Busca:   en:
Inicio > Revista

Estudiar, aprender, razonar y... entender. (Parte VII)

En un examen de historia de primer año le preguntan a un simpatiquísico alumno cuál había sido el medio en el que se había desarrollado la Campaña del Desierto. Después de pensar no demasiado el chico contestó muy seguro: el caballo. No entendió por qué lo aplazaron. Nunca supo que en la jerga propia de los libros de historia "medio" no tiene que ver con "medio de transporte" sino con espacio físico. La respuesta que se esperaba era "el desierto".
Francisca Lanail | 1/08/2005
Algunos ejemplos de paráfrasis del texto trabajado son los siguientes:

a) En nuestro país hay ocho o diez especies de yararás pero son muy parecidas entre sí salvo la yararacusú. La yararacusú se distingue de las demás yararás por su tamaño, fuerza, hermosura y poder mortal. Por eso se la considera la reina de las víboras argentinas. Las yararás no son las únicas víboras venenosas; también está la víbora de coral que es torpe y pequeña. Pero el número de estas últimas es pequeño en comparación con el de las yararás al punto que se puede afirmar con casi certeza que todo animal (salvaje o doméstico) u hombre muerto por mordedura de víbora fue atacado por una yarará.

b) En nuestro país la mayoría de las víboras venenosas son yarará salvo unas pocas víboras de coral que son pequeñas y torpes. Tanta es la diferencia en número que si encontramos un hombre o un animal doméstico o salvaje muerto por la mordedura de una víbora, estamos casi seguros que lo mordió una yarará. Las yararás se dividen en ocho o diez especies distintas pero esas especies se diferencias muy poco entre sí. La que sí se distingue a simple vista es la yararacusú que es la más grande, la más bella, la más fuerte y mortífera de las yararás. Por eso tiene un lugar de privilegio entre las víboras argentinas.

Algunos ejemplos de resumen de las paráfrasis anteriores:

a) Hay ocho o diez especies de yararás en la Argentina. De todas estas especies sólo se distingue la yararacusú que es la más bella y poderosa. Entre las víboras venenosas, aparte de las yararás hay unas pocas víboras de coral.

b) En la Argentina casi todas las víboras venenosas son yararás. Hay unas pocas víboras de coral. De las ocho o diez especies distintas de yararás sólo sobresale la yararacusú ya que las otras son muy parecidas entre sí. La yararacusú es la más fuerte y hermosa de todas.

Ejemplo de síntesis:

a) Las víboras venenosas de la Argentina son las yararás y las víboras de coral. Las primeras son mucho más numerosas que la segunda. La más importante de las yararás es la yaracusú.

b) La yararacusú es la yarará más importante de la Argentina. Las víboras venenosas de nuestro país son las yararás y unas pocas víboras de coral.

Acotando afirmaciones anteriores y otras yerbas.

a) En la primera parte de este ensayo sugerimos que las actividades relacionadas con estudiar, entender, aprender y razonar respetan un orden. En realidad, el proceso es más complejo. Hay un ir y venir del estudiar al entender y aprender. Con lo que entendimos y aprendimos volvemos al estudiar para profundizar, corregir, afinar las conjeturas intelectivas. También cuando razonamos, entendemos y aprendemos cosas nuevas: es decir, el razonar también es una forma de estudiar.

b) De igual manera podría entenderse que hay una sola paráfrasis para cada texto; en realidad hay tantas paráfrasis como idiolectos. Cada alumno podrá hacer la suya y un hablante suficientemente hábil lingüísticamente puede realizar varias paráfrasis de un mismo texto.

c) La técnica presentada, en forma parcial, no separa intelección de elocución. El esfuerzo por entender involucra el decir qué entendió pero para poder expresarse debe tener claro qué entendió.

d) La paráfrasis es una técnica muy usada por los buenos docentes. Es sabido que no se entiende de buenas a primeras en la primera vez que se oye una explicación. Por eso, es común que los buenos docentes repitan varias veces en sus clases las explicaciones pero organizándolas de maneras distintas o enfocándolas desde distintos ángulos. Al respecto, los alumnos caracterizan muy bien al mal docente cuando dicen que al pedirle una nueva explicación porque no entendieron la anterior el docente repite exactamente lo que dijo en la primera oportunidad. Si no entendieron la primera vez, ¿por qué habrán de entender la segunda? Lo que los alumnos piden es que lo explique de otra forma. Hay algo en la organización de la primera explicación o en la perspectiva que se tomó que dificulta la intelección por parte de los alumnos; luego hay que realizar una paráfrasis para intentar una perspectiva distinta.

e) La paráfrasis utilizada para entender un texto en realidad debe ser vista como los peldaños de una escalera. Cada escalón (paráfrasis) nos aproxima un poco más a la intelección del texto original y a la vez sirve para realizar una paráfrasis mejor.

f) Adrede no mencioné en todo el trabajo las dificultades sintácticas que presentarán los alumnos al escribir sus paráfrasis. No porque ignore el problema sino porque no quiero sumarlo como uno más. La intelección de un texto elaborado por un alumno no puede ser una adivinanza para el docente. Si la redacción es deficiente no puede realizarse una buena intelección. Luego, las tareas de enseñar a entender y a redactar corren parejas.

Por último, la tarea de entender un texto no es exclusiva de los alumnos sino que es parte del proceso de enseñanza-aprendizaje. Por ende, es tarea de todos los docentes, cada uno con su texto específico. Enseñar física es, en gran parte, hacer que el alumno entienda los textos que hablan de física y la peculiar ligazón entre ideas que es propia de las ciencias empíricas. Enseñar historia es enseñar a entender otro tipo de texto que habla de objetos determinados y de relaciones propias de la disciplina histórica.

Una breve anécdota para ayudar a entender el planteo: en un examen de historia de primer año le preguntan a un simpatiquísico alumno cuál había sido el medio en el que se había desarrollado la Campaña del Desierto. Después de pensar no demasiado el chico contestó muy seguro: el caballo. No entendió por qué lo aplazaron. Nunca supo que en la jerga propia de los libros de historia "medio" no tiene que ver con "medio de transporte" sino con espacio físico. La respuesta que se esperaba era "el desierto".
Gastos de envío
G R A T I S
Envíos España península para pedidos superiores a 49,90 euros (más iva) (condiciones)

Compartir en:

compartir FaceBook

  • Organización y animación de ludotecas
    El presente libro nos introduce en la realidad de estas nuevas instituciones educativo-recreativas, ayuda a conocer las ludotecas...
    13.00 €
  • ¿Quieres conocerme? Autismo
    Autismo pretende ser una herramienta que padres y profesores pueden utilizar para explicar a los niños que rodean a un niño autist...
    8.00 €
  • La danza
    ¡Descubre tu mundo con estos divertidos libros interactivos! Gira las ruedas, abre las ventanas y despliega las solapas para averi...
    5.95 €
  • Los 5 sentidos (Maletín)
    Juego compuesto por cincuenta fotografías sobre los sentidos distribuidas en: diez fichas-maestras con la fotografía de cada uno d...
    22.91 €

Síguenos en: Síguenos en Twiter | Síguenos en Facebook | Instagram | pinterest

Enlaces rápidos a temas de interés

BOLETÍN

RSS | XHTML | CSS
Mapa Web | Registro | Contacta
© Majo Producciones 2001-2020 - Prohibida la reproducción parcial o total de la información mostrada