Busca:   en:
Inicio > Revista

Algunas reflexiones generales sobre la discapacidad (parte II)

Según la AAMR al hablar de retraso mental, que es un tipo de discapacidad dan la siguiente definición:

DEFENICION DE RETRASO MENTAL DE LA AAMR
Limitación sustanciales en el funcionamiento, relacionadas con la inteligencia conceptual, práctica y social. Se caracteriza por un funcionamiento intelectual significativamente inferior a la media:(CI 70-75).que generalmente coexiste junto a limitaciones en dos o más de las áreas esenciales para un adecuado funcionamiento en la vida y ha de manifestar antes de los 18 años

Según la OMS al hablar de discapacidad orgánica dan la siguiente definición:
"Minusválido: todo niño que durante un período de tiempo apreciable, se encuentra en imposibilidad, en razón de su estado físico, de participar plenamente en las actividades de su edad en el aspecto social, recreativo, educativo o en la orientación profesional"

Según el DSMIV el retraso mental es:
"Características diagnósticas
La característica esencial del retraso mental es una capacidad intelectual general significativa-mente inferior al promedio (Criterio A) que se acompaña de limitaciones significativas de la actividad adaptativa propia de por lo menos dos de las siguientes áreas de habilidades: comunicación, cuidado de sí mismo, vida doméstica, habilidades sociales/interpersonales, utilización de recursos comunitarios, autocontrol, habilidades académicas funcionales, trabajo, ocio, salud y seguridad (Criterio B). Su inicio debe ser anterior a los 18 años de edad "

A su vez los divide en diferentes gravedades y dice de ellas

"Gravedad del retraso mental

Pueden especificarse cuatro grados de intensidad, de acuerdo con el nivel de insuficiencia intelectual: leve (o ligero), moderado, grave (o severo), y profundo.
F70.9 Retraso mental leve [317]: CI entre 50-55 y aproximadamente 70.
F71.9 Retraso mental moderado [310.0]: CI entre 35-40 y 50-55.
F72.9 Retraso mental grave [318.1]: CI entre 20-25 y 35-40.
F73.9 Retraso mental profundo [318.2]: CI inferior a 20 o 25.
F79.9 Retraso mental de gravedad no especificada [319], es una categoría que puede utilizarse cuando exista una clara presunción de retraso mental, pero no sea posible verificar la inteligencia del sujeto mediante los tests usuales (p. ej., en individuos excesivamente deficitarios o no cooperadores, o en el caso de los niños pequeños)."

Y agrega: "F70.9 Retraso mental leve [317]El retraso mental leve es equivalente en líneas generales a lo que se considera en la categoría pedagógica como «educable»".
"F71.9 Retraso mental moderado [318.0]: El retraso mental moderado equivale aproximadamente a la categoría pedagógica de «adiestrable»".
"F72.9 Retraso mental grave [318.1]..."Durante la edad escolar pueden aprender a hablar y pueden ser adiestrados en habilidades elementales de cuidado personal. Se benefician sólo limitadamente de la enseñanza de materias preacadémicas como la familiaridad con el alfabeto y el cálculo simple, pero pueden dominar ciertas habilidades como el aprendizaje de la lectura global de algunas palabras imprescindibles para la «supervivencia». En los años adultos pueden ser capaces de realizar tareas simples estrechamente supervisados en instituciones. En su mayoría se adaptan bien a la vida en la comunidad, sea en hogares colectivos o con sus familias, a no ser que sufran alguna discapacidad asociada que requiera cuidados especializados o cualquier otro tipo de asistencia."
"F73.9 Retraso mental profundo [318.2]..."La mayoría de los individuos con este diagnóstico presentan una enfermedad neurológica identificada que explica su retraso mental. Durante los primeros años de la niñez desarrollan considerables alteraciones del funcionamiento sensoriomotor. Puede predecirse un desarrollo óptimo en un ambiente altamente estructurado con ayudas y supervisión constantes, así como con una relación individualizada con el educador. El desarrollo motor y las habilidades para la comunicación y el cuidado personal pueden mejorar si se les somete a un adiestramiento ade-Retraso mental"

Quiseramos pedirles, aunque sea solo por este momento, parar aquí estas definiciones y reflexionar sobre ellas.
Lo primero que se nos ocurre es ¿por qué la necesidad de tanta minuciosidad en la definición? ¿a quién o a quiénes les sirve esto? ¿qué hacer después de leerlas? ¿nos indican la direccionalidad en el camino de la cura? ¿hay posibilidad de cura? ¿le queda al discapacitado alguna posibilidad de no encajar dentro de este esquema? ¿qué salida se le ofrece? ¿para qué sirve tanta definición?
Al leer minuciosamente los criterios diagnósticos del D.S.M.IV se nos ocurre esta pregunta: ¿de qué sujeto me están hablando? ¿puede llegar a existir alguna posibilidad de que aparezca algo del orden de la subjetividad en todo ésto? ¿Qué quieren decir con: según el C.I. que se tenga podrá ser educable o adiestrable, está hablando o no de personas?
Después de trabajar con la persona discapacitada en el aquí y el ahora, es que uno puede verla como un Sujeto, que además esta atravesado por su discapacidad, el cual tiene o debiera tener la posibilidad de que aparezca el deseo que lo lleve a ser parte de la construcción de su historia, con las mismas limitaciones que cualquier otro que la discapacidad nunca se le haya presentado siquiera como una posibilidad de esta vida.



