Busca:   en:
Inicio > Revista

Ayudas informáticas para la estimulación del desarrollo del lenguaje.

Son múltiples los programas que han sido creados, y que siguen surgiendo, en relación con el desarrollo del lenguaje. Muchos de ellos tienen como esquema general la presentación de estímulos gráficos a través de la pantalla del ordenador que se convierten en la excusa para trabajar determinadas áreas como el nivel léxico (generalmente deficiente en niños con sordera), aspectos morfológicos, la construcción de frases utilizando correctamente todos sus componentes…

Citaremos en este apartado algunos de los programas que mayor extensión han tenido en el ámbito de la intervención de niños con deficiencia auditiva. Una relación más completa puede ser consultada en otros trabajos como los de Velasco (1997) o Puyuelo y San José (1999).

Uno de los primeros desarrollos de mayor calado para el ámbito específico de la intervención en niños con deficiencia auditiva fue el programa LAO (Logopedia Asistida por Ordenador). Siguiendo la descripción ofrecida por Ruíz y Sáiz (1998), este programa incorpora diversos componentes:
- El Sistema EL (Generador de Entornos Lingüísticos) que permite confeccionar aplicaciones con el objetivo de trabajar estructuración espacio-temporal, discriminación auditiva, percepción visual, memoria, desarrollo léxico y morfosintáctico. Se acompaña de un ejemplo: “Casa y Familia” que permite observar las posibilidades cuanto a actividades que este generador ofrece.
- El SIFO (Segmentación Silábica y Fonológica), cuyo objetivo es el de trabajar habilidades metalingüísticas relativas a la segmentación silábica y fonológica dada su estrecha relación con la lectura. El módulo que trabaja la segmentación silábica se concreta en la actividad “La Feria”, mientas que “Épocas” permite practicar con el fonema. La base de datos gráfica y textual que sirven como base para el desarrollo de las actividades es modificable por el profesor de modo que permite la individualización del trabajo.
- El INTELEX. Compuesto por una parte de un diccionario (Intelex Diccionario) que ofrece la definición de doce mil entradas léxicas aportando información complementaria a través de ejemplos, dibujos, escenas, apoyo basado en imágenes relativas a la la Lengua de Signos... El diccionario puede cargarse y permanecer activo para consultas cuando se le requiera mientras se realiza la lectura de textos. Por otra parte, está el “Intelex Didáctico” que permite la realización por parte del profesional de ejercicios variados relacionados con textos, frases y palabras de manera completamente individualizada. Además, cuenta con otras posibilidades como por ejemplo "Intelex Tus Cuentos" que trabajan en el alumno la composición de textos narrativos para practicar en habilidades relativas al conocimiento de la estructura del texto.

Este desarrollo merece algunas reflexiones en torno a la interrelación entre tecnología y aprendizaje en el ámbito educativo que no deberían ser pasadas por alto. Por un lado, hemos de resaltar que es un programa que funciona bajo un entorno operativo muy poco utilizado en la actualidad (D.O.S.) frente a la preponderancia actual de interfaces gráficos. De hecho, su desarrollo se prolongó en exceso coincidiendo con el cambio hacia este tipo de entornos. Si bien, aunque su apariencia resulte menos atractiva a los ojos de los usuarios, ello no desmerece la utilidad de muchas de las actividades que propone. Cierto es que tales limitaciones traen consigo una falta de aprovechamiento que los entornos multimedia actuales proporcionan. La solución podría haber pasado por una readaptación del producto, lo cual requiere de un seguimiento en función del avance tecnológico que en el área de la informática aplicada a la educación no se está produciendo en exceso. Grandes casas editoriales vinculadas a la educación que se han introducido en el mundo del software sí que actualizan sus programas en consonancia con la evolución del hardware, si bien, aquellos desarrollos que surgen desde los propios profesionales y se elaboran con mucho esfuerzo, carecen del apoyo y la continuidad necesarios para evitar que caigan en desuso a pesar de que, sin ser perfectos, contengan ideas bastante útiles.

Por otro lado, también cabría destacar que fue uno de los primeros desarrollos basados en la filosofía de los sistemas de autor. La mayoría de productos coetáneos eran de carácter cerrado y su uso quedaba bastante limitado por la imposibilidad de generar nuevas aplicaciones adaptadas a las necesidades de los alumnos. En este sentido, LAO nació con la intención de que el profesional encargado de la intervención pudiera hacerse cargo de desarrollar sus propias actividades. Ello hace entrar en juego nuevas variables que se pueden convertir en limitaciones a la hora de obtener el máximo provecho esperado para un producto. De hecho, LAO exigía de conocimientos informáticos para hacer efectiva esta posibilidad que superaban con mucho el nivel habitual de los profesionales del ámbito, lo cual también ha contribuido a un escaso aprovechamiento de esta herramienta. En el momento actual, existe una amplia variedad de programas que obedecen al concepto de “sistema de autor”, lo que nos lleva a reclamar una mayor “cultura informática” entre los profesionales de la educación de modo que este tipo de herramientas cumplan su potencial didáctico sin ambages

Otros ejemplos de programa, en este caso de carácter cerrado serían el PHONOS I y el PHONOS II. El primero de ellos tiene como objetivo esencial el trabajo de vocabulario con el niño mientras que el segundo ofrece la posibilidad de iniciar el trabajo de combinación léxica favoreciendo la estructuración de frases simples. Resultan programas que simplemente juegan con la posibilidad de que el ordenador ofrezca un medio más atractivo para el niño por cuanto ninguna de las actividades propuestas convierte en imprescindible al ordenador. En este sentido, la informática juega un papel de apoyo pedagógico sin modificar en exceso el trabajo de intervención.

