pueda hacerse en un plazo razonable de tiempo.

Muchos cuidadores son fiables fuentes de información, y la forma más rápida para evaluar el patrón de desempeño en una actividad es entrevistarlo. Se debe realizar la entrevista de manera tal, que el paciente no escuche lo que el cuidador está diciendo. Los terapeutas que trabajan en consultorios de atención ambulatoria, pueden encontrar a la entrevista particularmente valiosa, como una forma para establecer los objetivos del tratamiento.

Un auto-reporte puede ser útil en todo el nivel 4 cuando los pacientes no son conscientes de su discapacidad. Es necesario observar el resultado del auto-reporte de acuerdo a lo que el paciente dice que puede hacer, para luego comparar los resultados. Este enfoque se ha utilizado cuando las decisiones judiciales deben realizarse y desean ser justos.

Conducir la entrevista es al menos en el momento actual, parte del arte de la práctica. Si bien la ejecución de las actividades parece ser sencillo, las actividades ordinarias tienen una manera muy complicada para lograrlas. Las siguientes definiciones de las actividades se prestan para ayudar al terapeuta a considerar los factores más relevantes, durante la entrevista o en el establecimiento de las observaciones.

Gastos de envío
G R A T I S
Envíos España península para pedidos superiores a 49,90 euros (más iva) (condiciones)

Compartir en:

compartir FaceBook

Síguenos en: Síguenos en Twiter | Síguenos en Facebook | Instagram | pinterest

Enlaces rápidos a temas de interés

BOLETÍN

RSS | XHTML | CSS
Mapa Web | Registro | Contacta
© Majo Producciones 2001-2020 - Prohibida la reproducción parcial o total de la información mostrada