Para seguir pensando

Las diferentes discapacidades tienen los lugares a los cuales "pertenecen", podríamos pensar que si bien son los sitios preparados para ellas también son su lugar de encierro. Como dice Focualt: "Los códigos fundamentales de una cultura - los que rigen su lenguaje, sus esquemas perceptivos, sus cambios, sus técnicas, sus valores, la jerarquía de sus prácticas- fija de antemano para cada hombre los órdenes empíricos con los cuales tendrá algo que ver y dentro de los que se reconocerá"(El discurso del poder Michel Foucault Folios Ediciones) Aquella persona que tiene una dificultad motora y que necesita hacer determinada rehabilitación se encuentra en un sitio donde todos son como ella, ¿no le quitará posibilidad de encontrarse con otro tipo de personas? Podríamos pensar que esta en el mejor lugar ¿será así?
Aquella persona no vidente va a escuelas que están preparadas para enseñar a este tipo de población ¿pero al ciego le sirve estar en un lugar encerrado en su problemática? Con jóvenes y niños con su misma discapacidad “cuidados y educados” por videntes, imposibilitando a los no videntes relacionarse con adultos con su misma problemática. ¿Qué tipo de representación construye un niño discapacitado del adulto discapacitado?
Cada vez se fomenta más la integración o inclusión del discapacitado a la escuela común. ¿Se logra una “verdadera” integración?, Sí, los jóvenes discapacitados reciben un diploma que deja constancia de egresar de la escuela básica con “adaptaciones curriculares”. Hasta donde permitimos o pensamos en la inclusión si lo marcamos con el signo constante de la diferencia.
Por otro lado tenemos las Escuelas Especiales, que no solo reciben en ellas alumnos con determinados retrasos mentales, patologías orgánicas sino que también reciben alumnos de estructura psicótica. ¿Es lo mismo un joven con hipoacusia que un joven psicótico? Las escuelas especiales fueron pensadas como instituciones acorde al paradigma científico que rige en las definiciones planteadas, instituciones especializadas y diferenciadas según las diversas discapacidades. Los cambios en las concepciones sobre discapacidad, los desarrollos tecnológicos que permiten diagnósticos médicos más detallados, intervenciones quirúrgicas, diferentes tipos de ortopedia; los proyectos de integración y normalización. Todos estos conforman un aglomerado de discursos que conviven y se entremezclan en las instituciones que alojan la discapacidad. De esta manera podemos encontrar gran cantidad de niños y jóvenes que asisten a instituciones con un diagnóstico de multidiscapacidad, por ejemplo una lesión cerebral productora de debilidad mental e hipoacusia, las instituciones al tener un perfil definido de discapacidad no logran trabajar con la complejidad de estos casos, ¿Cómo evaluar el grado de debilidad mental de un sujeto hipoacúsico educado en un entorno de oyentes que no recibido atención a su discapacidad sensoria hasta los nueve años?.
Conviven en estas instituciones niños y jóvenes expulsados del sistema escolar con diagnóstico de retraso madurativo, muchos de estos casos provienen de entornos sociales empobrecidos, cada vez más cerca de la marginalidad. Alumnos que al pertenecer a un grupo familiar humilde, sin recursos de ningún tipo, son expulsados de la educación común y son alojados en la educación especial ¿Podemos equiparar el desinterés por el aprendizaje de un niño que tiene las necesidades básicas insatisfechas con el problema de aprendizaje de un niño que tiene el síndrome de Prade Williams.
En conclusión el objetivo de este seminario ha sido desplegar la complejidad de la discapacidad, la diversidad de visones y sujetos que conviven bajo este rotulo, y por último la contradicción entre la especificidad de la ciencia y sus definiciones frente a una realidad transversalmente cruzada por lo psicológico, lo social y lo cultural.

Compartir en:

compartir FaceBook

Síguenos en: Síguenos en Twiter | Síguenos en Facebook | Instagram | pinterest

Enlaces rápidos a temas de interés

BOLETÍN

RSS | XHTML | CSS
Mapa Web | Registro | Contacta
© Majo Producciones 2001-2022 - Prohibida la reproducción parcial o total de la información mostrada