Un programa específicamente destinado a niños con sordera es el “DI. Programa de Iniciación en la Lectura Labial” realizado por Isabel Fernández-Escandón García. En él, se muestra mediante animación gráfica el patrón visémico de sílabas directas y de palabras bisílabas también compuestas por sílabas directas (CV+CV). Puede encontrarse de forma gratuita en los CD-ROM editados y distribuidos por el PNTIC (Programa de Nuevas Tecnologías de la Información y la Comunicación) del MEC.

Un ejemplo de aplicación no pensada en principio para niños con deficiencias auditivas sino para personas con afasias adquiridas, pero que también resulta de aplicación en nuestro ámbito de referencia sería el programa EXLER creado por la Escuela de Patología del Lenguaje del Hospital San Pablo de Barcelona. Éste presenta un conjunto de vocabulario gráfico que aparece asociado a su forma oral y escrita, trabajando la denominación tanto en su vertiente auditiva como escrita. El entorno propone seis clases de actividades: explorar el nombre de las cosas, seleccionar el objeto al que corresponde un objeto denominado estimulando la comprensión auditiva en caso de que sea posible en cierta medida, ejercitar campos semánticos, trabajar la comprensión de léxico escrito, practicar la producción escrita de palabras y el dictado. En este caso, se añade una de las posibilidades que sí facilita enormemente el medio informático al registrar pormenorizadamente las actividades y resultados de cada uno de los alumnos. Una descripción más detallada y un análisis de sus aplicaciones educativas más allá del ámbito de la deficiencia auditiva puede encontrarse en el trabajo de Fonoll (2002).
Figura 12. Ejemplo de aplicación desarrollada en Clic para aprendizaje de dactilológico y su relación con las grafías.


Y ya por último, no queríamos dejar de hacer mención de una de las herramientas informáticas que mayor incidencia ha tenido en nuestro país. Se trata del programa CLIC creado por Francesc Busquets. Este software gratuito y también de acceso libre a través de Internet permite crear distintos tipos de actividades: rompecabezas, asociaciones, sopas de letras, crucigramas y actividades de texto; contando con la posibilidad de incorporar en las mismas texto, imágenes, sonidos e incluso vídeos. A través de la red telemática educativa de Cataluña (http://www.xtec.es) podemos descargar tanto el programa como múltiples actividades relacionadas, entre otras, con el área del lenguaje. Todas han sido creadas por diversos profesionales de muchos puntos del país y han sido depositadas en dicha web para su difusión y utilización por parte de cualquier persona interesada en su uso. Existen de hecho ejemplos de actividades desarrolladas por profesionales vinculados al área de la sordera que dirigen sus objetivos a aspectos de especial interés para sus estudiantes. Tales son los casos de la aplicación denominada “Leo, escribo y signo” mostrada en la figura 12 realizada por Ana Pasíes, o los paquetes de actividades sobre “Frases hechas, dichos y modismos” desarrollados por José Antonio Ferrández y José Manuel Mancebo, todos ellos profesionales del Instituto Valenciano de Audiofonología.

Como último apunte necesario al hablar de la educación de niños con deficiencias auditivas, cabría apuntar que la mayoría de programas señalan en sus objetivos al desarrollo del lenguaje tomando como implícita la referencia al lenguaje oral en tal apelativo. No es intención del autor en este caso sumarse a ello, todo lo contrario, téngase en cuenta que al hablar de lenguaje tienen cabida tanto la lengua oral como la lengua de signos, y la estructura de la mayor parte de programas descritos permitiría el desarrollo de uno u otro código dependiendo no del programa en sí sino de la opción que tome el profesional que lo utilice. Tal y como acabamos de describir, la mayoría de programas no son más que intermediarios entre los niños y sus educadores que dispensan estímulos sobre los que construir interacciones comunicativas, será pues en último término quien ejerce la labor de mediador quien determine si es una, otra o ambas, las lenguas cuyo desarrollo se pone en juego. Cierto es, y en atención a los contextos educativos que optan por opciones educativas bilingües lengua oral-lengua de signos, que no existen apenas materiales didácticos sobre los que apoyarse, cuestión en la que el área de la informática no constituye una excepción.
Gastos de envío
G R A T I S
Envíos España península para pedidos superiores a 49,90 euros (más iva) (condiciones)

Compartir en:

compartir FaceBook

Síguenos en: Síguenos en Twiter | Síguenos en Facebook | Instagram | pinterest

Enlaces rápidos a temas de interés

BOLETÍN

RSS | XHTML | CSS
Mapa Web | Registro | Contacta
© Majo Producciones 2001-2021 - Prohibida la reproducción parcial o total de la información mostrada