Busca:   en:
Inicio > Revista

Equipos para el entrenamiento auditivo.Tecnologías de Ayuda para el aprovechamiento de restos auditivos.

Uno de los instrumentos más conocidos en el entorno educativo especializado para personas con sordera es el SUVAG, instrumento que forma parte de la metodología verbotonal iniciada por Petar Guberina desde Zagreb. De hecho, sus siglas significan Sistema Universal Verbal Auditivo de Guberina.
2.4. Equipos para el entrenamiento auditivo.

A diferencia de los instrumentos hasta ahora descritos, incluimos en este apartado ayudas que, lejos de estar generalizadas, obedecen a usos y contextos muy determinados. Nos referimos a aparatos ligados a metodologías de intervención concretas que, sirviéndose de la tecnología, contribuyen al proceso de estimulación auditivo-oral del niño con sordera.

2.4.1 SUVAG.

Uno de los instrumentos más conocidos en el entorno educativo especializado para personas con sordera es el SUVAG, instrumento que forma parte de la metodología verbotonal iniciada por Petar Guberina desde Zagreb. De hecho, sus siglas significan Sistema Universal Verbal Auditivo de Guberina.

Este dispositivo consta de un sistema de filtros electrónicos destinados a modificar la recepción de un mensaje sonoro. Contiene tres filtros: a) Paso-alto: mantiene las frecuencias altas, b) Paso-bajo: mantiene las frecuencias bajas y c) Paso-banda: mantiene una determinada banda frecuencial. Todos ellos con una doble finalidad, tanto diagnóstica como de intervención.

Desde una perspectiva "diagnóstica", el SUVAG, al igual que la audiometría tonal, busca la intensidad necesaria que se requiere en cada octava para percibir el estímulo, pero en lugar de utilizar tonos o palabras (como ocurre en la audiometría tonal o en la logoaudiometria respectivamente) usa logotomas, segmentos lingüísticos que contienen toda la riqueza frecuencial del lenguaje oral sin que entre en juego el procesamiento superior, evitando la suplencia mental para la percepción. Se hace un barrido desde la octava más baja (50-100 Hz.) hasta la octava más alta (6400-12800 Hz.). Cada logotoma se filtra en los límites de su octava, en su banda de frecuencias, y se va aumentando el volumen de salida (intensidad) hasta que la persona percibe el estímulo. Así se determina la intensidad para los diferentes sonidos del lenguaje, dentro de las bandas de frecuencia en que resulte más óptima la audición para cada persona en particular. Como se puede deducir, la persona que manipule este aparataje debe tener una sólida formación en relación con la sordera y el manejo de fenómenos acústicos.

Desde una perspectiva de "intervención" el SUVAG pretende facilitar la percepción auditiva del habla, intenta promover en la persona con sordera la construcción de representaciones mentales de los sonidos propios de la lengua, filtrando el habla por las bandas de frecuencia más pertinentes para la percepción del sonido en particular para cada caso, en términos de metodología verbotonal, por el campo óptimo de audición. El fin último es la producción, se quiere restituir la función auditiva como órgano clave de la fonación para llegar a la expresión del lenguaje oral.
Figura 9. Suvag II con micrófono, auriculares y vibrador.Figura 10. Caja distribuidora


Se acompaña de otros dispositivos que ayudan a estimular la percepción del sonido a través de la transmisión somato-sensorial. Pueden utilizarse al efecto tarimas vibratorias y vibradores como el que se observa en la figura 9.

En estos casos, el sonido captado por el micrófono se transmite en forma de vibración mediante transductores electromagnéticos, ayudando en los casos con pérdidas cuantiosas a mejorar el rendimiento auditivo, permitir la percepción de sonidos y aumentar la percepción y el control de la voz facilitando el reconocimiento de algunas características de la palabra como el ritmo, la duración, el acento y la sonoridad.

Existen aparatos para la estimulación vibrotáctil con independencia del SUVAG. En su mayoría se componen de un micrófono que recoge la señal, un procesador de la misma y uno o varios vibradores que se colocan en contacto con alguna superficie del cuerpo, generalmente la muñeca. En ocasiones, el procesador distingue entre sonidos sordos y sonoros, dando lugar a la actividad de un vibrador u otro en función de esa característica, o de otra que pretenda ayudar a discriminar. Algunos modelos incorporan la posibilidad de dar lugar a señal auditiva, que irá a parar al audífono por un canal (pudiendo también conectarse a aparatos electrónicos como la radio o el televisor), además de la vibrotáctil que se conducirá a través de otro canal. Lo más común es que cada uno de los canales tenga posibilidad independiente de control de la intensidad y la sensibilidad.

2.4.2 GAES 100 KT.

Otro de los instrumentos a destacar en este apartado es el entrenador auditivo GAES 100 KT, equipo con amplificación de la voz entre 0-100 dB. y salida a través de auriculares. La filosofía de funcionamiento es igual que la del SUVAG al disponer de filtros que recortan la presencia de sonidos graves y agudos adaptándose a la curva auditiva de cada usuario. A ello añade un generador de ruido de banda ancha que permite un entrenamiento particular en el que la emisión de lenguaje se simultanea, si así lo decide el rehabilitador, con este tipo de sonido que incluye una mezcla de todas las frecuencias audibles, de manera que produzca la máxima estimulación posible en todas las células ciliadas en la cóclea. El ruído se ofrece a entre 5-30 dB. menos en comparación con la intensidad a que se transmite el habla. Véase el trabajo de Domínguez et al. (2001) para una descripción más completa tanto de los utensilios como de los fundamentos de este tipo de entrenamiento.

En cualquier caso, e independientemente del tipo de aparataje y metodología empleado, todos estos útiles persiguen entrenar las capacidades residuales de las personas con hipoacusia de modo que mejoren su percepción auditiva, intentando conseguir en último término la identificación y comprensión de segmentos del habla. Si bien, y tal como indican los autores del trabajo recién citado, también hemos de tener clara la utilidad finita que se deriva de estas posibilidades tecnológicas, no en vano se carece en la actualidad de datos objetivos que demuestren que las mejoras medidas en los sujetos al final de los periodos de entrenamiento se mantengan durante un largo periodo de tiempo. Al parecer, la mejoría en la percepción verbal que se produce con los programas de entrenamiento auditivo parece reflejar más la capacidad para explotar la redundancia lingüística de los contextos de las frases que un incremento en la capacidad para reconocer sonidos verbales.
Gastos de envío
G R A T I S
Envíos España península para pedidos superiores a 49,90 29,90 euros (más iva) (condiciones)

Compartir en:

compartir FaceBook

Síguenos en: Síguenos en Twiter | Síguenos en Facebook | Instagram | pinterest

Enlaces rápidos a temas de interés

BOLETÍN

RSS | XHTML | CSS
Mapa Web | Registro | Contacta
© Majo Producciones 2001-2020 - Prohibida la reproducción parcial o total de la información mostrada